Mi vocación

La fuerza del perdón

31.07.17 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

PerdónJosé traicionado y vendido como esclavo por sus hermanos, cuando él tiene un puesto privilegiado en Egipto, al encontrarse con ellos, no se venga, sino todo lo contrario sabe ver en ello la intervención de Dios que conduce la historia de los hombres, en ocasiones difíciles de descubrir, pero presente.

No es muy frecuente la reacción de este hombre que al encontrar a sus hermanos unos años más tarde, se alegra y conmueve de este encuentro (Gn 42). Hay quien espera año tras año la ocasión para vengarse del daño que una vez le ocasionaron y generalmente no va tan lejos como le ocurrió a José. Todos, seguro que conocemos casos de estos y por más que hemos intentado que la venganza deje paso al perdón, los ofendidos se mantienen en sus trece. Algunos dicen: Perdono pero no olvido. ¡Vaya perdón!

Tenemos que reconocer que el perdón no es fácil. Hay que orar mucho para que el Señor nos ayude a tener un corazón semejante al de Jesús: “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”, exclamó ante los verdugos que lo insultaban. Texto: Hna. María Nuria Gaza


El Señor libera

28.07.17 | 08:00. Archivado en Oración

Grandeza de DiosLo que canta el salmo 145, Jesús lo proclamó en la sinagoga de Nazaret cuando le entregaron el texto del profeta Isaías (61,1) que dice: “El Espíritu del señor está sobre mí, porque él me ha ungido, me ha enviado para dar la buena nueva a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad y a los ciegos la vista, para dar libertad a los oprimidos” (Lc 4, 18 -19).

Esta oración judía se inspiraba en el profeta Isaías, los salmistas eran buenos conocedores de las Escrituras. Es un canto al Dios poderoso y misericordioso que socorre al pobre y desvalido. Donde el hombre es negado en su dignidad ahí se hace presente Dios: “El Señor liberta a los cautivos, el Señor abre los ojos al ciego, el Señor endereza a los que ya se doblan” (V 8). La justicia, la gracia y la santidad son alabados por el autor (V 7, 8, 21).

Al terminar la lectura o mejor la meditación de este salmo podemos decir: Señor, tu grandeza no podemos ni tan sólo imaginar, es conmovedora tu humanidad. Por ello te alabamos y pedimos que nos concedas que nos asemejemos un poco a ti. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Otra mirada

26.07.17 | 08:00. Archivado en Vacaciones

Otra mirada“Como busca la cierva corrientes de agua, así mi alma te busca a ti, Dios mío; tiene sed de Dios, del Dios vivo: ¿cuándo entraré a ver el rostro de Dios?... Espera en Dios, que volverás a alabarlo: «Salud de mi rostro, Dios mío». ”(Salmo 41)

Si tienes ante ti la posibilidad de tomarte este verano un tiempo de descanso, seguro que bien merecido ante el ajetreo de las prisas cotidianas, de aquello que siempre nos urge más que compartir un tiempo con Dios, quizás es tu momento para detenerse y buscarle en tu vida con otra mirada. Si ahora no tienes en la cabeza mil cosas para hacer, disfruta del tiempo, es decir, de este día que tienes ante tus ojos, en que el reloj no te indicará el siguiente lugar a donde ir pero sí que puedes mirarlo y decirte: Sí, tengo tiempo para buscarle, hablarle, para apaciguar mi alma y encontrarme con el Dios vivo.

>> Sigue...


Cambiar de planes

24.07.17 | 08:00. Archivado en Amistad

planQué fácil nos resulta mirar en nuestra agenda lo que ya de antemano tenemos organizado, controlado, pero no hay ningún apartado para las ocasiones en que se nos cambian los planes y suerte de ello. ¡Hoy se me junta todo! Así fue lo que le contesté a una amiga que me invitaba a quedar con ella justamente en un día que según mis planes tenía muchas cosas, claro está que no estaba en la agenda, aunque rápidamente le dije que sí, una muy buena opción el compartir con ella.

