Mi vocación

Tú me sondeas y me conoces...

17.07.17 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

SeñorEn nuestra vida seguro que tenemos presente algún libro que nos gustó, una canción que tocó nuestro corazón, un viaje soñado y disfrutado a tope, etc.... Todo ello lleva la huella de nuestras propias experiencias, momentos únicos e inolvidables vividos, incluso pueden hablarnos de algo que nos duele pero todo ello nos habla porque forma parte de lo que somos.

La riqueza y profundidad de los salmos es incalculable e inagotable, es la propia Palabra de Dios la que toca la propia vida, la que nos habla, sale a nuestro encuentro. Uno de los salmos que más me gusta, mejor dicho, que más saboreo y del que nunca me cansaré es el salmo 139 (138): "Señor, tú me sondeas y me conoces...". Leer y orar este salmo me lleva a ponerme delante de Dios sin corazas, despojada de todo porque su mirada de Amor atraviesa y conoce a la persona, llega a lo profundo, a lo verdadero, no hace falta más, sobran las palabras.

En las relaciones humanas podemos llegar a estrechar lazos con personas a las que sólo una mirada nos habla, sabemos del otro, nos conocemos y ello no se hace de la noche a la mañana sino que se hace caminando, dándose la mano en las buenas y en esos momentos en los que también se pasa mal, se llora pero sabes que lo que te une es verdadero y eso es muy difícil de explicar porque es la propia experiencia del Amor, de confiar, de darse, de estar disponible a salir de uno mismo e ir al otro porque forma parte de mi vida, me importa mucho más de lo que yo mismo imagino y sé que está. Dios camina en nuestra vida, sólo hace falta que sepamos reconocerlo, dejarle caminar con nosotros. Acompaña nuestros pasos, es nuestro compañero de viaje, no se aleja porque está siempre presente. Dejemos que su presencia inunde nuestra vida.

"Señor, tú me sondeas y me conoces; sabes de mi vida más que nadie; lo sabes todo. Cuando me siento, allí te tengo; cuando me acuesto, allí estás; donde quiera que esté, tú te haces siempre presente. Cuando voy de camino, cuando corro, cuando descanso; cuando huyo de mí mismo buscando lo que no encuentro; cuando llamo a una y otra puerta y todas se me cierran, donde quiera que vaya o huya, allí presente estás tú. Tú conoces mis pensamientos, tú sabes de mis deseos y mis confusiones, tú estás al tanto de mis conflictos, tú sientes el dolor cuando quiero ocultarlo. Cuando la crisis me aprieta y me siento desesperado: cuando la prueba me golpea y me siento cansado y solo; cuando la alegría me desborda y la felicidad llama a mi puerta, en medio de mis días estás tú. Siempre tú; siempre tú vaya donde vaya; Tú presencia inunda mi vida y todo cuanto existe, porque todo lo llenas, todo lo vives, todo lo sabes. Te encuentro a mi lado, peregrino. Adapt. Salmo 138"

Texto: Ana Isabel Pérez.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 20 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930