Un país a la deriva

UNIDAS PODEMOS: el triunfo del matriarcado radical.

06.03.19 | 12:52. Archivado en Política Nacional

PODEMOS SE APOYA EN EL ULTRA FEMINISMO COMO ANTÍDOTO A SU DEBACLE ELECTORAL.

Parece que el mesías Pablo Iglesias pierde fuelle tras su ya cuestionado liderazgo, en el que diversas confluencias se le están yendo de las manos por su empecinamiento en mantener una actitud totalitaria estalinista, pervirtiendo el espíritu asambleario del 15M. En esta fase de “permiso por paternidad” interrumpida a conveniencia y urgencia de los acontecimientos, parece que su pareja sentimental, madre de sus hijos y “portavoza” del grupo parlamentario UNIDOS PODEMOS, Irene Montero, está aprovechando su protagonismo mediático para lanzar un mensaje ultra feminista, o como otros califican como “feminazi”, escorando hacia esa nueva concepción de “mujeres al poder. Llegando a renombrar al partido como UNIDAS PODEMOS y usando siempre en lenguaje claramente sexista diciendo “todas nosotras”, olvidando que al menos la mitad de votantes y militantes de esa coalición de ultraizquierda radical está formada por hombres. Un feminismo ultra que parece no molestar a Pablo Iglesias que calla sumiso y sigue en sus labores domésticas de atención a su prole en su recién estrenada residencia de lujo galapagueña.

Irene Montero augura el triunfo de una mujer que sucederá "pronto" a Pablo Iglesias en el Poder cuando se celebren las próximas primarias. Y claro, lo natural es que sea ella misma la que pretenda ser “esa mujer”, relegando a su pareja al papel de portavoz de grupo, o quizás ni eso y sea otra mujer la que lo ejerza. Aunque creo que, si Pablo Iglesias se ve apartado del poder, puede que cumpla con su promesa de apartarse sumisamente y retorne a su labor pedagógica en la Universidad, para adoctrinar a nuevas generaciones de estudiantes y dedicarse más a sus programas televisivos, bastante más lucrativos, y asistiendo como tertuliano relevante a otros programas en medios afines como La Sexta y RTVE. Irene Montero proclama la política de sexo diciendo que “si nosotras paramos, se para el mundo”, y aquí se refiere a la jornada de huelga del 8M en el “día internacional de la mujer” que rememora el 8 de marzo de 1857 que dio inicio a la lucha por los derechos de las mujeres. Al menos en esa parte del mundo donde existe una democracia real, que por desgracia es inferior a un tercio de toda la población mundial.

La camaleónica formación de ultraizquierda de PODEMOS se aprovecha de la coalición con Izquierda Unida para renombrarla como UNIDAS PODEMOS. Pero es que además incorpora un nuevo estilo de lenguaje excluyente, usando sólo el género femenino en los sustantivos, pronombres y adjetivos y abandonando el otro tipo de lenguaje mal llamado “inclusivo” con la obligación de distinción de género a la hora de globalizar las menciones a la totalidad de los sujetos. Se alcanza el ridículo de la reiteración como cuando distinguen el “todos y todas”, o como en la aberrante feminización de sustantivos en palabras inexistentes como la de “portavoza”, ya que el sustantivo femenino “voz” es un vocablo neutro que se refiere a la capacidad humana del habla y que usualmente se acompaña por adjetivos que definen sus características fonéticas, independientes del sexo, y no existe “voza”. Se puede tener la voz pero no "la voza" grave, o aguda, o ronca por la afonía. Las voces líricas de catlogan por sexos como los masculinos de barítono, tenor o bajo y los femeninos de soprano, mezzosoprano o contra-alto. O se puede padecer de una tara del habla congénita o resultante de una enfermeda con la mudez. Y es que la patológica ideología de esta formación de PODEMOS, los lleva a hacer el mayor de los ridículos. Y no solo en el ámbito del lenguaje.

El caso es que Irene Montero pretende dejar de tener el papel dependiente de “pareja sentimental” del “macho alfa" de la formación y ponerse en el papel predominante en una especie de nuevo “matriarcado” en un cambio radical de la concepción del partido de PODEMOS. La nueva estrategia pretende ir mucho más allá de la cosmética de la igualdad y alzarse el feminismo con los resortes del poder. El vaticinio de que el máximo poder del partido lo ostentará pronto una mujer, indica a las claras esta revolución sexista en donde el macho alfa será sustituido y relegado al papel de zángano de la nueva reina de la colmena. Y la verdad es que no sé que opinarán esos militantes del mal llamado “sexo fuerte” y si estarán conformes con esta deriva radical que no aspira a la equiparación de derechos e igualdad de oportunidades, sino a un verdadero asalto al poder e implantación de ese matriarcado.