El encuentro con el otro te hace salir y cambiar de planes. Qué bueno es que nos ayuden a salir de nuestra organización y dejar margen a priorizar o vivir lo que se nos presenta inesperadamente. Es cierto que hay días que se junta todo porque quizás mañana me hubiera ido mejor quedar con ella o también hubiera ido más tranquila, quien sabe, pero la vida como siempre es ahora, porque es ahora que respiro, porque es ahora que puedo responder a la llamada que el otro me hace y ya vino a mi encuentro. Es importante estar alerta a cuando la gente se nos acerca, también con los que comparto diariamente, no es sólo para quedar en plan tranquilo, agradable, de amistad sino el saber prestar atención a tantos momentos como sabemos que muchas veces se nos escapan de nuestras manos, porque es cierto que también vamos a nuestra bola, a lo nuestro sin percibir al otro y a veces es en lo más sencillo como un saludo, una mirada, una llamada, etc., precisamente eso se hace invisible a nuestros ojos.

>> Sigue...


A solas con Dios

21.07.17 | 08:00. Archivado en Oración

OrarLa experiencia de disfrutar y saborear la Palabra es lo que llamamos oración. Muchas veces no creemos que somos capaces de hacer oración y resulta que el mero hecho de buscarla, ya se convierte en oración sincera. Si se le busca una utilidad… no sé si podríamos hablar de algo concreto de para qué sirve la oración, pero sí que podemos decir que la oración más que para qué sirve hay que pensar en que la oración hace y construye la persona.

Un corazón que está tocado por la Palabra termina siendo un corazón orante, decía Mazariegos en uno de sus libros, es decir, llega a ser un corazón en comunicación amorosa con Dios.

Los momentos de silencio, de búsqueda de Dios, son los que acaban siendo los más importantes en la vida de la persona, aunque no haya sentido nada “celestial”, sí que ha realizado el esfuerzo, e incluso el silencio ha sido capaz de hablar. Por eso, la oración es un camino de búsqueda, de encuentro y de peregrinación hacia el Absoluto, hacia algo que sale fuera de nosotros pero que sabemos y sentimos que está cerca.

>> Sigue...


Mosul, liberada y devastada

19.07.17 | 08:00. Archivado en Medio Oriente

MosulLeo en La Vanguardia este titular: "Mosul, liberada y devastada". ¡Qué tristeza! Ver la situación en que ha quedado estad ciudad del norte de Iraq dan ganas de llorar. Por más de que se haya liberado de las urdes del Estado Islámico, una se pregunta cuantos años van a tardar en ponerla en pie.

Es en esta ciudad, donde llegaron mis hermanas, Dominicas de la Presentación, en 1873. Ya no era como la conocí en 1987 pero conservaba muchos rincones que todavía tenían el encanto de una antigua ciudad: calles estrechas, pequeños edificios en los que sobresalía la cúpula de la Iglesia de los Padres Dominicos. Contiguo a la cual se encontraba el cementerio latino en el que reposaban nuestras hermanas, algunas de ellas muy jóvenes. La malaria les había arrebatado a la vida a los 23, 25 y 27 años. Murieron heroicamente al servicio de la Caridad. Algo que siempre me ha impresionado es que morían unas, y la superiora general no dudaba en enviar a otras hermanas jóvenes que estuvieran dispuestas a ir en tierra de misión.

>> Sigue...


Tú me sondeas y me conoces...

17.07.17 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

SeñorEn nuestra vida seguro que tenemos presente algún libro que nos gustó, una canción que tocó nuestro corazón, un viaje soñado y disfrutado a tope, etc.... Todo ello lleva la huella de nuestras propias experiencias, momentos únicos e inolvidables vividos, incluso pueden hablarnos de algo que nos duele pero todo ello nos habla porque forma parte de lo que somos.

La riqueza y profundidad de los salmos es incalculable e inagotable, es la propia Palabra de Dios la que toca la propia vida, la que nos habla, sale a nuestro encuentro. Uno de los salmos que más me gusta, mejor dicho, que más saboreo y del que nunca me cansaré es el salmo 139 (138): "Señor, tú me sondeas y me conoces...". Leer y orar este salmo me lleva a ponerme delante de Dios sin corazas, despojada de todo porque su mirada de Amor atraviesa y conoce a la persona, llega a lo profundo, a lo verdadero, no hace falta más, sobran las palabras.

