Mi vocación

¿Qué casa quiere el Señor que construyamos?

01.11.17 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Ladrillos“Francisco repara mi iglesia”, es lo que le pareció oír a San Francisco ante el crucifijo de la iglesia medio arruinada de San Damián, cerca de Asís. Él se puso manos a la obra a rehacer el techo de la pequeña iglesia. Más tarde comprendió que el Señor le pedía no reparar una iglesia de ladrillos, sino trabajar para reparar la gran Iglesia que es el pueblo de Dios.

Esta gran casa que es la Iglesia necesita muchos obreros que trabajen en la obra de la evangelización. Necesita de mis manos, de todas mis fuerzas para que la Buena Noticia llegue a todos los rincones de la tierra; es lo que nos dice el evangelio: “La mies es mucha y los obreros pocos”. También el rey David quería construir una casa para el Señor, puesto que el arca de la alianza estaba en una tienda y él vivía en un palacio. Pero el Señor por medio del profeta Natan le dijo que él era quien le construiría una casa durante el reinado de su hijo.

>> Sigue...


Sábado, 25 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930