Mi vocación

Temor y acción de gracias

30.05.16 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Salmo 58Dice el P. F. Dubois, o.p., que “los salmos dan miedo, o simplemente es que los desconocemos. El Antiguo Testamento esconde algunos de los más bellos textos de la Biblia. Después de haber frecuentado la capellanía de las cárceles, experimenté hombres y mujeres que encontraron la fuerza de levantarse con la lectura y la meditación de los salmos”. ¡Los salmos hacen vivir! Consuelan, pacifican, levantan los ánimos, liberan.

Es cierto. En el salmo 58 tenemos un ejemplo de esto. El salmista se lamenta de los hombres poderosos que le acosan todo el día (v 4). Esto es lo que es lo que hacían los fariseos que espiaban a Jesús para poderle acusar. “Mira como sueltan la lengua, sus labios son puñales. ¿Quién nos oye?” (v 8).

>> Sigue...


Contradicciones

27.05.16 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Caña azucar

En La Vanguardia del 23 de mayo leo en “Historias del mundo” el legado esclavista de la universidad de Georgetown, élite de los jesuitas, que se financió para subsanar los apuros económicos que sufría con la venta de 272 esclavos en 1838. Entre ellos había una joven madre con un bebé de dos meses. Estos esclavos procedían de donaciones de familias ricas. Ciertamente eran otros tiempos, hoy tales actos nos provocan repulsa. Por suerte tengo una experiencia muy distinta de los jesuitas a la de esta universidad de Estados Unidos.

Cuando estuve en Bolivia, me quedé impresionada al ver en un mapa del país que en cierto punto las carreteras desaparecían y señalaban: hacia las misiones jesuíticas. Pues en esta parte de la selva boliviana tuve la experiencia personal de la entrega generosa de varios sacerdotes jesuitas que luchaban acérrimamente para defender los intereses de los indios guaraníes. Estos son gentes que viven con muy pocos recursos y que para tener algún dinero se contrataban ir a la zafra, (recolección de la caña de azúcar) que perjudica las vías respiratorias y provoca problemas renales.

>> Sigue...


La cananea

25.05.16 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

CananeaMe gustaría ser este cachorro del que habla la mujer cananea que se alimenta de las migajas de pan que caen de la mesa de su amo (Mt 15,21-28). Una migaja de tu palabra, Señor, basta para alimentar la migaja de mi fe; una migaja de tu mirada, Señor basta para darme ánimo de continuar el camino no siempre fácil. Una migaja y nada más. Quisiera ser de estos cachorros que saltan y juegan bajo la mesa de los comensales esperando que les caiga un hueso de pollo o una corteza de pan.

>> Sigue...


Señor, haznos buenos

23.05.16 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

BondadEl Señor es bueno para los hombres de corazón sincero, canta el salmo 124.

Fray Pascal Marin comenta: “El poder, saber gloria, prestigio, dinero; son ídolos que seducen y reducen a esclavitud. Exigen la sangre de sacrificios humanos y no cumplen jamás las promesas que han hecho a sus fieles seguidores”.

El autor de este salmo tiene horror a los ídolos: “No pesará el cetro de los malvados sobre el lote de los justos; no sea que los justos extiendan su mano a la maldad” (v 3). Y es que la tentación de seguir el mal camino nos acecha constantemente. En Israel, pueblo sometido a poderes extranjeros, el peligro era muy fuerte, pues con frecuencia se veían, por ejemplo, a los cobradores de impuestos enriquecidos a causa de oprimir al pueblo y éste podía verse inclinado a hacer otro tanto.

La aspiración del salmista es: “Señor, concede bienes a los buenos, a los sinceros de corazón; y a los que se desvían por sendas tortuosas que los rechace el Señor con los malhechores” (v 4-5). Ahí aparece la justicia remuneradora de la cual estaba muy imbuida la teología judía. Su salvación estaba condicionada a arrepentirse de sus malas acciones.

Podríamos terminar la lectura reflexiva de este salmo con la siguiente oración: No dejes, Padre, que nos desviemos por sendas tortuosas; haznos buenos y sinceros de corazón para que habitemos en la tierra en que Tú te manifiestas, para que quedemos injertados en Cristo Jesús, que vive y reina por los siglos.


Tengo fe, pero dudo

20.05.16 | 08:00. Archivado en Fe

FeEl padre del muchacho que estaba enfermo o poseído –no vamos a entrar en discusión sobre el asunto- (Mr 9,14-29) hace una declaración sincera sobre su estado de ánimo: “Tengo fe, pero dudo. Ayúdame a creer más”. Reconocer nuestros límites es lo que gusta al Señor. No podemos presentarnos ante Dios con una careta porque él sabe lo que hay en lo más hondo de nuestro corazón. ¿Cómo vamos a esconder nuestra realidad? Sería ridículo. El Señor está dispuesto a ayudarnos si nos presentamos ante él con humillad, con sinceridad y necesitados de ayuda pues sino reconocemos nuestros límites, ¿cómo podrá ayudarnos?