>> Sigue...


Tu hijo único

14.07.17 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

AbrahamAbrahán, al amigo de Dios, al cual éste había prometido una descendencia numerosa, después de haber esperado muchos años el heredero de la promesa, Dios le pide algo inconcebible: “Toma a Isaac, tu único hijo, al que tanto amas, y vete a la tierra de Moria. Una vez allí, ofrécelo en holocausto sobre el cerro que yo te mostraré” (Gn 22, 2).

Con qué dolor este anciano padre debió coger a su hijo para ofrecerlo en sacrificio al Dios de la promesa. Pero él no protesta a tal petición. Se pone en camino con su hijo hacia el lugar señalado. Tres días de camino tuvo que hacer hasta encontrar el lugar indicado. Estos días le debieron parecer, al patriarca, interminables. ¿Por dónde debían correr sus pensamientos durante este camino?

>> Sigue...


¡Un rey montado en un pollino!

12.07.17 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

JesúsNo sé qué pasaría si ahora nos anunciaran: ¡Llega el rey! y viéramos a un personaje que aparece montado en un asnillo (Cf. Za 9,9-10).

Las expectativas de Israel eran con frecuencia esperar un Mesías fuerte y poderoso que liberaría el pueblo de la dominación extranjera. Sin embargo, los profetas con frecuencia anunciaban que el rey que liberaría a su pueblo sería un mensajero de paz y justicia (Is 9, 5-6), portador de luz y alegría (Is 9, 1-2), de reconciliación y de convivencia pacífica (Is 11, 6-10).

Jesús rompe todas las expectativas de su pueblo. Él es rey y lo afirmó ante Pilato cuando éste le preguntó: “¿Así que tú eres rey?” Jesús le respondió: “Tú lo dices, soy rey” (Jn 18, 37). Pilato quedó desconcertado por la respuesta de Jesús y seguramente por la serenidad con que afirmaba que era rey. Era un rey muy distinto de lo que en aquel entonces y aún ahora se tiene como concepto de rey. Es un rey que no domina sino que libera. Un rey que quiere la paz a toda costa. Un rey que no es de este mundo. Si los reyes y gobernantes de este mundo fueran un poquito como él, otro gallo nos cantara, como reza el dicho popular.

>> Sigue...


Mantener la llama encendida

10.07.17 | 08:00. Archivado en Vocación

llama-encendidaAcababa de encender una vela y encontré este texto que me ayudó a orar y a pensar en la importancia de mantener la llama encendida de aquello en lo que creemos, lo que llevamos dentro de nosotros mismos, del motor de nuestra propia vida. Hay momentos en que no es fácil pero siempre vale la pena hacer una mirada hacia todo aquello bueno que hemos tenido la gracia de vivir y por supuesto, en el hoy de nuestras vidas.

Hace un tiempo escribí lo siguiente: “…Mis primeras palabras cuando inicié la aventura de la vocación a la vida religiosa fueron: “Yo soy un proyecto de Dios”; era como un decir, “nada hay hecho, intuyo algo en construcción y algo grande que me ha abordado en mi vida, abriendo otra Vida”. Estas palabras se han ido llenando de sentido a lo largo de los años. Aquél primer día que respondí SÍ a la llamada de Dios a seguirle en la vida religiosa fue el inicio oficial de un querer abrirse a la acción de Dios en mi vida siendo fiel como Dominica de la Presentación. Desde mi vida hoy, aquél día lo significó todo, la alegría, la ilusión, la fuerza para coger la maleta y embarcarse hacia lo desconocido, empujada por Él, vivido desde la fe, puestos los ojos en el Señor; por otra parte, se hizo presente el dolor, las lágrimas por dejarlo todo, lo mejor, mi gran riqueza, mi familia, mi tierra, ¡qué locura! Sí, viví el “Sal de tu tierra”, un desgarro interior, conducida por el Señor. Lo que amo lo dejo por el Señor. Allí no estaba sola, Alguien me sostuvo y se hizo presente, por pura gracia de Dios inicié su proyecto en mi vida y juntos emprendimos la marcha….”. Una marcha que continúa en sus manos y sin duda, desde su gracia. Todo ello me lleva a continuar dando gracias a Dios en este caminar hoy como Dominica de la Presentación. El camino no siempre es fácil pero seguimos queriendo mantener la llama encendida.

