Editado por

Francisco Garrido PeñaFrancisco Garrido Peña

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Portada

EN DEFENSA DE LA UNIVERSIDAD PÚBLICA EUROPEA

Permalink 18.06.09 @ 11:11:05. Archivado en ECOLOGÍA

En defensa de la universidad pública europea
Nuestro No razonado al proceso de Bolonia

Un grupo de profesores y profesoras de la Universidad de Jaén queremos expresar nuestra inquietud y preocupación ante el desarrollo del denominado “proceso de Bolonia” en las universidades públicas españolas. La experiencia que estamos viviendo en la universidad de Jaén, que no es muy distinta a la que están viviendo en otras muchas universidades, nos hace pensar que estamos, bajo las atractivas etiquetas de europeización y modernización, ante un proceso encubierto de radical transformación de la universidad pública.
Los señuelos de la reforma:
• Homologación europea fallida. Asociar la actual reforma a la homologación europea es falso. No existe ningún catálogo europeo de carreras superiores ni unas directrices generales que cada universidad deba cumplir para la homologación. La prueba de este desajuste es que los créditos ECTS no están unívocamente definidos y en algunos países el grado son tres años y en otros (como en España, por ejemplo) cuatro; en unos el postgrado dura dos años y en otros uno. No se avanza, pues, en la homologación más allá de lo que ya había antes de la reforma (desde 1956, existe el Convenio Europeo de Equivalencia de los Estudios Universitarios en el marco del Consejo de Europa).• ¿Homologación con quién? Muchas de las universidades europeas más prestigiosas (Reino Unido, Alemania, Italia, etc.) y algunas titulaciones españolas (como medicina, ingeniería o arquitectura) ya han anunciado que no van a participar en el Espacio Universitario Europeo.• ¿Homologación para qué? La movilidad, los intercambios y la cooperación entre universidades y estudiantes europeos es ya significativa y es una cuestión importante que se ha de potenciar aún más, pero no parece que el “proceso de Bolonia” vaya a suponer un nuevo impulso en este sentido.
• Modernización de las estructuras universitarias. Quien analice cómo se están elaborando los nuevos títulos de grados llegará a la conclusión de que los peores vicios del corporativismo, la endogamia y las prácticas sectarias se han visto considerablemente reforzadas con el actual proceso. Baste con saber, por ejemplo, que aunque la reforma afirme que la interdisciplinariedad ha de ser uno de sus objetivos, los nuevos títulos de grado van a suponer un retroceso en este sentido en las distintas licenciaturas.
• Modernización del sistema de enseñanza. En todo caso, para realizar los cambios pedagógicos no era necesario el proceso Bolonia. En la práctica, el supuesto cambio pedagógico consiste en dar menos clases presenciales, pero como no existe incremento de gasto, al final acabarán siendo las mismas o más. Lo que no nos va a impedir rellenar muchos impresos de informes de evaluación interna, de evaluación externa, de autoevaluación, de contrato programas.• La adecuación a las demandas del mercado laboral. Si este objetivo fuera real, la reforma de los planes de estudio tendría que haber orientado los estudios universitarios en España hacia la construcción (arquitectos superiores y técnicos), pues más del 25 % del PIB estaba generado por este sector. Eso sí, el problema se plantearía ahora, cuando en menos de un año el sector ha caído en picado ¿Qué hubiésemos hecho con miles de licenciados y diplomados dedicados a la construcción? ¿Cambiamos los planes de estudio y las titulaciones de un año para otro? ¿Le encargamos la planificación docente a los agentes de cambio y bolsa?
• Los señuelos que distraen la atención de los objetivos reales parecen ser muy distintos y muchos menos presentables. Esto es así no sólo porque estos objetivos no resisten un análisis empírico mínimo, sino también porque nadie ha sido capaz de explicar cuál es la conexión entre estos “objetivos presentables” y la privatización, mercantilización y banalización que Bolonia comporta. ¿Qué tendrá que ver la modernización pedagógica con los costes económicos de los másteres? ¿O con el sometimiento de éstos a la financiación privada? ¿Cuál es la relación del objetivo de homologación europea con el establecimiento de un ranking, altamente discriminatorio, entre universidades públicas españolas?
Las condiciones de la reforma determinan sus objetivos. ¿Cuáles han sido estas condiciones?
• El proceso de reforma ha sido realizado sobre la base de una indigencia normativa inaudita. No hay ninguna directiva, ni reglamento comunitario, ni resolución del parlamento europeo a la que remitirse. La LRU delega el desarrollo normativo del plan de Bolonia en un Real Decreto que es el nivel legislativo más alto alcanzado. Esta indigencia normativa comporta un gravísimo déficit democrático.• La ausencia total de debate académico y social. Aquí nadie sabe nada. Las comisiones de grado remiten a los decanatos, los decanatos a los vicerrectores, los vicerrectores a las comisiones de ordenación académica, éstas a los rectores, los rectores a la conferencia de rectores y ésta a su vez al ministerio. El ministerio, por último, señala hacia la Unión Europea y allí nadie sabe, nadie contesta. El proceso no sólo ha sido oscuro, sino también oscurantista. Ha faltado mucha “luz y taquígrafo” y han sobrado la propaganda y los “expertos” interesados (bancos, empresas, “elites” universitarias o no, etc.).