>> Sigue...


Notre Dame de l’Heure (Nuestra Señora de la Hora)

18.05.16 | 08:00. Archivado en Medio Oriente

MossulUna información dada por el Patriarcado de Babilonia de los Caldeos dice que la iglesia de Mosul que pertenece, o quizás es mejor decir que pertenecía, a los Padres Dominicos, construida en el año 1870 y en la que en su torre tenía un reloj que había ofrecido la emperatriz Eugenia, esposa de Napoleón III, fue detonada con explosivos por los yihadistas el pasado 24 de abril.

En el patio de la iglesia había una imagen de la Virgen donde cristianos y también musulmanes, que son muy amantes de María, la Madre de Dios, iban a poner a sus pies sus necesidades. La iglesia era conocida como Nuestra Señora del Reloj o de “La Hora”. A la salida de la iglesia existía un pequeño cementerio católico, donde estaban enterradas nuestras primeras hermanas enviadas en misión a Mesopotamia el año 1873. Las enfermedades, especialmente la malaria, se llevaba a la tumba religiosas en la flor de su juventud.

>> Sigue...


El Señor ha hecho en mí grandes cosas

16.05.16 | 08:00. Archivado en María

MariaCuando María de Nazaret tuvo conocimiento de que su prima Isabel iba a ser madre fue aprisa a visitarla. Al encontrarse con su prima Isabel, luego de saludarse la anciana futura madre y la joven futura madre, ésta recibe el elogio de ser feliz por haber creído en las cosas que el Señor le ha hecho saber. María exclama que el Señor ha hecho en ella grandes cosas. Y, ¿qué mayor grandeza que ser la madre del Mesías prometido? Con la sencillez de los niños no niega la gracia de lo que ha de realizarse en ella, pero no se atribuye los honores a sus méritos sino por puro don del Todopoderoso. Y desgrana una serie de sentencias en el cántico que la Iglesia tiene en tanta estima: El Magníficat. Este canto que el cardenal Eduardo Pirineo presentaba como un canto tremendamente revolucionario, y no es para menos: Desbaratar los planes de los arrogantes, derribar del trono a los poderosos y ensalzar a los humildes, llenar de bienes a los hambrientos y despedir a los ricos con las manos vacías (Cfr. Lu 1, 46-55).

>> Sigue...


Una tarde en el Cenáculo…

13.05.16 | 08:00. Archivado en Fe

CenáculoEl haber tenido la gracia de vivir unos años en Jerusalén, en las raíces de nuestra fe cristiana, en la tierra de Jesús de Nazaret, me dio la posibilidad y el gozo, de vivir celebraciones litúrgicas inolvidables, en las que pude participar pisando los lugares santos y disfrutando de todas ellas. Una de las más significativas, fue siempre la de participar, cada año de los que viví allí, en las II vísperas del Domingo de Pentecostés con los franciscanos (custodios de Tierra Santa; es.custodia.org) en el cenáculo. Pensar en ello, recordarlo, hacerlo presente me llena, alegra el corazón, da fuerza y ¡hay nostalgia! Fue un regalo enorme e inexplicable espiritualmente, la experiencia de vivir una tarde en el cenáculo el día de Pentecostés y también en otras tardes donde pude rezar en ese lugar, en el silencio que habita el alma. Lo vivo y saboreo ahora como acción de gracias, por tanto recibido junto a mi Señor, especialmente en Tierra Santa.

>> Sigue...


Un cambio gramatical

11.05.16 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

DarUn sacerdote jesuita comentaba que invirtiendo el orden en los pronombres personales, y poniéndolo en práctica, la vida de nuestra sociedad tendría mejor salud. Así pues, en vez poner delante el yo tendríamos que poner el él. No yo el primero sino los demás primero y yo, en último término. Como cambiaría la vida si pensáramos más en los otros que en uno mismo.

El egocentrismo es perjudicial para los otros y también para sí sismo. Estar centrado en uno acarrea un sinfín de contratiempos, nos hace egoístas y hasta hace caer en la misantropía, con la cual uno no se siente bien en el trato a los demás. Estos contravalores son opuestos a la caridad cristiana que nos invita a estar pendientes de los otros. Pensar en los demás nos hace felices porque se cumple aquello de que se es más feliz dando que recibiendo. Este es el ejemplo que nos dio el Hijo de Dios al venir al mundo, nos amó hasta el extremo de dar la vida para que nosotros tengamos vida y vida en abundancia.

Si queremos ser discípulos de Jesús, es decir cristianos de nombre y de hechos, tenemos que seguir su ejemplo de darse a los demás, así cumpliremos su mandamiento de amarnos unos a otros. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


La Ascensión

09.05.16 | 08:00. Archivado en Fe

La Ascensión La Ascensión del Señor cambió la perspectiva de los apóstoles al ver que subía al cielo, nos narra el evangelio de Lucas (24,50-53), y también de diversas maneras los otros evangelios, que los discípulos volvieron a Jerusalén llenos de alegría. Así pues, ver subir al cielo a su Maestro y Señor no les causó tristeza sino todo lo contrario.

