Mi vocación

Un nuevo día

27.11.17 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Salmo 139Encontré una oración que me hace pensar en la importancia de saber saborear el día que se nos regala, el que tenemos entre nuestras manos y pisan nuestros pies, hoy. Miremos verdaderamente con quién camino, quién late en mi corazón dando sentido a todo lo que vivo. En muchas ocasiones tenemos la sensación de que los días pasan rápido, el calendario va dejando atrás los meses, con tanto vivido, con sus alegrías, sus lágrimas, todo aquello que nos depara el ir viviendo. “Caminaré hoy en tu presencia, y sentiré que en cada paso estás; dando sentido a cuanto me rodea, para que en todo, sienta que Tú estás”. Que en este nuevo día lo podamos vivir intentando ser un poco más conscientes o dejarle entrar en nuestra vida, al Dios que sigue nuestras huellas porque camina junto a nosotros.

Ayúdanos Señor a no dejarnos atrapar por la rutina y aunque cueste, saber palpar todo aquello que cada día puedo vivir desde una mirada de fe. Cada día se nos presentan muchas situaciones donde podemos sacar mucho de bueno y si el día se presentó gris, ahí también podemos reconocer que precisamente no caminamos solos porque Alguien nos conoce, nos ayuda a vivir también lo menos bueno y nos ama. Busquemos al Señor y le encontraremos. Dejemos llenar el pozo de nuestro corazón de su Amor.

Adaptación del salmo 139

Me conoces cuando me siento
o cuando me levanto
de lejos percibes mis pensamientos
disciernes mi camino y mi descanso,
todas mis sendas te son familiares
Sabes lo que voy a decir
antes de que lo pronuncie…
Tú has creado mis entrañas,
me has tejido en el seno materno,
conoces perfectamente mi aliento
y te es familiar
cada surco de mi cuerpo.
Tus ojos veían mi embrión
cuando me iba formando en lo oculto
y entretejiendo
en lo profundo de la tierra,
En tu libro se escribían mis días,
mis lágrimas y mis risas,
mis luchas y mis descansos.
Señor, tú me sondeas y me conoces,
me conoces cuando me siento
o cuando me levanto,
cuando grito o cuando callo,
cuando sufro o cuando gozo.
Me conoces cuando amo
o cuando niego,
cuando rezo
o cuando te doy la espalda,
cuando acaricio o cuando hago daño.
Señor, tú crees en mí
más que yo mismo.

Texto: Hna. Ana Isabel Pérez.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 18 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031