• Se ha generado subrepticiamente un clima de inculturación de valores neoliberales en el medio universitario, creando una especie de cultura publicista universitaria. El cambio semántico operado con la entrada de términos como productividad, competitividad, mercado, recursos, contratos-programa, créditos, financiación, I+D+I, etc., han ido preparando el camino para que la citada orientación ideológica gobierne la investigación y la docencia
.• Paralelamente a esta intoxicación semántica, se han ido filtrando ideas como la “supremacía de lo privado sobre lo público”, la necesidad de rebajar los costes sociales, la mayor racionalidad y eficacia de la empresa privada, provocando así la confusión entre los intereses sociales y los beneficios del capital. La creación de los Consejos Sociales de las universidades públicas en España supuso difundir la necesidad de que la universidad y la investigación estuvieran al servicio de la sociedad que la hace posible. Tan loable como evidente fin era, y es, indiscutible. ¡Qué más quisiéramos que estar al servicio de los intereses sociales! Pero he aquí que en los discursos dominantes de los agentes sociales, de los responsables políticos y de los medios de comunicación se comenzó a identificar el “interés social” con “el interés de las empresas” y éste con “los beneficios del capital”. Ahora bien, este discurso venía envuelto en la retórica de la creación de riqueza y de generación de empleo, apoyada por los representantes sindicales en los consejos sociales. Así es como multitud de actividades y de conocimientos, cuya utilidad no pasa necesariamente por la intensificación de la tasa de beneficio del capital económico privado, empezaron a quedar fuera de los intereses sociales. Éste es el caso de toda la investigación básica, de los estudios culturales, de gran parte de las ciencias sociales y de las ciencias de utilidad diferida, ya que, al no estar vinculados a ninguna valorización intensiva de capital privado, aparecieron como inútiles socialmente por no ser generadores de riqueza inmediata.Los efectos potenciales del proceso de Bolonia en la universidad, la ciencia y la investigación.
Como acabamos de ver, los objetivos de Bolonia no son aquellos que la propaganda oficial y la retórica académica anuncian. Entre los efectos deseados más relevantes de esta reforma podemos identificar los siguientes:
• La organización de la enseñanza y la investigación superior sobre criterios de utilidad mercantil. Algunos ejemplos derivados de esta filosofía son la selección de las inversiones, la orientación de la docencia hacia la “empleabilidad”, la necesaria financiación privada de máster, doctorados y programas de investigación y la medición de la excelencia académica por medio de criterios mercantiles• En el plano epistemológico, esta restricción tan severa del “interés social” conlleva un modelo de universidad cada vez menos científica y más tecnológica. Si la ciencia busca la verdad y de ella obtiene la utilidad, la técnica busca a ciegas la utilidad. Una universidad exclusivamente tecnológica terminará siendo una universidad muy poco útil, pues la fuente de toda la tecnología moderna es la desinteresada búsqueda científica del conocimiento. Nuestras universidades no necesitan más práctica, sino más teoría, es decir, más investigación básica, nuestro gran déficit “tecnológico”.
• La supeditación de la ciencia a la técnica, amén de ser algo muy poco útil, implica un olvido de valores cognitivos tales como la curiosidad, la tendencia a construir a base de hipótesis, la atracción por las conjeturas, el interés por lo abstracto, la capacidad de universalizar y generalizar, la necesidad de formalizar y sistematizar, la facultad asociativa y holística, la percepción sistémica, etc. El derrumbe de todos estos valores cognitivos supondrá inevitablemente la desaparición del “espíritu crítico”, condición sine qua non de toda racionalidad científica y de toda democracia política. El nuevo canon pedagógico pasará de estimular a alumnos curiosos a producir alumnos aplicados y competentes; de formar científicos y ciudadanos a fabricar clientes y egresados.
• Bolonia no propone este cambio de canon pedagógico de forma intencional y explícita sino de manera performativa, es decir, diseñando las condiciones institucionales que estimulen de forma aparentemente espontánea la asunción implícita de los mismos. No es que los discursos contengan imprecaciones a la sumisión y a la obediencia, sino que las prácticas (lo que se hace día a día, el sistema de estímulos y reconocimiento, la renta, la evaluación de la excelencia, etc.) no dejan lugar alguno a todo lo que no sea aplicación al servicio de un determinado “interés social”. La estrategia, en definitiva, no consiste en ordenar autoritariamente a los alumnos que corran, sino en arrojarles un perro rabioso tras de ellos.