Desde la resurrección de Jesús, la actitud timorata de estos hombres al ver a Jesús preso y crucificado cambió completamente. Ahora los vemos alegres ir al templo alabando el Señor. Ya no permanecen con puertas cerradas, tristes y llenos de dudas. Sí que se reúnen en el cenáculo, pero ahora para orar y esperar el Espíritu Santo prometido en compañía de las mujeres y María, la madre de Jesús. Éste Espíritu les dará fuerzas para ir hasta los confines de la tierra para anunciar la Buena Nueva (Hch 1,11). Es el Espíritu que todos los católicos hemos recibido en el bautismo y de una forma más plena en la confirmación.

>> Sigue...


Un salmista contemplativo

06.05.16 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

BellezaEl salmo 103 es un salmista contemplativo, en sus primeros versos dice: “¡Dios mío qué grande eres! Te vistes de belleza y majestad” (v 1). Este autor queda admirado por la grandeza del creador que se plasma en la creación. Y ya casi al fin de su poema expresa: “Cuantas son tus obras, Señor, y todas las hiciste con maestría” (v 22). En el libro del Génesis leemos en el relato de la creación que todas las cosas que Dios creaba eran buenas: “Y Dios vio que era bueno”.

Lamentablemente en la actualidad no queda tiempo para admirar la belleza de lo creado, la vida para muchos es muy acelerada y un tanto rutinaria y no queda tiempo para admirar la belleza de una salida de sol o para admirar la finura de una pequeña flor del campo. Esto es lo que supo captar San Francisco de Asís en su cántico a las criaturas: “Alabado seas, mi Señor. En todas tus criaturas, especialmente en el hermano sol, por quien nos das el día y nos ilumina. Y es bello y radiante con gran esplendor, de ti, Altísimo, lleva significación”. De este modo recorre a todo lo creado para dar una alabanza al Dios creador.

>> Sigue...


Resucitar en el amor

04.05.16 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

“Si hemos muerto con Cristo, confiamos en que también viviremos con él. Sabemos que Cristo, habiendo resucitado, no volverá a morir. La muerte ya no tiene poder sobre él. Pues Cristo, al morir, murió una vez por siempre respecto al pecado; pero al vivir, vive para Dios. Así también vosotros consideraos muertos respecto al pecado, pero vivos para Dios en unión con Cristo Jesús” (Ro 6, 8-11).

PerdónTeniendo estas palabras de San Pablo en mente, ¿por qué la violencia y el odio nos arrastran a enfrentarnos contra el prójimo? Todos conocemos rupturas entre los miembros de una misma familia, entre matrimonios, entre un superior autoritario y exigente y su empleado. Con estas actitudes el corazón del hombre queda herido, no le es fácil el perdón y revive los hechos con dolor. Pierde la confianza que había puesto en estas personas: Se ha roto la fraternidad y con ella cerró la puerta de su corazón, su vida cae en una tremenda penumbra. Ya no encuentra gusto a la vida.

>> Sigue...


Te seguiré, Señor

02.05.16 | 08:00. Archivado en Vocación

te_necesitoEn alguna etapa de nuestra existencia, nos llega el momento de elegir un camino, o bien de tomar una opción de vida. Hoy hablé con una sobrina de ocho años y me dijo: “Tita, yo no seré monja”. El que me dijera eso me cogió de sorpresa y me reí, pero también hace unos años yo decía lo mismo “yo no seré monja” y ahora camino con el Señor, así que nunca digas de esta agua no beberé. Quizás tengamos claro que no será nuestra opción de vida pero también Dios nos sorprende cuando menos lo esperamos o mejor dicho, creo que cuando es el momento para responderle: “Te seguiré, Señor”. Es poner la mirada en Alguien que te habla al corazón, que toca tu vida y confías desde ese primer encuentro con Él, en vivirla cada día de tu existencia a su lado, es confiar en quien te ha llamado. Es tener la mirada puesta en el horizonte de Dios, su Amor y proyecto de vida en su seguimiento va más allá incluso del mar que puedes contemplar ante tus ojos, es un nadar hacia la vida eterna.

Hoy en día, es una realidad palpable que cuesta el compromiso a largo plazo, ¿para toda la vida? También es una realidad la falta de vocaciones, los números disminuyen pero confío en que el Señor nos saque de números rojos si se da el caso. Me gustaría mirar hacia atrás y ver a jóvenes entrar en mi Congregación. Cada uno barre para su casa porque es lo que conoce y ama, pero lo importante de verdad, sería ver a jóvenes que no tuvieran miedo a poner sus vidas en manos del Señor, tanto en la vida sacerdotal como religiosa o contemplativa, a decirle “Te seguiré, Señor”. A confiar en la persona de Jesús de Nazaret, nuestro camino, verdad y vida.

>> Sigue...


Miércoles, 23 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2016
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031