Ut Unum Sint

Pero, ¿con quién estás casado?

18.03.17 | 11:24. Archivado en domingo

Un pueblo cansado, cabreado, desesperado, murmurador.
Es el pueblo rescatado de Egipto de forma maravillosa.
Y ahora se pregunta: ¿está o no está el Señor en medio de nosotros?
Un pueblo en definitiva “torturado por la sed”.
¿Qué sed te tortura?
¿Qué es eso que no te deja de punzar desde dentro y te tiene intranquilo?

Nuestra memoria es muy débil y muy selectiva; lo que nos pasa hoy y ahora es lo que nos ocupa. Lo convertimos en un absoluto.

Exigimos que Dios responda aquí y ahora, porque solo me acuerdo de Dios cuando una tortura se apodera de mi vida.
Eso es lo que endurece nuestro corazón y nos aleja del Dios vivo, el Dios de verdad, el que existe, el que es diferente de nosotros y se revela diciéndonos cómo es... No como queremos que sea.

Tenemos que acercarnos el Manantial de la verdad, al manantial de la vida, al manantial que surge en medio de nuestro camino de sedientos.

Dos personajes. Jesús, cansado del camino (solidario al 100%: es como nosotros). Mujer samaritana: sale al mediodía, muestra desparpajo con un extranjero y además varón, tenía 5 maridos: ¡gran currículum!, no era de muy buena reputación, es pecadora pública, es decir, está fuera del orden social judío.

Primero se inicia una conversación, un diálogo. Así es como funciona Dios.
Segundo, un diálogo difícil. Se mezclan dos mundos, dos intereses, dos objetivos. La samaritana está metida en su mundo. Solo le preocupa resolver su papeleta: la sed que tiene ahora y aquí. No está reconciliada con su pasado, no se está enterando más que de aquello que quiere y le interesa.

Jesús actúa con nosotros como con la samaritana.

Estamos agobiados por mil cosas, estamos casados con cinco maridos que nos exigen, que nos piden cosas, que nos exigen amor, respeto, fidelidad... nos lo piden todo. Cinco maridos que podemos llamar: trabajo, diversión, moda, dinero, relevancia, reconocimiento, vacaciones..., o salud, preocupación exclusiva por mi mismo, mi tiempo libre, mis ratos de retiro y silencio a toda costa, mis cosas, etc. etc. etc.

Cosas en las que creemos encontrar un sentido para la vida, en las que creemos que somos fuertes y en las que nos reconocemos, pero que no son más que aguas de las que bebemos, aguas que no nos quitan la sed, aguas que además tenemos que beber cada vez mayor número de veces… Un marido, que ciertamente no es nuestro marido, es nuestro opresor, es quien nos esclaviza…

Dios, Jesús, se acerca con nosotros y poco a poco, muy poco a poco, comienza a hablar con nosotros. Nos exige:
1. mira tu cántaro: tienes que reconocer dónde está tu vacío; quién es el marido falso al que te entregas, el marido que no te llena, que no te equilibra, que no te hace ser feliz; qué marido te hace andar por ahí en plena insolación, a las doce, a buscar agua, un agua que no quita la sed.

2. deja tu cántaro: comienza a contar tu experiencia; cuenta a tu gente que has encontrado el agua de verdad, el agua que da vida y no sed; que has encontrado el marido auténtico, el que te llena por completo y que te ayuda a recolocar todo en tu vida.

3. deja el cántaro y llénate del agua que te da la vida: escucha de labios de tu Dios todo lo que has hecho en tu vida; deja que encuentre tu herida; deja que él, sólo él, la sane; deja que él, solo él, te quite la tortura de la sed.

Esta historia de la samaritana nos enseña cómo actúa y quién es Dios: no es ningún mago, es un Dios de pisar tierra, de hablar de nuestra vida tal cual es, no de mis sueños, ilusiones o formas de ser más o menos normales.
Nos enseña que cada uno de nosotros, tenemos que ir a escuchar en persona a Jesús, solo si cada vecino se acerca en persona a Cristo podrá decir que su sed se ha apagado, que no cree de oídas, que no cree por lo que le han dicho, que no cree por costumbre, sino que cree él, cree en lo que ha vivido, en lo que ha camino, en lo que ha sentido cuando todo su pasado, todos sus errores han sido perdonados, curados, cerrados y su vida vuelve a estar en un punto de inicio nuevo, abierto, sin rencores, sin prostituciones, sin esclavitudes ni postraciones.

¿Dónde encontramos hoy a Cristo? En la Palabra de Dios (Evangelio), en la Eucaristía (en sus diferentes partes) y en el Sacramento de la reconciliación (ese tú a tú donde decimos lo que nos atrevemos a decir o lo que queremos, y donde recibimos la palabra de Jesús, el abrazo y el gesto de perdón).

Esto es cuaresma:
1. encontrarse con uno mismo, con todo lo que es de bueno y de malo (desierto)
2. subir a la montaña donde aprendemos que no vemos toda la verdad y realidad de nuestro mundo ni de nuestras personas (Transfiguración)
3. buscar cada uno en su vida, el encuentro con Cristo que calma la sed para siempre, en cualquier momento de la vida
4. pararse a reconocer con quién estás liado, con quien está casada tu alma y ver si eso te da vida o te la quita.

Eso es cuaresma: misterio de muerte y resurrección, misterio del Dios con nosotros, que nos deja la prueba de su amor en su Hijo clavado en la cruz por amor a ti, por saciar tu sed, por locura de amor por tu vida.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 28 de julio

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031