Mi vocación

José, el justo varón

11.07.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

San JoséDios para venir al mundo no escogió el camino más fácil al querer que su Hijo fuera engendrado en el seno de una joven virgen prometida con José; con este compromiso, María y José eran según la ley mosaica casi un matrimonio. Con la decisión de José de repudiarla se corría el riesgo de hacer morir a la madre y el hijo que llevaba en su seno.

Suerte que José, que el Evangelio describe como un varón justo, es decir bueno, al ver a su prometida en espera de un hijo, ya que más pronto o más tarde iba a darse cuenta de la situación de su prometida sabiendo que el hijo que llevaba en su seno no era hijo suyo, si iba a hacer aplicar la ley mosaica iba a morir lapidada la joven María y el bebé moriría con la madre. Era la ley de la época.

Dios corre este riesgo. El Hijo de Dios al hacerse hombre queda sometido a las leyes de su tiempo. Toda la vida de Jesús queda bajo las mismas leyes y por consiguiente al querer de los hombres de su tiempo que al fin van a hacer crucificar a Jesús. José que ama a su prometida prefiere dejarla sin denunciarla para no llevar a María y al niño a la muerte.

En todos los tiempos encontramos hombres buenos que prefieren el silencio a la denuncia de llevar a una persona a la muerte. De esta forma José no estuvo a favor de la pena de muerte, porque la vida es un don de Dios que es el único que es dueño de la vida. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Sábado, 17 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031