Mi vocación

Fundamentos sólidos

23.01.19 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

rocaoarenaEl capítulo 7 de San Mateo nos narra como el hombre previsible construye su casa sobre roca. La lluvia cayó, el viento sopló fuerte contra la casa pero no se derrumbó porque estaba construida sobre roca. Pero el que no escucha mis palabras se parece al hombre que construyó su casa sobre la arena. Cayó la lluvia, el viento sopló fuerte contra la casa y ésta se derrumbó porque estaba construida sobre la arena.

La parábola puede dar miedo. ¿Y si mi casa está construida sobre la arena que va a ocurrirme el día del juicio? Por esta razón hay que estar atento a las palabras de Jesús. Sus oyentes quedaban atónitos al escuchar su discurso porque enseñaba como alguien que tiene autoridad, no como los escribas. En el último día veremos cuál ha sido la buena construcción: ¿La que se apoya sobre roca (Jesús) o sobre arena? Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Que ruido hace el miedo

21.01.19 | 08:00. Archivado en Fe

Jesús está en la barca agitada por el viento pero ni el ruido de las olas que se lanzan con furia contra la barca hacen despertar a Jesús que cansado duerme tranquilamente. El grito desesperado de los apóstoles le sacan de su descanso: “Maestro despierta que perecemos”. Él se levanta por el grito angustiado de sus discípulos que hacen más ruido que la tempestad. El miedo es un ruido que no se puede razonar y hace que Jesús se despierte. Esta es una realidad buena, cuando tenemos miedo Dios nos oye pero el miedo hace perder todo control y nos impide escuchar la dulce palabra de Jesús: ¡Calma!

Cuando tenemos miedo Dios escucha nuestros temores y viene en nuestra ayuda como en la tempestad calmada del lago. Nos basta con tener confianza en el poder de Jesús.


Sin perder la sonrisa

18.01.19 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Sonrisa

Llega un momento en la vida en el que hay que poner un punto a parte de muchas cosas. El inicio de año puede convertirse en inicio de algunas expectativas, de algunos cambios y de algunas promesas que pueden o no hacerse realidad. No quiere decir que haya que terminar con todo, simplemente, hay que empezar a buscar dentro de uno mismo y dentro del corazón el camino de donde procede la auténtica alegría.

Cultivar el amor es fuente de alegría, de sonrisas sinceras y de compartir sin miedo a intrusiones porque la sinceridad y la verdad van cogidas de la mano y ante ello es imposible sentir ningún tipo de miedo.

La autenticidad en una persona no es ser ingenuo frente a la vida sino ser valiente. Por eso dar su lugar al amor produce la verdadera alegría, sinceridad y autenticidad. Nuestro rostro ha de mostrar precisamente el amor que recibimos de Dios, el amor que nos tienen los otros y el amor que somos capaces de dar. Nuestro rostro ha de ser signo de lo que llevamos dentro y la sonrisa es la escritura más clara de la bondad de Dios, que perdura en cada ser humano. No perdamos esa sonrisa, aquella que habla de lo que tenemos en el corazón y de lo que podemos transmitir a los demás. Es posible que nuestra sonrisa provoque algunas otras… y alegre la vida de más de uno; únicamente por eso, merece la pena. Texto: Hna. Conchi García.


Qué bonita la vida

16.01.19 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

La vida"Qué bonita la vida" es el título de una canción que escucho a menudo, me ayuda y toca la vida misma, llena de tantas etapas, momentos que alegran y duelen, pero forman parte del caminar. Sí, ¡Qué bonita la vida!, la que tenemos en nuestras manos, la que Dios nos regala para vivirla, batallarla, hacer camino.

Si falta el aliento también forma parte del caminar, pero hay que remontar el vuelo porque vale la pena, siempre habrá más cosas buenas en la balanza para sonreír y gente con la que poderlo hacer. Si el momento presente nos cuesta, algo se nos está pidiendo para saber vivirlo. Hace algunos años, me marcó para bien una religiosa que siempre decía: “nadie nos quitará nuestra alegría”. Su vida era testimonio verdaderamente de una vida anclada en el Señor y de ahí la alegría que la habitaba. Ahí está la clave, en tener el barco bien anclado, en mirarle hoy un poco más y decirle nuevamente: ¡Sí, mi vida en tus manos Señor! Las piedras del camino hay que aligerarlas y coger el peso en su justa medida, aceptar situaciones pero sin que ello haga perder la alegría, continuar la ruta mirando al horizonte. Así quiero vivirlo en este hoy donde falta chispa pero no la certeza de que mi vida sigue estando en manos del Señor con el que quiero seguir caminando, qué bonita la vida contigo “Envía tu luz y tu verdad: que ellas me guíen…”.

>> Sigue...


