Un país a la deriva

En legítima defensa.

21.03.19 | 12:26. Archivado en Política Nacional

VOX PROPONE LEGALIZAR LA VENTA DE ARMAS EN ESPAÑA Y PROVOCA UN ALUD DE CRÍTICAS Y DESCALIFICACIONES.

¿Para qué necesita VOX esforzarse para difundir sus propuestas si se lo hacen gratis los medios de comunicación? Y la verdad es que esta última propuesta de legalizar el uso de armas de fuego ha tenido un amplio eco y escenas farisáicas de rasgado de vestiduras por parte de una clase política hipócrita tratando a la sociedad española como si fuese un tierno infante irresponsable que debe ser tutelado. Lo malo es que esa tutela patriarcal del Estado falla, nunca mejor dicho, como una escopeta de feria. Porque la experiencia demuestra que no es capaz de proteger a los ciudadanos, ni contra los delincuentes comunes, ni contra el terrorismo y los criminales. Una realidad acrecentada por la invasión de cientos de miles de inmigrantes incontrolados, como los albanokosovares en esa política suicida de acogimiento y rescate de inmigrantes, en un tráfico de personas dominado por mafias, con la connivencia por dejación de funciones del Gobierno de Marruecos y del resto de países del Magreb en la ribera del Mediterráneo.

Personalmente no estoy a favor de la tenencia de armas ni de su venta libre sin una evaluación previa psicológica profesional y concienzuda del peticionario. Y es curioso que esto que debería ser una norma general, sobre todo en las FFyCCSE, las FFAA y las Policías municipales, sea incomprensiblemente algo protocolario o inexistente. A un chaval de 18 años que ingresa en las FFAA se le deja manejar un arma de combate sin ningún requisito ni prevención. O en el caso de los suboficiales y oficiales, que tienen derecho a la tenencia en propiedad de un arma corta ni se cuestiona el derecho. En los cuerpos policiales, incluida la Guardia Civil, los agentes disponen de armas cortas reglamentarias una vez ingresan en el Cuerpo tras un periodo de instrucción y entrenamiento en su manejo en la academia correspondiente. Y eso es hablar de tantas armas como agentes de las FFyCCSE y suboficiales y oficiales de las FFAA hay en activo o en reserva.

Por otra parte, están las licencias de armas de caza y tiro deportivo. Es decir las escopetas, rifles y carabinas, que requieren de una licencia de armas y controles periódicos por el cuerpo de la Guardia Civil que es el encargado de otorgar licencias y su control. Se calcula que existen controladas mas de tres millones en las que la mayoría son escopetas de caza de uno o dos cañones. Le siguen los rifles para caza nayor y las carabinas. Cualquiera de ellas son armas letales para las personas a cierta distancia. Y esta posesión de armas es una tradición española muy enraizada, que ahora se está poniendo en cuestión por los partidos animalistas y otras asociaciones en contra de este deporte en el que España destaca en Europa debido a su diversidad cinegética. Por supuesto que con ese armamento se han cometido también terribles asesinatos o suicidios, pero eso no cuestiona el uso principal para el que están destinadas.

La verdad es que estos que se rasgan las vestiduras y descalifican a Santiago Abascal por sus “ocurrencias”, son los mismos que armaron al “pueblo” formando milicias populares cuando comenzó la guerra civil española. Y son los mismos, como Pablo Iglesias de PODEMOS, que no hace demasiados años defendía desde su estrado de profesor de Universidad el derecho de los ciudadanos a portar armas y ahora reniega de sí mismo y está radicalmente en contra. Pero eso me lleva a aquella expresión del mundo etarra reivindicando la independencia de Euskal Herria y el derecho del pueblo a defenderse de la opresión y represión del Estado diciendo: “Herri armatua inoiz ez zampatua!” (El pueblo armado nunca será vencido). Y efectivamente ETA ha sido durante 40 años el terrorismo salvaje que ha padecido España con el asesinato de casi mil personas y más del doble como víctimas colaterales.

Y si hablamos de armas, debemos de mencionar el mercado negro de venta ilegal accesible también por Internet, como ha demostrado el demente joven australiano que decidió acabar con la vida de 49 personas y herir a otras tantas en dos mezquitas musulmanas en Nueva Zelanda. Estaba armado con un arsenal de armas semiautomáticas y abundantes cargadores que agotó disparando indiscriminadamente contra personas indefensas. ¿Qué hace el Gobierno para luchar contra este tráfico incontrolado de armamento? Se ha llegado al extremo de prohibir la venta de armas simuladas de fogueo, porque al parecer pueden ser manipuladas por expertos y transformarlas en armas de fuego efectivas. Y también se excusa la medida en que para los agentes policiales es muy difícil distinguir los clones de las auténticas.

Lo que parece claro es que este no es un tema que preocupe a los ciudadanos españoles de forma mayoritaria, existiendo respuestas aisladas ante hechos concretos de violencia. Pienso que hay que ser mas prudentes a la hora de lanzar propuestas que no están en las prioridades de los ciudadanos y no han sido debatidas con rigor. La realidad es que quien quiere obtener un arma de fuego para un fin determinado, acaba por conseguirlo y sin tener licencia para su tenencia y uso. El precio en ese mercado varía entre los mil a 2.500 euros dependiendo del tipo de arma que se desee, corta, semiautomática o de asalto. En el caso de la ETA, casi todo su armamento provenia de ese mercado negro de armas. Se calcula que existen en España cerca de medio millón de armas incontroladas pero la Guardia Civil, que es el Cuerpo encargado del control y licencias, no dispone de datos estimados. También hay que decir que la seguridad absoluta no existe y que el hecho de legalizar la venta controlada de armas sería una exposición innecesaria a un escenario indeseable, cuyas consecuencias son imprevisibles con una alta probabilidad del incremento de la violencia, delincuencia común y terrorismo.

Como todo, la violencia debe ser reprimida siempre de forma proporcional y el solo hecho de disponer y llevar un arma de fuego es un acicate psicológico para poder extralimitarse en la respuesta ante un hecho que ponga al agredido en una situación de pánico. En España la ley contempla curiosamente penas de prisión para aquél que "en legítima defensa" repele a su agresor con un arma de fuego y mata a quien le está amenazando en su propio domicilio si existe desproporcionalidad.¿Qués se espera que se haga en este tipo de situaciones? Existe el caso del ventrílocuo y empresario José Luis Moreno asaltado en su casa por violentos albanokosovares que invadieron su vivenda para robarle y le apalearon hasta casi matarle para obtener la clave de su caja fuerte.Y otros casos como el del periodista vasco, Jesús María Amilibia, que en una discusión por un incidente de tráfico sacó su arma y disparó al otro conductor. Fue condenado a 17 años de cárcel de los que cumplió solo cinco años en prisión, saliendo en régimen abierto. Y es que la legítima defensa tiene como límite el uso de la fuerza proporcional. ¿Qué pasa entonces con los medios de defensa usados normamente por mujeres, como el gas pimienta como repelente de posibles acosadores o violadores ? ¿Se considera un medio de respuesta desproporcionado y debe la victima someterse a la voluntad del o los asaltantes como la “manada de Pamplona", o las cada vez más numerosas de los incontrolados “menas” (menores extranjeros no acompañados), marroquíes en su mayoría?

Este problema de seguridad es responsabilidad exclusiva del Gobierno de España, del Ministerio de Interior y de las FFyCCSE, así como de los Ayuntamientos y sus policías municipales. Existen diferentes formas de acometer la lucha para eliminar esta amenaza que está causando alarma y crispación social que puede derivar en xenofobia y la radicalización de la sociedad española. No se puede aceptar como normal el que las víctimas se consideren como inevitables y que no exista una respuesta firme contra este colectivo de indeseables. Esta dejación de funciones incita a los ciudadanos a apostar por propuestas como la lanzada por VOX para garantizar el derecho a la legítima defensa. Desde luego que no es una "ocurrencia" como aquellas de Zapatero, ni "ideícas" como las llamadas “carmenadas” de Manuela Carmena ysu apoyo a los Okupas o las de Carmen Calvo, sino una respuesta a las necesidades de la población, que se ve desamparada por sus gobernantes mientras ellos disfrutan de escoltas, para sí y sus familias, pagadas con los impuestos de todos. ¿Verdad Sr. Sánchez? ¿Verdad Sres.Iglesias- Montero? ¡Qué bien se está sabiéndose seguro con la vigilancia 24h de la Guardia Civil en el dulce hogar!

¡¡¡ VOTAR PSOE ES VOTAR A LOS GOLPISTAS Y ENEMIGOS DE ESPAÑA!!!

¡Que pasen si pueden y su conciencia se lo permite un buen día!


Viernes, 19 de abril

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Hemeroteca