Mi vocación

Catalunya: rabia visceral o paz, oración y diálogo

10.11.17 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

DiálogoSer capaz de escribir algo desde la perspectiva eclesial de lo que vivimos en Catalunya es realmente un reto y hay que ser muy honrado y lúcido para no caer en hablar de sentimientos. Los sentimientos son importantes, reales, nos configuran como personas y humanizan, pero llevar un problema político al ámbito sentimental es peligroso y a veces, hasta manipulador, y desgraciadamente se ha hecho y se está haciendo desde distintos y variados estamentos.

La situación política y ahora judicial sobre Catalunya ha dinamitado puentes y roto lazos, me cuesta pensar que las cosas sean tan sencillas como para dar fácilmente la razón a unos sobre otros, sobre todo desde la fe en Jesús. Son varias las reflexiones que nos podemos hacer.

- Cada creyente y especialmente sacerdotes y religiosos somos hijos de una tierra y de un pensar, y nadie puede arrebatarnos la capacidad de expresión, pero a veces las opiniones personales, muy respetables, deben quedar por debajo del anhelo de sembrar paz y serenidad. Ojalá todos aquellos que tienen un cargo eclesial, forman parte de una comunidad o son destacados líderes en las redes sociales hagan primar la premisa de la paz, la oración y el diálogo antes que reivindicar sus ideales políticos o de hacer afirmaciones categóricas, que engrandecen a unos y empequeñecen a otros, que incitan a todos y envalentonan a unos y ridiculizan a otros. No es cuestión sólo de callar, sino de hacerse entender, presentar puntos de vista, compartir aquello que creemos que no está bien y plantear caminos de encuentro y por encima de todo, rezar y pedir oraciones.

>> Sigue...


Sábado, 25 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930