Y Jesús seguía creciendo

14.01.19 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Jesús"Y Jesús seguía creciendo en cuerpo y mente, y gozaba del favor de Dios y de los hombres" (Lu 2,52).

Hace muchos años, cuando trabajaba en una guardería en un barrio periférico de Barcelona, me esforzaba en hacer comprender a los pequeños que Jesús, igual que ellos se iba haciendo mayor. No quería que guardaran la idea de Jesús siempre niño.

Un día, después de las fiestas de Navidad, habían quedado sin guardar unos adornos navideños. Uno de los pequeños dijo a otro: “Mira esto es un adorno del Niño Jesús”. A lo que el otro respondió: “No, del Niño Jesús no, ahora ya ha crecido y se ha hecho mayor, igual que nosotros que nos hacemos mayores”. Al oír esta respuesta pensé: Lección aprendida, ellos mismos se corrigen, ya no es necesario que yo intervenga.

Y es que los niños son como una esponja todo lo absorben, solamente hay que ser diestro en que atiendan cuando les explicamos. Hay que saber llamar su atención. Ahora me pregunto: aquel niño que respondió tan seguro, ¿habrá guardado en su corazón que Jesús crecía como ellos y ahora está a su lado en todos los momentos de su vida? Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Obreros de calidad

11.01.19 | 08:00. Archivado en Vocación

Buebn pastorCon frecuencia oramos para que el Señor envíe a su Iglesia obreros, pero muchas veces tendríamos que añadir que mande obreros de calidad. Recuerdo un párroco que decía que no hacían falta más vocaciones sino buenas vocaciones. Muchos cristianos no encuentran en sus pastores hombres dispuestos a perder su vida por el buen anuncio de la Palabra. “La mies es mucha y los obreros pocos”. Creo que tendríamos que añadir “los buenos obreros pocos”.

En tiempos de Jesús no faltaban los pastores. El problema se ceñía en que los pastores en vez de ocuparse por las ovejas se preocupaban de ellos mismos y como decía Jesús les gustaba ocupar las primeras plazas y hacerse ver por el pueblo, que les hicieran parabienes. Los malos pastores hacen que el rebaño se disperse y si aparece el lobo huyen y dejan las ovejas abandonadas a su suerte. Como dice el Papa Francisco, necesitamos pastores que huelan a oveja. Que escuchen las necesidades de los fieles, que se preocupen por sus problemas. De esta forma muchos fieles tendrán deseo de vivir como sus pastores. Esta es una gracia que tenemos que pedir a lo largo de todo el año. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


El secreto de la oración

09.01.19 | 08:00. Archivado en Oración

orarHablar de la oración es en muchos momentos hablar de la dificultad de centrarte por completo debido al ajetreo de vida, a las preocupaciones, a todo aquello que tenemos en la cabeza y el corazón que ocupan mucha parte del espacio sagrado de nuestra vida.

Creemos que fallamos por ello, pero lo que es cierto es que, “aprendemos de verdad la oración y el amor en el momento en que la oración se nos vuelve imposible y nuestro corazón se hace de piedra”, dice Thomas Merton. Si nunca hemos tenido distracciones, no sabemos lo que es orar, ya que precisamente esas distracciones nos están diciendo lo que verdaderamente es la oración.

>> Sigue...


El Mesías

07.01.19 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

MesíasCuando una madre trae un hijo al mundo llora y ríe a la vez. Es dolor y alegría. En nuestra vida ocurre igual, momentos de gozo, momentos de dolor. Lo importante es no dejarse vencer por el dolor y recordar con gratitud los momentos de gozo. Es muy importante no dejar que el dolor enturbie los momentos de gozo.

Contemplando el nacimiento de Jesús vemos como los pastores acuden al portal y llenos de gozo regresan a su trabajo, la alegría invade su corazón por lo que han visto: El ángel les ha anunciado un gran gozo. Hoy os ha nacido en Belén el salvador. Estos hombres sencillos y podríamos decir rudos, han creído lo que se les anunciaba. Corren al portal y encuentran al niño con su madre. Ellos regresan a su trabajo y María guarda estas cosas en su corazón.

>> Sigue...


Tres obsequios

04.01.19 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

ReyesCuando los magos volvieron a ver la estrella que les había conducido hasta Jerusalén se llenaron de alegría, es la alegría de los que han perdido el buen camino y lo reencuentran; de los que en una noche cerrada ven una lucecita que les marca la ruta. La estrella los precede y les da la dirección correcta de lo que buscan desde que salieron de sus países.

Mateo es el único evangelista que nos narra este hecho de la visita de los tres personajes. ¿Y para qué pueden servir los tres obsequios que le ofrecen los Magos al pequeño Jesús? Oro, incienso y mirra. En la antigüedad el oro es símbolo del buen gobierno de un rey. El oro permitía al rey de realizar alianzas con los pueblos vecinos. El incienso es el símbolo del sacerdote que tiene la función de interceder ante Dios a favor del pueblo, la mirra servía para perfumar el aceite que era utilizado por los profetas para la unción santa. Estos tres dones representan la triple función del Masías: Sacerdote, Profeta y Rey.

