Mi vocación

De pie

13.04.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Lavar los piesDe pie es la actitud de servicio. Esta es la actitud de Jesús siempre dispuesto a prestar servicio e incluso a adelantarse sin que se lo pidan. Y en el evangelio leemos como pone algunos ejemplos como la del dueño que se pone a servir a sus siervos.

En el momento tan importante de la Última Cena Jesús se levanta de la mesa, se ciñe una toalla y se pone a lavar los pies a sus apóstoles. Lavar los pies en aquella época era un servicio que realizaban los esclavos. Jesús se pone en el rango de los más humildes servidores. Lo hace en plena conciencia y reclama la atención de los suyos del acto que acaba de realizar: “¿Entendéis lo que acabo de hacer? Vosotros me llamáis Maestro y Señor y tenéis razón porque lo soy. Pues sí yo, el Maestro y Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros” (Jn 13,12-13).

Así que la actitud de servicio, estar de pie, tiene que ser la tónica de los discípulos de Jesús. La comodidad no tiene cabida. Estar de pie, prontos a prestar servicio al que lo necesita, y no esperar que pidan ayuda, mejor adelantarse a la petición. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Martes, 25 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30