• El obsesivo interés de Bolonia por el aprendizaje de instrumentos informáticos y telemáticos en su formato y uso más simples, otorgándole incluso un mérito y reconocimiento similar o superior al conocimiento sustantivo de la disciplinas científicas, sólo puede ser interpretado como un paso más en la utopía negativa de un sistema de enseñanza superior robotizado. El resultado de este proceso de fijación de la excelencia académica en la tecnología de la comunicación no puede ser otro que el empobrecimiento y la banalización del conocimiento que los alumnos y alumnas reciben. Sería algo así como empeñarse en crear una generación literaria como la del 27 a base de cursillos sobre el manejo de las linotipias.
• La segregación y la exclusión social en la enseñanza superior. La distinción entre grados (título básico y no habilitante), de acceso más universal, y el máster (titulación habilitante), de un coste económico elevado y mucho más selectivo, va a suponer un filtro social de exclusión de las clases populares en la enseñanza superior. En un contexto como el español, en el que el acceso a los estudios universitarios depende aún en gran medida de la clase social de procedencia, parece evidente que prolongar el número de años para obtener una titulación universitaria habilitante y multiplicar el coste de la misma sólo puede perjudicar a la equidad del sistema. De hecho, parece que el modelo “grado + máster” apunta a consolidar una estructura en la que las licenciaturas se degradan en los grados , lo que llevaría a la necesidad de una formación superior extra realmente válida y por ello más cara, en la que el aumento de los aportes privados quedarían así perfectamente justificados. No es extraño, pues, que haya sido el sector de los estudiantes el primero y más contundente en echarse a la calle y mostrar su radical desacuerdo con todo este proceso de supuesta convergencia europea.
• Mano de obra gratuita. La obligatoriedad o la idoneidad de un sistema de prácticas gratuitas en el sector privado previa a la plena habilitación profesional implicará una transferencia de rentas al sector privado a costa no sólo del trabajo gratuito (o muy mal remunerado) de los estudiantes, sino también de la responsabilidad de formación por parte de la universidad pública.
• La jerarquización social y territorial de las universidades públicas. La elaboración de un ranking de universidades públicas en permanente competencia entre ellas comporta una injusta y progresiva jerarquización social y territorial del conocimiento y las habilitaciones profesionales que en la actualidad no existe. ¿Alguien puede afirmar hoy que a priori la licenciatura de derecho en la universidad complutense de Madrid es de mayor calidad que en Tarragona o en Murcia? El ranking servirá para justificar un trato diferenciado en inversión pública, reconocimiento de títulos, concesión de plazas docentes y medios tecnológicos que implicará un aumento progresivo de las desigualdades territoriales y sociales, lo que supondrá un obstáculo para la cooperación entre investigadores de diversas universidades.
• El delirio gerencial mercantil como mérito académico. La ampliación de una cultura gerencial propia de la empresa privada y de los valores neoliberales a la organización universitaria comporta una construcción de escenarios bárbaros (por extraños y ajenos) en la producción y transmisión del conocimiento de efectos devastadores. De hecho, ya podemos percibir los efectos de la creación de una casta gerencial académica en la radicalidad de la que está haciendo gala “el partido de los rectores” en la conducción del proceso de Bolonia. La adopción por parte de los rectores de un lenguaje más propio de un consejo de administración que de una universidad pública es, sin duda, un buen ejemplo de las consecuencias derivadas del delirio mercantil que Bolonia pretende generalizar en la universidad.
Por todo ello,
Más allá del oportunismo de algunas disciplinas, tradicionalmente no muy relevantes, de subirse al carro de Bolonia porque creen que les favorece corporativamente, el problema de Bolonia no está dentro de la universidad, sino fuera. Por ello sería un error instigar a un conflicto entre disciplinas por motivos exclusivamente corporativistas (unos se creen favorecidos y otros perjudicados). Bolonia no es sino la llegada de las últimas olas del tsunami neoliberal a la vieja universidad europea, ya que sus valores y sus objetivos están hace tiempo presentes en el marco laboral y político. Ahora bien, el problema está en que esos objetivos y esos valores son contrarios al modelo de la universidad pública europea y aunque el desmontaje de la universidad pública no es un objetivo explícito de Bolonia, sí será una de sus consecuencias colaterales.La universidad pública siempre ha tenido una doble naturaleza. Por un lado, ha sido templo del conocimiento (lugar donde se produce y se trasmite el sentido y el significado social: la razón y la crítica), pero, por otro lado, también ha sido fábrica (lugar donde se habilitan las técnicas de reproducción social: la utilidad). Si Bolonia supone el abandono del templo a favor de la fábrica, ¿quién producirá y trasmitirá el sentido sino el mercado capitalista y sus instituciones?Por todo esto solicitamos que se paralice el proceso o que, en su defecto, sufra una reconducción radical que evite todas estas consecuencias destructivas y abra un espacio para la reflexión crítica y participativa sobre la universidad pública que queremos para el futuro.

