Vida Saludable

ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL EN EL EMBARAZO Y ENFERMEDAD PERIANAL

14.07.08 | 19:50. Archivado en El Doctor
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

INFLAMACIÓN INTESTINAL EN EL EMBARAZO Y ENFERMEDAD PERIANAL

(Dr.Bartolomé Beltrán).-

1. Tener hijos

Los pacientes con EII, sean varones o mujeres, y ya padezcan una enfermedad de Crohn (EC) o una colitis ulcerosa (CU), tienen en general la misma capacidad de tener hijos (fertilidad) que la población sana. No obstante, si la enfermedad se encuentra activa y la persona no se encuentra bien, es indudable que la libido disminuye. Además, en los pacientes operados sí puede estar disminuida la fertilidad en algún caso (aislados casos de impotencia tras la cirugía pelviana en los varones o infertilidad post-cirugía en las mujeres). Otra posible causa de infertilidad en el varón es la toma de sulfapiridina (sulfasalazina), medicamento que produce alteraciones en los espermatozoides. Estas anomalías son totalmente reversibles en unos 2 meses tras la retirada del medicamento y no se producen con los nuevos salicilatos (Pentasa®, Claversal®, Lixacol®).

Cuando la pareja está buscando el embarazo, la mujer no debe haber tomado, al menos en los 3 meses previos, talidomida, metotrexato, infliximab (anti-TNF, Remicade®), ni algunos antibióticos. De cualquier forma, cualquier supresión de la medicación debe ser discutida antes con el médico. Es recomendable tomar durante este periodo algún suplemento vitamínico que incluya ácido fólico y hierro.

2. Heredar la enfermedad

La probabilidad de que un hijo, con uno de los padres afecto de EII, desarrolle la enfermedad es del 3-8%, aproximadamente, mientras que si ambos padres la tienen, esta probabilidad asciende hasta el 15-30%, sobre todo si los progenitores tienen una EC. En algunas ocasiones se tendrá que considerar la posibilidad de la adopción.

3. Influencia del embarazo en el curso de la enfermedad

Tanto en la EC como en la CU es fundamental que la mujer decida quedarse embarazada en un momento de inactividad de la enfermedad; es decir, se "debe programar" el embarazo. Si esto es así, con gran probabilidad todo irá bien durante el mismo, tanto para la madre (incluso mejora en muchos casos) como para el feto. Por el contrario, si la concepción tiene lugar durante un brote, el control del mismo no siempre es sencillo y la enfermedad puede empeorar, sobre todo en el primer trimestre, o mantenerse activa durante toda la gestación. De todas formas, incluso en estos casos, habitualmente el niño nacerá sano.

La mujer con CU que queda embarazada estando inactiva la enfermedad tiene la misma probabilidad de tener un brote que si no estuviera embarazada. Si el brote ocurre, lo suele hacer durante el primer trimestre y, si se controla adecuadamente, la paciente suele mantenerse bien durante toda la gestación. Por el contrario, si la enfermedad está activa en el momento de la concepción, puede permanecer activa durante el resto del embarazo y puede ser muy complicado controlarla con el tratamiento sin dañar al feto. En la mujer con EC la gestación se considera de riesgo, no porque el embarazo en la mujer con EC sea peligroso sino porque necesita más control, mientras que en el caso de la CU sólo se considera de riesgo si la enfermedad está activa.

Pág. 1 2


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por idalmis perez pinero 17.03.11 | 15:32

    Tengo un nino de 15 anos y quisiera saber todo aserca de esta enfermedad.

    Saludos

    Idalmis

Miércoles, 26 de noviembre

BUSCAR

Los mejores videos

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Sindicación