Mi vocación

Moisés, el fugitivo

15.11.17 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

MoisésMoisés, este hebreo, egipcio de adopción, huye de su familia adoptiva y de sus hermanos de raza.

Su fuerte temperamento le llevó a asesinar a un egipcio que maltrataba a un hebreo. Huye al desierto por temor a ser descubierto por el Faraón y éste le condenara por traidor. ¿Cuántas veces el temor nos hace huir? ¿Y cómo encontrar la paz en una tal situación? La soledad del desierto puede ser un remedio. Desierto, es decir encontrarse con uno mismo para encontrar la paz perdida.

Allí Moisés encontró a unas jóvenes que iban a dar de beber a las ovejas de su padre Reuel, sacerdote de Madián, pero unos pastores vinieron y las querían echar de allí. Entonces Moisés las defendió. Al llegar a su casa su padre les preguntó cómo es que habían regresado tan pronto. Ellas le dijeron que un egipcio les había defendido de los pastores y dio de beber a las ovejas. El padre de las muchachas dijo que fueran a buscar a este hombre y lo invitaran a ir a su casa. De tal manera que Moisés fue acogido siendo extranjero y vivió a las ordenes de su suegro ya que se casó con una de sus hijas.

>> Sigue...


Jueves, 14 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930