Firmas de apoyo (por orden alfabético)
Acosta Ramírez. Francisco (Profesor Titular de Historia Contemporánea)
Agrela Romero, Belén (Profesora Titular en la Escuela de Trabajo Social)
Alberich Nistal, Tomás (Profesor Contratado Doctor de Trabajo Social)
Aranda Ogayar, Manuel (Profesor Colaborador de Organización de Empresas)
Araque Jiménez, Eduardo (Profesor Titular Análisis Geográfico Regional)
Ariza Segovia, Sergio (Profesor Titular de Sociología)
Balza Múgica, Isabel (Profesora Contratada Doctora de Filosofía Moral)
Careira de la Fuente, José A. (Profesor Titular de Ecología)
Cruz Artacho, Salvador (Catedrático de Historia Contemporánea)
Elipe Muñoz, Mª Paz (Profesora Colaboradora de Psicología)
Espadas Alcázar, Mª Ángeles (Profesora Titular de Trabajo Social)
García Martí, Elia (Profesora Titular de Organización de Empresas)
García Martínez, Pilar (Profesor Titular Análisis Geográfico Regional)
Garrido Peña, Francisco (Profesor Titular de Filosofía Moral)
Gómez Ariza, Carlos J. (Profesor Contratado Doctor de Psicología)
Hernández Ortiz, Mª Jesús (Catedrática de Organización de Empresas)
Langa Rosado, Delia (Profesora Contratada Doctora de Sociología)
Ledesma Pedraz, Manuela (Profesora Titular de Filología Francesa)
Martínez López, David (Profesor Titular de Historia Contemporánea)
Melguizo Guijarro, Manuel (Profesor Titular de Química Orgánica)
Moreno Martos, Mª Carmen (Profesora Titular de Organización de empresas)
Pomares Cintas, Esther (Profesora Doctora de Derecho Penal)
Portilla Contreras, Guillermo (Catedrático de Derecho Penal)
Poza Pérez, Juan de la (Profesor Titular de Organización de Empresas)
Solana Ruiz, José Luis. (Profesor Contratado Doctor de Antropología Social)
Valera Hernández, Salvador (Profesor Titular de Filología Inglesa).

