Mi vocación

“Estad en vela”

13.11.17 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

doncellas-neciasEsta semana pensaba en la fuerza que tiene el Evangelio de este domingo, el de las doncellas que tomaron sus lámparas mientras esperaban la llegada del novio. Y digo que tiene fuerza porque es una llamada directa y personal a cada uno de nosotros.

La presentación de este Evangelio puede resultar a veces confuso porque se espera una actitud por parte de las doncellas un tanto más fraterna, de compartir… pero analizando la situación se percibe que de la misma manera que la llamada de Dios es personal, la respuesta también lo es. Nuestra respuesta a Dios ha de ser personal, es intransferible, por ello compartir aceite no es posible ya que la esencia de la persona no puede perderse ni desvirtuarse, somos lo que somos y estamos preparados para la llegada del novio o no lo estamos. Toda esta escena nos la presentan como una celebración de bodas, de las fiestas más importantes de la sociedad de aquella época, pero fiesta que quiere representar al Reino de Dios.

>> Sigue...


Sábado, 25 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930