>> Sigue...


Tan tramposo como él

07.07.17 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

mentirasTodos tenemos presente la historia de los dos hijos de Isaac: Esaú y Jacob. Cuando Jacob recibió la bendición de su padre su hermano se puso furioso y Jacob tuvo miedo de que Esaú lo matara. Así que huyó hacía Harán, a casa de su tío Labán. Jacob se enamoró de Raquel, la hija menor de Labán y por ella trabajó siete años. Al término de lo establecido, Jacob reclamó a su tío que le diera a Raquel como esposa. Pero Labán en vez de Raquel le dio a Lía, la hija mayor. Al día siguiente Jacob se dio cuenta del engaño y dijo a su tío cómo le había hecho una tal cosa. A lo que el padre de las mujeres dijo que primero era costumbre dar la hija mayor en matrimonio. Que si quería la menor se la daría a condición de que trabajara otros siete años por ella. Jacob accedió a la propuesta por el gran amor que sentía por Raquel.

De tal modo que el mentiroso fue traicionado por uno más tramposo que él. Moraleja: ir siempre con la verdad. Ya dice el refrán que se pilla más rápido un mentiroso que un cojo. Texto: Hna. María Nuria Gaza


¿Qué es el hombre para que te fijes en él?

05.07.17 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

senor-mio-y-dios-mioEn el salmo 143 se inicia con una bendición dirigida al Señor que adiestra a los guerreros en el combate: “Bendito el Señor mi roca que adiestra mis manos para el combate” (v 1). Siempre, cuando tenemos los salmos entre las manos, hay que pensar que nos encontramos en edades pretéritas en las que Jesús no había proclamado la ley del amor: “Amaos los unos a los otros”, y que Pablo en su primera carta a los corintios reafirma: “Si hablo las lenguas de los hombres, y aún las de los ángeles, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que retiñe” (v 13, 1). Es decir que si no hay amor, todo es hueco

Este salmo es muy posible que se refiera a un rey de Israel que antes de partir para la guerra eleva su oración a Yahvé. Dice que el Señor es su bienhechor y su alcázar, su refugio y su escudo. Es como si quisiera recordar los beneficios que él le ha concedido en otras épocas. “Mi bienhechor, mi alcázar, mi baluarte donde me pongo a salvo, mi escudo y mi refugio, que me somete los pueblos” (v 2).

En una lectura cristiana podemos interpretar la lucha contra los enemigos como las fuerzas del Maligno que continuamente nos acometen para arrastrarnos hacia el mal. Siempre tenemos que estar alerta porque en muchas ocasiones el diablo se nos presenta con piel de cordero.

>> Sigue...


La vid

03.07.17 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

VidMuchos siglos antes de Cristo la cuenca del Mediterráneo cultivaba la vid y generaba sus derivados: vino, vinagre, uvas pasas. Y algunas veces también su zumo provocaba la embriaguez como le ocurrió a Noé: “Noé comenzó a cultivar la tierra, y plantó una viña. Un día Noé bebió vino y se emborrachó, y quedó tendido y desnudo en medio de su tienda” (Gn 9, 20).

El fruto de la vid servía para el culto en los sacrificios de libaciones de los dioses; derramaban también vino sobre las tumbas como garantía de inmortalidad para los muertos. Salomón lo usó como moneda de pago, como se hacía comúnmente en la antigüedad; “Prepárame gran cantidad de madera, ya que el templo que voy a construir tiene que ser grande y maravilloso. Ten en cuenta que daré como provisiones para tus trabajadores, los leñadores que corten la madera, cuatro millones cuatrocientos mil litros de trigo, igual cantidad de cebada, cuatrocientos cuarenta mil litros de vino y oros tantos de aceite” (2 Cron 2, 9-14).

>> Sigue...


Lunes, 20 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31