Si quieres enviar tu firma de apoyo puedes hacerlo a los siguientes correos electrónicos:
- dmartin@ujaen.es- sariza@ujaen.es- fpena@ujaen.es

LA EPIDEMIOLOGÍA Y EL EFECTO INGRATITUD ( a propósito de la gripe porcina)

Permalink 19.05.09 @ 18:36:16. Archivado en ECOLOGÍA

Francisco Garrido.
La gripe porcina ha motivado una gran alarma social y una serie de medidas sanitarias preventivas por parte de gobiernos y de la OMS. Tales medidas, a juicio de algunos (especialmente periodistas y tertulianos) son excesivas y alarmistas, pues al fin y al cabo, no ha muerto casi nadie. Nos recuerdan como con la gripe aviar también paso algo parecido y tampoco o ocurrió apenas nada.¿ Pero si ocurriera que “no ha pasado nada debido a la alarma y a las prevenciones tomadas?
Este parece ser el drama de todas las disciplinas y políticas que tiene como objetivo evitar daños que no se ha aún producidos. Es lo que se denomina “el efecto ingratitud”: nadie, o en todo caso muy pocos, se percatan gratamente de la acción positiva que constituye la no ocurrencia de un mal o daños evitado. Las políticas preventivas exitosas tiene como oscuro y decepcionante escenario de éxito no la producción de un algo ( que puede sewr presentado y objetivado) sino su evitación. Los que nos dedicamos al estudio de la ecología política y pasmaos tanto tiempo trazándonos como objetivos o minimización de impactos sabemos cuán ingrato puede ser estos objetivos. Puesto que en el mejor de los casos el éxito consiste en que no ocurra nada.
La epidemiologia se encarga precisamente de esto: hacer cosas para evitar que otras cosas (contagios, morbilidad , mortalidad) se hagan. Se trata de una disciplina de la salud pública que estudia las epidemias (los fenómenos de expansión de enfermedades contagiosas agresivas). Epidemiólogos y epidemiólogas suelen ser los que programan, planifican y gestiona las crisis sanitarias. Desgraciadamente, y debido al “efecto ingratitud”, sólo son visibles cuando no tienen éxito. Pues como ha ocurrido con la gripe aviar , y ojala ocurra con esta, cuando tiene éxito o son ignorados o se les acusa de alarmismo y de precipitación.
Por lo que sabemos, que no es mucho, de la gripe porcina actual es que supone un tipo de cepa desconocido, que tiene un índice de contagio y morbilidad alto, aunque el índice de mortalidad es bajo. Pero si finalmente el virus consigue infestar mucha gente, en especial en países pobres ( cuestión perfectamente posible dado el medio de expansión del virus, el aire, y el hecho de que en unas pocas semanas existan ya más de cuarenta países afectados); la mortalidad subiría enormemente y la posibilidad de mutaciones aún más agresivas es altamente probable. ¿Hemos de esperar a que se infesten millones de personas o a que mueran cientos de miles?. Ya sabemos que el diagnóstico más certero es el que ofrece el forense pero quizás es ya un poco tarde…
Los riesgos a los que no sometemos en la actualidad son tan inconmensurables, sus efectos tan incontrolados e irreversibles, y el volumen de incertidumbre tan abrumador ; que si tenemos que esperar para actuar el momento en que obtengamos un tipo de certeza científica que muchos dudan que exista ( Popper dixit): puede ser que sea demasiado tarde. Por eso se ha instaurado el “principio de precaución” en lo tocante a la gestión de riesgos potencialmente inconmensurable (como el riesgo ecológico, nuclear, o pandémico). Es pues necesario tener una visión más racional y compleja de las decisiones y distinguir entre la certeza científicamente relevante y la certeza socialmente relevante. Hemos de ser tan sensible s, o aún más, a lo que no ocurre y no vemos ( el riesgo potencial altamente probable) que a lo que ocurre y vemos ( el daño y el impacto negativo)
Muchos de los que ridiculizan o atacan las políticas sanitarias preventivas o la aplicación del principio de precaución o niegan el cambio climático, lo hacen guiados por una ignorancia convenientemente orientada. ¿Orientada hacia donde? Hacia la salvaguarda del tótem moderno: la producción, el consumo y el beneficio monetario. Intuyen, no sin razón, que la aplicación de una política basad en la prevención del riesgo es incompatible con el modelo de desarrollo dominante .Como en los viejos comic de atracadores, a estos si les dan a elegir entre la bolsa o la vida, erigirían siempre la bolsa. Hacen daño, tanto daño, tratando de ridiculizar a la OMS. Estimulan en la ciudadanía, algo que está en la periferia de nuestro sistema cognitivo , ese “efecto ingratitud” que tan simple y peligroso puede ser.