>> Sigue...


Buenos deseos

02.01.19 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

feliz-año-nuevoEstamos en los días donde todo nos suena a “buenos deseos”, aún con la resaca del fin de año, ya estamos inmersos en un nuevo año y tantas felicitaciones, fotos, vídeos….que ya necesitamos tiempo para contestar a quiénes especialmente han pensado en nosotros. Aunque nos pueda llevar un rato, es bueno iniciar este nuevo año siendo agradecidos.

En cada mensaje que recibimos hay alguien detrás con su historia y que forma parte de la nuestra, unos serán más cercanos que otros pero qué bueno el pensar en alguien y desearle algo bueno. Aún estaremos unos días de alguna manera y en el buen sentido de la palabra, como atrapados en este buen ambiente de alegría y ojalá que también de paz en el corazón. Es ahora cuando se suelen hacer muy buenos propósitos pero ojalá que no se queden en saco roto y a lo largo del año recién estrenado tu presencia Señor sea cercana y real en nuestras vidas. “Que tu luz, Señor, nos prepare siempre y en todo lugar, para que contemplemos con mirada limpia y recibamos con amor sincero el misterio del que has querido hacernos partícipes.”

Texto: Hna. Ana Isabel Pérez.


Fin de año

31.12.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

2019Llegó el fin de año, este 31 de diciembre ya se nos escapa, se despide y alguien me decía que es un día para agradecer por tanto vivido pero también que le da pena, porque si es bien cierto que se han vivido muchas cosas también hay tristeza por los que no están. Sí, es bien normal que pensemos en las personas que forman parte de nuestra vida, que sabemos están en lo más hondo de nosotros mismos, en el corazón que late desde el Amor.

Las agujas del reloj nos indicarán en este día un cambio de año. Un día acaba y con él tantas experiencias vividas. Y el nuevo día que nos marcará el reloj en esta noche, desde su primer segundo brotará la alegría desde los buenos deseos por estrenar, ver y palpar en nuestras vidas un nuevo año. Una página en blanco que irá recibiendo la tinta de lo que está por vivir, el deseo de poderlo escribir. Qué alegría iniciar un nuevo año, quizás nos gustará más el número impar o el par, eso no es lo importante si no más bien cómo queremos vivirlo.

Será noche de alegría, fiesta y alboroto que nos llevará a un nuevo amanecer, una nueva oportunidad de dad gracias a Dios por la vida que sigue latiendo, por los días que nos regalará, por las oportunidades que nos dará incluso desde nuestra propia fragilidad para amar. Sí, es momento de desearnos un ¡Feliz año 2019!, la alegría brota del corazón y es ahí donde el Niño-Dios nacido en Belén, ahora tiene que seguir caminando junto a nosotros. El ayer ya pasó pero no desde el Dios que sale a nuestro encuentro cada día. Estrenemos nuevo año alegrándonos en el Señor.

Texto: Hna. Ana Isabel Pérez


Sin prisas

28.12.18 | 08:00. Archivado en Fe

CreerMe encontré con una persona que hacía días que no veía y aunque parecía que iba con prisas, diría que tuvo el reflejo de saber parar y hablar un poco. Es cierto, que en el día a día hay momentos en que no se puede y que tantas veces vamos con muchas cosas pero también es bueno saber “saludar”, “tomar un poco de aire”…. Por unos minutos fue capaz de cambiar de dirección. Aunque parezca algo sencillo, esos pequeños gestos nos pueden ayudar, quizás la conversación pueda ser superflua o bien abrir la puerta a algo más, a acercarnos al otro tocando un poquito más de su vida, de lo que lleva e importa. A veces, ello nos puede facilitar dar un abrazo a alguien que lo está necesitando pero no va con una campanilla anunciándolo. Es ahí donde creo aún más en las palabras de Jesús, presente en nuestras vidas “porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18,20).

También se dan situaciones en la propia vida que hacen reconocer un día su presencia, entrando a formar parte de un nuevo caminar desde Él. Estaba en una librería y escuché una conversación, en la que una señora mayor preguntaba a un joven si creía en Dios. En primer lugar, pensé: a ver que le responderá ahora… y gratamente la respuesta fue desde la fe de quién un día un acontecimiento importante de su vida le hizo creer y desde entonces su vida cambió, tomó otra dirección y ésta desde entonces la vive como cristiano. ¡Sí, creo en Jesús!, le contestó. Y no fue una respuesta rápida y ya si no que le dijo el por qué y en sus palabras había testimonio de vida en la que Jesús está presente.

>> Sigue...


Miércoles, 23 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031