Mi vocación

Pilas cargadas

07.09.16 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Nuevo cursoEl tiempo pasa rápido y ya el verano va llegando a su fin. Algunos hemos tenido el regalo de tener un tiempo de descanso, de estar con la familia, los amigos, la comunidad, etc.... Todo ello vivido en un ambiente más relajado, sosegado, de tranquilidad, en el que hemos cargado las pilas para reemprender nuevamente el trabajo allá donde estemos.

En estos días, al encontrarme con las personas con las que trabajo, la palabra que más he escuchado ha sido “con las pilas cargadas”. Se ha disfrutado de un tiempo para descansar y desconectar. Se nota en los rostros ese descanso y da alegría el volverse a ver. Se empieza a organizar el curso escolar, con ganas, con ilusiones, expectativas…nos ponemos en marcha. Un nuevo tiempo que nos deparará nuevas experiencias, encuentros, momentos alegres y quizás otros menos agradables pero en todo lo que vivimos día a día, hay Alguien que permanece a nuestro lado, en nuestra ruta. Dios está con nosotros, nos ayuda a llevar la mochila incluso cuando la carga nos parece demasiado pesada. Ojalá que lo reconozcamos en nuestra propia existencia, en nuestro día a día. “Conservad la presencia de Dios en todas vuestras acciones” (Marie Poussepin).

En el horizonte está todo aquello que iremos viviendo a lo largo del año, estamos abiertos a lo que vendrá incluso con sus sorpresas, pero Dios nos invita a vivirlo desde el Amor y sólo desde ahí puede permanecer cada caricia que humaniza el mundo.

>> Sigue...


Viernes, 22 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Septiembre 2016
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930