Un país a la deriva

Soberbia, orgullo y egolatría.

11.02.19 | 12:45. Archivado en Política Nacional

LA GUERRA DE CIFRAS EN LA CONCENTRACIÓN DE COLÓN PRETENDE DEVALUAR EL MENSAJE DE RECHAZO AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ POR SU RENDICIÓN AL GOLPISMO CATALÁN.

Solo los muy fanatizados negarán el indudable éxito de convocatoria de la concentración de ayer en la plaza de colón en Madrid como principal punto de expresión del rechazo de los españoles a las políticas traidoras del Gobierno de Pedro Sánchez con los golpistas catalanes. Lo normal es entrar en una guerra de cifras que luego las imágenes desmienten con contundencia a unos y otros. Por una parte, la delegación del Gobierno, de Pedro Sánchez, claro, que cifró la asistencia en unos ridículos 45.000 ciudadanos, algo que compraron inmediatamente los golpistas anunciando el “fracaso” de la convocatoria e instando a Pedro Sánchez a retomar las negociaciones. Por otro lado, la soberbia, orgullo y egolatría que caracteriza a Pedro Sánchez, le llevó a declarar en un nuevo acto de partido, diciendo que las derechas se estaban manifestando “contra su persona”. Y no era así, si se hubiera molestado en leer el lema de la convocatoria: “Por una España unida, elecciones ya”.

Lo que sí es de resaltar es que ha sido la primera manifestación donde coinciden los dos principales partidos de la oposición, el PP con 134 escaños en el Congreso y mayoría absoluta en el Senado y por otro lado, CIUDADANOS (C’s) con 32 escaños en el Congreso. Eso por sí solo tiene el peso suficiente como para que no se intente deslegitimar el fondo de la protesta por una simple valoración mal intencionada de la asistencia, que en ningún caso fue tan limitada como intentan vender desde el otro lado. Y haría muy mal Pedro Sánchez en aplicar su manual de resistencia y acudir de nuevo a las bambalinas para ceder a las exigencias de los golpistas fuera de luz y taquígrafos. Porque la realidad es que su “oferta final” dejaba todo abierto para poder pactar esa figura del mediador en la mesa de partidos a nivel estatal, que es esencialmente inconstitucional empezando por su composición en la que no van a estar los partidos de la oposición que, como he dicho representan a casi la mitad de los españoles.

Lo que supuestamente parece inamovible, aunque no me la creo, es la posición de JxCAT, véase Carles Puigdemont que por su títere Joaquim Torra lanza un aviso a Pedro Sánchez diciendo que “ya sabe lo que ha de hacer si quiere que le tramitemos los presupuestos”. Añade que el PSOE nunca se ha sentado con ellos para hablar de los presupuestos y que para tramitarlos existen tres condiciones: “Debe haber concreción del relator internacional, el derecho a la autodeterminación y el fin de la represión”. O lo que es lo mismo y sin tantos vericuetos lingüísticos, elegir a un mediador internacional, incluir en el debate el derecho a la independencia de los catalanes y no procesarles por los delitos cometidos. Y es que ya está bien de “vestir la mona” para que se minimicen las injurias que los golpistas siguen vomitando contra España, contra la Constitución, contra nuestra democracia y contra nuestra Justicia. Cataluña es parte indivisible de España y lo seguirá siendo porque así lo decidieron los españoles en la Constituciónde 1978. Y así seguirá siendo mientras no se acepte otra propuesta diferente vía referéndum al conjunto del pueblo español. Y eso no se va a resolver en una mesa de partidos fuera de la Soberanía Nacional.

Porque los partidos políticos son solo eso, opciones diferentes dentro del arco ideológico que caracteriza a las democracias. Y la española es tan buena que acepta incluso a aquellos partidos que quieren destruirla, algo insólito en el resto de las democracias consolidadas. Y si ya es una situación anómala el tema de las listas cerradas en las elecciones y la descarada división por circunscripciones y la famosa ley D’hont por la que los votos no tienen el mismo valor dependiendo de donde esté uno empadronado, más lo es el que esos partidos se arroguen atribuciones para las que no están legitimados para tomar decisiones. El tema de la Soberanía Nacional no admite discusión, y nadie puede negociar un cambio en algo tan esencial de la Constitución sin contar con el apoyo parlamentario exigible de los dos tercios y cumplir con lo estipulado en la propia Constitución para llevarlo a efecto. No basta con que lo apruebe una mayoría parlamentaria mínima, como puede ser pactar la celebración de una consulta a nivel autonómico para decidir si sus ciudadanos quieren o no independizarse de España. Y eso es lo que los golpistas pretenden hacer pidiendo “coraje” a Pedro Sánchez y que se siente a hablar de la “autodeterminación” que no es otra cosa que la independencia y no ese “autogobierno” que mezquina e ilegalmente ofrece Pedro Sánchez.