La economía nihilista

Permalink 01.04.08 @ 18:25:00. Archivado en ECOLOGÍA

LA ECONOMIA NIHILISTA
Francisco Garrido

En la actualidad el valor total de los derivados del comercio superan los 90 trillones de dólares , mientras que el total del producto interior bruto mundial solo es estimado en 50 trillones de dólares. Es decir, los valores comerciales casi duplican al PIB mundial. El dinero papel comercializado se encuentra en una relación de tres a uno con respecto a su activos de referencia que en muchos casos , como en el de la construcción, están sufriendo un proceso de devaluación acelerado ( mas de un 25% en los últimos meses). La relación actual entre capital de inversión y capital especulativo es de uno a nueve.
El 90 % de la energía que consumimos en los países de la OCDE provienen de fuentes energéticas cuya tasa de reposición es cero y que están al borde haber superado su cenit ( si no lo han superado ya) o que en un máximo de 100 años habrá agotados por completo, al ritmo actual de consumo, sus reservas. Las materias primas abióticas no energéticas (básicamente minerales) tiene también una tasa de reposición cero y ven acercarse , a ritmo vertiginoso, los umbrales de el punto cenit.
Estos simples datos arrojan un conclusiones claras: el dinero que usamos cada vez vale menos y las bases materiales de nuestro crecimiento se agotan. El FMI , el Banco Mundial parecen gritar como lo hacia en aquella memorable película el otro Marx ( Groucho): ¡”Más madera que esto es la guerra¡”, mientras queman todo el tren para que la locomotora funcione. Esta situación dibujan dos crisis constituyentes de nuestro tiempo: la especulativa ( el valor si referencia) y la ecológica ( el agotamiento de la base física del crecimiento económico). Ambas son consecuencia de un mismo modelo de economía nihilista producto de una progresiva inmateralización del valor. La tan cacareada “inmateralización de la economía” es cierta pero en un sentido muy distinto al que pregonaron sus apologistas. No se trata de que cada vez consumamos menos materia y energía como producto milagroso del “libre mercado” y de los cambios tecnológicos. Si no que por el contrario que cada vez el valor y sus referentes físicos están más desconectados. Y paradójicamente es este divorcio el que lejos de favorecer la eficiencia incrementa de manera exponencial el consumo de materia y de energía.
Ni el trabajo es ya el referente del valor, como equivocadamente reivindicaron muchos marxista que parecían no haber La Crítica del Progre de Ghota. Desde la crisis de 1973 los salarios no han dejado de crecer menos que la inflación. Las turbulencias especulativas y los límites ecológicos del crecimiento no harán sino reforzar esta progresiva devaluación del trabajo y de sus rentas.
La naturaleza nihilista de la hegemonía de la racionalidad tecnocrática y de la forma capital como valor fueron predichas y criticadas por Marx, Nietzsche o Heidegger. Habíamos conocido ya sus manifestaciones en el arte ( siempre anticipatorio) , en la guerra ( siempre tan innovadora) , en las patologías individuales ( la locura y la criminalidad) o en la reducción económica de las identidades colectivas ( las clases sociales) pero es hoy, cuando se nos revela como el canon político dominante. Vivimos como si la nada fuera todo y como si de nada viviéramos; y esa forma de vivir amenaza con no dejar nada vivo.
Esta doble crisis es extremadamente peligrosa y no hay por que augurar que algo bueno para la vida y libertad salgan de ella de forma automática o fatal. Pero estas crisis son también la condición de posibilidad de su propia superación ( perdón por el reflejo dialéctico). Nada esta escrito y el resto “no tiene por que ser silencio”.