Y es que una cosa es la indiscutible revolución social democrática, que haga realidad lo de la igualdad de derechos y deberes de hombres y mujeres, y otra muy diferente la de estigmatizar y criminalizar a la parte hasta ahora “dominante” para simplemente cambiar los papeles e imponer un régimen feminista ultra radical, al que bien se le puede calificar de “feminazi”. Irene Montero se aprovecha de la coalición con Izquierda Unida, para usar este participio adjetivado para denominar a la formación como UNIDAS PODEMOS, en vez del usado hasta ahora como UNIDOS PODEMOS. Un cambio que nada tiene de improvisado y que intenta quitar los tics dictatoriales del largo mandato del fundador Pablo Iglesias, encumbrado por las bases y triunfador ante sus exsocios: el disidente Íñigo Errejón, la crítica Carolina Bescansa y el ideólogo Juan Carlos Monedero. Un cambio que intenta minimizar los daños de la disgregación y rebelión de las confluencias regionales autonómicas por la fuerte centralización del poder en el partido, ampliando sus bases electorales nada menos que a todo el colectivo feminista y LGTBI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, personas Transgénero e Intersexuales) de izquierdas.

La verdad es que se avecina un cambio que puede influir en el futuro de un movimiento que surgió por el rápido posicionamiento de ese grupo de colegas de extrema izquierda socios de la fundación CESP, que decidieron implantar en España sus propuestas revolucionarias que vendían con sus lucrativas asesorías a regímenes ultra comunistas como el bolivariano de Hugo Chávez en Venezuela o el de Bolivia de Evo Morales, poniéndose al frente de las reclamaciones del movimiento 15M y recogiendo el desencanto de una generación de jóvenes frustrados en sus perspectivas de futuro. Un partido que nació como la confluencia de unos círculos de debate asambleario, que terminaron por transformarse en una esfera cerrada dominada por una Ejecutiva central en la que Pablo Iglesias y sus colegas se erigieron como legítimos líderes donde acabó imponiéndose el dictadorzuelo Pablo Iglesias, primero con su expareja sentimental Tania Rodríguez y posteriormente con su actual pareja sentimental Irene Montero, que no parece resignarse sumisamente al papel de su antecesora.

Personalmente me alegraré del fracaso de este fraude de formación política, cuyos dirigentes nunca han predicado con el ejemplo. Al contrario, pronto se han convertido en la casta política que criticaban. Porque hay que ser muy cínico e hipócrita para decir, como hace Irene Montero, que supuestamente donará su salario del día de la huelga feminista, cuando parte de una situación de auténtico privilegio económico en el que ese donativo solo es una minucia en el global de sus ingresos personales y conjuntos con su pareja, no equiparable al que pueden hacer la mayoría de las mujeres que, si trabajan fuera del mercado negro, son setecientos o mil euristas. La demagogia habitual en quien tiene las espaldas bien cubiertas, las alforjas bien llenas y una residencia de lujo con servicios privados y públicos (a costa de todos los contribuyentes) exclusivos de élites sociales.

Pero serán auténticos gilipollas los (y las) que crean algo del mensaje de quien usa la política como forma de promoción personal. Por mí, se pueden ir al guano.

¡¡¡UNIDAS PODEMOS FEMINISMO RADICAL HOMÓFOBO!!!

¡Que pasen si pueden y su conciencia se lo permite un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Alef 06.03.19 | 16:20

    El personal espera con impaciencia que se completen las carencias discriminatorias de las siglas LGTBI con las aportaciones restantes: F (fetichistas), H (hermafroditas), y así hasta la Z (zoofilos/as).
    Por otra parte, decía Umbral en la anterior debacle socialista que al psoe sólo lo votaban los viejos de bragueta meada. Ahora se vuelve a hablar del voto izquierdista de la tercera edad, y aunque es cierto que la canas no dan sabiduría, cuesta trabajo imaginar a personas experimentadas en la vida votando a ese partido que se niega a endurecer las penas por crímenes tremebundos al igual que sus socios nacionalistas –éstos, por razones evidentes- y que monta el plan E de los viernes milagro, disponiéndose a arruinar el país una vez más.

Martes, 19 de marzo

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Hemeroteca

Marzo 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031