Mi vocación

Hacer testamento vital

11.06.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Testamento vitalNos pasamos la vida corriendo, algunos van tan deprisa que no se dan cuenta ni de lo que sucede en su vida, hasta que un día algo se desbarata, trunca los planes propios o ajenos pero cercanos. Alguien cae enfermo, alguien quizás ya mayor, es su momento,… o alguien joven. La vida se complica, se nos hunde todo, perdemos la noción de muchas cosas y nos vemos obligados a detenernos. Pasan por nuestra mente miles de cosas al ver a esa persona que tanto queremos y que tantas cosas no le hemos dicho. Luego, por la situación del paciente, debemos tomar decisiones, ¿qué hacemos ante esas preguntas de los médicos? ¿Hasta cuándo el respirador? ¿Hasta cuándo tantas cosas que ni habíamos oído que existieran?

Es verdad que en general, en nuestro país, los médicos y todo el personal sanitario tiene una delicadeza que se agradece, se han superado los años del paternalismo y el consentimiento informado con sensibilidad y paciencia funciona, y funciona bien. Pero antes de llegar aquí, no podríamos parar, detener la vida, ante todo para disfrutarla, gozarla, saborearla, pero también para pensar en cosas esenciales que luego nos ayuden a vivir de otra manera momentos tan duros y difíciles. Son muchas las cosas a nombrar, pero ahora se me ocurre el plantearnos haber hecho testamento vital o documento de voluntades anticipadas. Hace bastantes años en Barcelona, se hizo un gran trabajo de concienciación por parte de la delegación de pastoral de la salud del arzobispado de Barcelona, luego llegaron propuestas desde el gobierno de la Generalitat, los ayuntamientos…

¿Qué es el testamento vital? El testamento vital es un documento en el cual una persona, de acuerdo con sus valores, manifiesta su voluntad sobre las curas de salud, por si llegado el caso, sufriese una situación en la que no se pudiese expresar. Así pues, dicho documento tiene como finalidad conocer, ante una concreta actuación médica, la voluntad del paciente en el caso de que no pueda en ese momento manifestarla, o bien para dejar designada a una persona que tome estas determinaciones en sustitución suya. Todo esto puede aliviar a la familia en momentos tan complicados de decisión.

Hay varios modelos, según los valores y maneras de cada uno. La Conferencia Episcopal Española ofrece este en su web:

A mi familia, a mi médico, a mi sacerdote, a mi notario:
Si me llega el momento en que no pueda expresar mi voluntad acerca de los tratamientos médicos que se me vayan a aplicar, deseo y pido que esta declaración sea considerada como expresión formal de mi voluntad, asumida de forma consciente, responsable y libre, y que sea respetada como si se tratara de un testamento.
Considero que la vida en este mundo es un don y una bendición de Dios, pero no es el valor supremo y absoluto. Sé que la muerte es inevitable y pone fin a mi existencia terrena, pero creo que me abre el camino a la vida que no se acaba, junto a Dios.
Por ello, yo, el que suscribe, pido que, si por mi enfermedad llegara a estar en situación crítica irrecuperable, no se me mantenga en vida por medio de tratamientos desproporcionados; que no se me aplique la eutanasia (ningún acto u omisión que por su naturaleza y en su intención me cause la muerte) y que se me administren los tratamientos adecuados para paliar los sufrimientos.
Pido igualmente ayuda para asumir cristiana y humanamente mi propia muerte. Deseo poder prepararme para este acontecimiento en paz, con la compañía de mis seres queridos y el consuelo de mi fe cristiana, también por medio de los sacramentos.
Suscribo esta declaración después de una madura reflexión. Y pido que los que tengáis que cuidarme respetéis mi voluntad. Designo para velar por el cumplimiento de esta voluntad, cuando yo mismo no pueda hacerlo, a _________________________ .
Faculto a esta misma persona para que, en este supuesto, pueda tomar en mi nombre, las decisiones pertinentes. Para atenuaros cualquier posible sentimiento de culpa, he redactado y firmo esta declaración.
Nombre y apellidos:
Firma:
Lugar y fecha:

Texto: Hna. Gemma Morató.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 17 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31