La tormenta perfecta y el keynesianismo verde

Permalink 06.02.08 @ 13:58:53. Archivado en ECOLOGÍA

LA TORMENTA PERFECTA Y EL KEYNESIANISMO VERDE.

La amenaza de recesión económica está provocando estado de pánico y desconfianza alarmantes. En economía funciona el famoso teorema de Thomas que dice que las consecuencias de un enunciado, independiente de su valor de verdad, son verdaderas. Por tanto aunque técnicamente se entiende que una economía se encuentra en estado de resección cuando se produce un decrecimiento del PIB durante, al menos, tres trimestres seguidos y esto no ha ocurrido todavía ni siquiera en Estados Unidos; la creencia de que tal resección es inminente provoca consecuencias muy similares. La crisis de las hipotecas subprime en USA ha sido la espoleta que ha producido un efecto dominó en todas los mercados bursátiles de los países desarrollados.

>> Sigue...

Carta al Director de El País sobre los toros y la dehesa en España

Permalink 04.01.08 @ 13:30:59. Archivado en ECOLOGÍA, ECONOMÍA

Leo, sorprendentemente en las páginas de la edición andaluza del nueve de diciembre, un artículo sobre los toros y la dehesa en España. En dicho artículo se propone una oportunista y la falsa asociación entre conservación de la dehesa, el toro y el mantenimiento de las crueles Corridas de Toros.

>> Sigue...

Explicando los resultados electorales y las conductas políticas

Permalink 04.01.08 @ 13:02:57. Archivado en SOCIEDAD, POLÍTICA

"Escrito hace cuatro años al comenzar la legislatuira que ahora se agota. Lease para mirar al futuro..."

En la continuación del análisis de los resultados electorales del 14 de marzo, que iniciamos con el documento “Enseñanzas de una rebelión civil”, creo que es necesario explicar algunos datos y algunas de la conductas políticas que reseñábamos en ese documento. Y esto es importante para entender las estrategias de futuro que debemos abordar.
Comenzaremos describiendo, posteriormente, algunas afirmaciones básicas sobre el espectro y la conductas electorales en España:

>> Sigue...

El peligroso virus de las Balanzas Fiscales

Permalink 10.12.07 @ 17:58:53. Archivado en SOCIEDAD, POLÍTICA, ECONOMÍA

La Fundación del BBVA acaba de publicar un estudio sobre las controvertidas balanzas fiscales de las Comunidades Autónomas. La publicación de estas balanzas es una reivindicación, no satisfecha, de los nacionalistas catalanes al gobierno central. Significativamente, los nacionalistas vascos no han solicitado nunca nada parecido y no han mostrado ningún interés especial en saber cuál es su saldo.

>> Sigue...

El Rey no está desnudo

Permalink 05.12.07 @ 12:09:37. Archivado en SOCIEDAD, POLÍTICA

“Nuestra época es, de modo especial, la de la crítica. Todo ha de someterse a ella. Pero la religión y la legislación pretenden de ordinario escapar a la misma. La primera a causa de su santidad y la segunda a causa de su majestad. Sin embargo, al hacerlo, despiertan contra si misma sospechas justificadas y no pueden exigir un respeto sincero, respeto que la razón sólo puede conceder a lo que es capaz de resistir un examen público y libre” I.Kant Crítica de la Razón Pura. Nota k prólogo a la primera edición.

>> Sigue...

Majestad, ¿Por qué no mandó usted a callar al Caudillo?

Permalink 22.11.07 @ 14:23:14. Archivado en SOCIEDAD, POLÍTICA

Decía Russell que a los políticos de izquierda ingleses les pasaba, con la Monarquía, como a los físicos con el principio de causalidad: no los criticaban porque los entendían inútiles e inofensivos. Grave error, pues tanto por el agujero de la Monarquía como del principio de causalidad retornaban viejas ideas que se creían ya felizmente superadas. Y son estas viejas ideas, emblemas del pasado más negro de España, las que se colaron ante mis ojos, cuando vi al Rey de España mandar a callar a un medio indio, medio negro, que es hoy Presidente de Venezuela.

>> Sigue...