Lo preocupante es el estado de absoluto pánico que ha invadido al Gobierno de Pedro Sánchez, que es consciente de su extrema debilidad y su dependencia de los votos de sus socios golpistas. La pregunta es si está dispuesto a comprar a cualquier precio su permanencia en la Moncloa unos meses más y con la amenaza de que se le presente una querella por su cesión a los golpistas, cuando públicamente había manifestado no aceptar nunca como punto de debate el tema de la independencia (estoy harto de que no le llamen al pan, pan y al vino, vino. Autodeterminación es lo mismo que independencia). Mañana empieza la sesión de aprobación o rechazo de los Presupuestos Generales del Estado y se votarán las enmiendas a la totalidad presentadas por los diferentes grupos, entre los que se encuentran PP, C's, ERC y PDeCAT. El tiempo corre y Pedro Sánchez deberá optar por asumir su derrota o por desafiar a la legalidad vigente y delinquir.

Lo único que une a la oposición actual es la confluencia de intereses para que se convoquen ya elecciones generales y hasta ahí. Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno de España tiene la potestad exclusiva de convocarlas y casi nadie tiene duda de que la edición de su libro “Manual de Resistencia” avisa de sus intenciones de prolongar su estancia en la Moncloa lo máximo posible. Por eso desprecia la multitudinaria manifestación de ayer y por voz de su Ministro de Interior, Grande Marlaska, insinúa que existe la posibilidad de retomar las negociaciones con los golpistas. Pero esa posibilidad pasa por ceder a las tres exigencias que Joaquim Torra le ha planteado y eso le expone demasiado judicial y políticamente. Porque lo absurdo, aunque nada extraño en este personaje, es que su resistencia sea gobernar prolongando los PGE del PP aprobados días antes de su entronamiento vía moción de censura y usar los Decretos Ley como hasta ahora, exponiéndose a que sean rechazados.

Quedan escasas horas y estoy seguro de que los teléfonos y el chat de Carmen Calvo echan fuego, intentando lograr un pacto de mínimos "in extremis", como gusta a los indepes golpistas, que convenza al golpismo de cambiar su posición y conceder una prórroga al Gobierno de Pedro Sánchez, con la promesa formal de no rechazar ninguna línea de diálogo incluida la de la independencia vía consulta pactada, no vinculante pero de peso político suficiente. Tanto como para pedir en el Parlamento la reforma de la Constitución, como primer paso para el “autogobierno pleno” y con vistas a la creación de una República Federal, con la transferencia a Cataluña de todas las competencias que ahora son exclusivas del Estado. Y eso pasa por el abandono de las FFyCCSE del territorio de la autonomía, y la adquisición por Cataluña de un estatus financiero equivalente al del Concierto Vasco o el de los Fueros de Navarra, sin intervención alguna del Estado.

Un escenario que puede desencadenar un proceso de imitación por parte de otras autonomías donde la componente independentista tiene ya una notable influencia y sigue muy de cerca los pasos de la Generalidad de Cataluña. Por supuesto que me refiero a aquellas que comparten con ligeras diferencias, la lengua, cultura y un intenso incremento en sus sociedades del sentimiento de exclusividad y de pertenencia a una comunidad diferente de la española.Eso que llaman plurinacinalidad y los diferentes pueblos de España. Tal es el caso de Baleares y, en menor medida, de la Comunidad de Valencia. Un sentimiento arraigado por la permisividad y complicidad de todos los partidos estatales PSOE y PP, por colaborar en la diferenciación exclusivista en el tema educativo y social y que se arrincone, se ignore y se desprecie todo lo que tenga que ver con España, su cultura y su idioma.

Y esta desbandada ocurrirá siempre que los golpistas catalanes logren sus objetivos. Por eso es tan importante el que los que amamos España y defendemos su Unidad, nos mantengamos firmes en nuestra posición de luchar contra sus enemigos que solo intentan destruirla. Los socios de Gobierno de Pedro Sánchez son enemigos declarados de España y de su Unidad y no esconden su pretensión de independizarse. Pedro Sánchez deberá decidir si sigue cediendo a sus exigencias a cambio de su apoyo a la gobernabilidad, convirtiéndose en cómplice y también en enemigo de España y de los españoles, o bien renuncia a esos apoyos y convoca elecciones para que sean los españoles los que elijan libremente unos representantes que les garanticen esa Unidad, justicia social e igualdad ante la ley sin privilegios de ningún tipo.

Puede que Pedro Sánchez se enorgullezca de su resistencia, pero debe saber que la del pueblo español es muy superior y lo ha demostrado a lo largo de su Historia. No debería actuar como Nicolás Maduro despreciando al pueblo.

¡¡¡GOBIERNO OKUPA DIMISIÓN!!! ¡¡ELECCIONES GENERALES YA!!

¡Que pasen si pueden y su conciencia se lo permite un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 22 de mayo

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Hemeroteca

    Abril 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930