Un país a la deriva

Susana toma nota.

18.03.19 | 12:28. Archivado en Política Nacional

PEDRO SÁNCHEZ FULMINA AL “SUSANISMO” DE LAS LISTAS A LAS GENERALES EN ANDALUCÍA.

Era previsible y ya se está produciendo. La venganza de Pedro Sánchez con Susana Díaz que se atrevió a disputarle el mando del PSOE en las primarias del 2016 y le ninguneó en las elecciones autonómicas en Andalucía el pasado diciembre, ha originado la primera de las batallas por el control del PSA, con un resultado realmente catastrófico para los alineados con Susana Díaz y sus padrinos Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Pedro Sánchez solo esperaba una oportunidad y esta vino cuando Susana Díaz, obligada por la quiebra del apoyo de CIUDADANOS a la gobernabilidad, se vio forzada a adelantar las alecciones autonómicas. Su estrategia pasaba por minimizar la participación de Pedro Sánchez en los mítines, para que no pareciese una sumisión a las políticas diametralmente opuestas, sobre todo en el trato del desafío secesionista en Cataluña. Susana Díaz se aprovechaba de la presión que suponía el tener en el Congreso una cantidad sensible de diputados del PSA, para hacer valer su influencia y marcar distancias con Ferraz. Pero esa apuesta le salió mal, ya que, a pesar de ser la opción más votada, necesitaba el apoyo de su antiguo socio C's, que ya había decidido aspirar a la Presidencia de la Junta esperando un resultado por encima del PP. Finalmente, ese sorpaso no se produjo y hubo de aceptar el conocido pacto PP-C’s, porque no tenían más remedio, el apoyo de VOX en la sesión de investidura en la que el PP impuso a su candidato el “sorayista” Juan Manuel Moreno Bonilla.

>> Sigue...


Sábado, 20 de abril

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Hemeroteca