Hoy me siento francés

Permalink 29.10.07 @ 18:18:05. Archivado en ECOLOGÍA, POLÍTICA

La marsellesa es el único himno nacional que, durante siglos y en muchos países del mundo, han cantado - y canta - millones de personas que ni son, ni serán nunca, franceses. Por que la marsellesa es el himno republicano, el himno de la democracia y de la libertad, por encima de adscripciones étnicas: la marsellesa es el himno de la humanidad. Y además es un himno precioso y emocionante.

>> Sigue...

El modelo de acuerdo preelectoral con el PSOE

Permalink 24.10.07 @ 16:44:58. Archivado en POLÍTICA

Este año 2007, le han concedido el premio Nobel de la paz a Al Gore y al Panel Intergubernamental del Cambio Climático, por su “guerra por el clima”. Esta es una magnifica noticia para todos, y, en especial, para el ecologismo mundial. Pero no es de ese Nóbel del que quiero hablar ahora, sino del Nóbel de economía, que ha recaído en un colega del célebre K. Arrow (el del teorema de imposibilidad), L. Hurwicz, y en dos de sus colaboradores (Myerson y Maskin), por sus trabajos sobre el diseño de mecanismos en la toma de decisiones eficientes.

>> Sigue...

Recurso de Amparo ante el Tribunal Constitucional, por el rechazo del Congreso a tramitar sus preguntas parlamentarias sobre la Casa Real

Permalink 10.09.07 @ 18:46:35. Archivado en SOCIEDAD, POLÍTICA

AL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL
FEDERICO J. OLIVARES SANTIAGO, Procurador de los Tribunales y de Dº. FRANCISCO GARRIDO PEÑA, Diputado del Congreso, como acredito mediante copia de poder debidamente bastanteada (doc. 1), cuya devolución solicito a otros usos una vez testimoniada, comparezco y como mejor proceda en Derecho DIGO:

I.- Que ha sido notificado a mi mandante el Acuerdo de desestimación de la solicitud de reconsideración del Acuerdo de no admitir a trámite su pregunta sobre la Familia Real (Expte. núm. 184/119629/0000).

>> Sigue...

:: siguientes >>

Blogs
Sesión Golfa

Sesión Golfa

Kingsman, el círculo de oro: american gentlemen

Juan Carrasco de las Heras

El blog de Antonio Piñero

El blog de Antonio Piñero

Los manuscritos del Mar Muerto y los título que se otorgan a Jesús como mesías: Hijo de Dios y Señor” Algunas preguntas y respuestas (VIII) (913)

Antonio Piñero

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

Sí y no.

Asoc. Humanismo sin Credos

Jesús Arameo

Jesús Arameo

El Padrenuestro en arameo (conclusiones)

Vicente Haya

Observatorio para un espectador en ruta

Observatorio para un espectador en ruta

La ley ha de ser igual para todos, incluso los catalanes

Ángel Gutiérrez Sanz

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

La capilla del hospital

Josemari Lorenzo Amelibia

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Hay que reconocer que el Govern de la Generalitat de Catalunya, tiene su propia fuerza

Chris Gonzalez -Mora

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

Nada que no sea Cataluña

Enrique Arias Vega

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Los santos que nunca serán canonizados

Francisco Margallo

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Golpe de Estado en marcha (19)

Vicente A. C. M.

Opinión

Opinión

A vueltas con España - Una posible solución para todos

Opinión

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Odium plebis

Guillermo Gazanini Espinoza

Imágenes de la buena noticia

Imágenes de la buena noticia

Comunidad

Maximino Cerezo Barredo

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Miss Tudela (de Duero)

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Bach, preludio y fuga BWV 550

Jose Gallardo Alberni

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Miembros de un país que nos desprecia y una Iglesia que nos olvida

Luis Miguel Modino

Poemas

Poemas

Mucho antes se desvela la inolvidable amiga

José Pómez

Hermosillo

Hermosillo

Tiembla de nuevo en México, Chiapas y Oaxaca

Efrén Mayorga

Blog del Padre Fortea

Blog del Padre Fortea

El placer de viajar

Padre Fortea

Desde el Atlántico

Desde el Atlántico

Caso Jadiyetu: el prestigio del Perú en juego

Carlos Ruiz Miguel

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital