Un país a la deriva

Taxi:de servicio público a privado.

24.01.19 | 17:38. Archivado en Política Nacional

EL LIBRE MERCADO CONTRA LOS MERCADOS REGULADOS. LA HUELGA DE TAXIS EN MADRID DESLEGITIMADA POR LA VIOLENCIA.

Estos días los barceloneses y madrileños estamos siendo testigos y víctimas inocentes de unas huelgas salvajes provocadas por el colectivo de los Taxistas en defensa de su supervivencia bajo las reglas del mercado libre y de la competencia. Hasta hace bien poco, este gremio regulado como Servicio Público, había reinado como monopolio en una estructura endogámica donde las licencias de taxi eran objeto de especulación sujetas a traspasos como si de un bien inmueble se tratase. Y es que el número de licencias permitidas lo determinaban los diferentes consistorios, manteniendo una proporcionalidad con respecto a la población para que garantizase un servicio imprescindible y necesario adecuado. Una limitación de licencias que garantizaba relativamente también la rentabilidad del trabajo, ya que los baremos de tarificación también están regulados en función de las áreas metropolitanas y del trayecto recorrido, con un cargo fijo por lo que se llama “bajada de bandera” y complementos por origen o destino en estaciones de autobuses, de trenes, puertos o aeropuertos.

El problema viene cuando este mercado, típicamente monopolista de un determinado gremio, en donde coexisten autónomos con empresas privadas que contratan conductores en turnos, aparecen otros actores privados que aplican otro tipo de ofertas diferenciadas a los clientes ofreciendo características (mejores vehículos, limpieza, trato con el cliente) como mejoras en la calidad del servicio. En contraposición al Taxi, el sistema de contratación empleado por los VTC no tiene ningún tipo de regulación, ya que se basa en un acuerdo privado entre el ofertante y el cliente por un determinado servicio con conductor. Un sistema que es característico de países como Egipto, Turquía o India, donde debes llegar a un acuerdo con el taxista sobre el precio del trayecto que vas a contratar. No hay bajada de bandera ni tarificación mecánica alguna. Un sistema claramente opaco a Hacienda lo cual debería hacer saltar todas las alarmas.

El caso de Madrid es un polvorín que era más que previsible que estallase por la desproporción entre licencias de taxis y las de las VTC concedidas por el Ayuntamiento en los últimos años. Tal es así que actualmente las VTC representan el 47% de las de taxis. Concretamente, a finales del 2017 el número total de licencias de taxis era de 15.664 licencias en activo, de las cuales 9.348 correspondían a autónomos y 6.375 a licencias con conductores asalariados, Del total, 13.115 (84%)son poseedores de una sola licencia. A día 23 de enero de 2019 los taxis en activo son 15.646 según datos diarios de la flota que actualiza el Ayuntamiento de Madrid. Las licencias VTC concedidas en Madrid ascienden a 7.281.

Resulta harto evidente la desproporción actual que está muy lejos de cumplir con la ratio de 1 licencia de VTC por cada 30 licencias de taxi. O lo que es lo mismo 523 licencias de VTC en vez de las más de 7.281 concedidas. Lo que sencillamente se ha hecho es cambiar la ratio de 1 por 30, a la de aplicar un porcentaje que alcanza el 47% de licencias de Taxi. No es solo el que se haya violado la ley sino que además se ha introducido un actor desequilibrante que modifica el mercado regulado y lo convierte en un mercado sin control por parte de la mitad de licencias correspondientes a las VTC. Y aquí el único responsable de este desbarajuste es quien ha emitido las licencias VTC sin llevar ni exigir el mismo control que el que aplican al gremio de los taxistas.

La huelga no solo está justificada, sino que debería ir acompañada por una denuncia a las Administraciones responsables de la emisión de esas licencias. Y aquí entiendo que el Gobierno de España es máximo responsable en velar por el cumplimiento de la ley, cosa que al parecer ha delegado en cada una de las Comunidades autónomas y éstas, a su vez, en los Ayuntamientos. En el caso de Madrid, es inadmisible el posicionamiento del Gobierno de la Comunidad que por boca de su Presidente ha lanzado mensajes amenazantes y que corroboran la nula voluntad de deshacer tamaña violación de la ley, declarando que “Madrid es una Comunidad en la que existe libertad de comercio, de elección de la educación de los hijos y también de transporte. Legislaré para que convivan los dos sectores”. Y también desviando la atención al no aceptar una limitación del tiempo de precontrato de los servicios de los VTC como si ese fuese el problema principal.

El problema radica en el incumplimiento de la ley, y en la laxitud de ésta a la hora de dejar la puerta abierta a no mantener la proporcionalidad de 1 licencia VTC por cada 30 licencias de Taxi, permitiendo a las CCAA y Ayuntamientos cambiarla según su propio criterio de valoración de las necesidades. Y esta facultad, al parecer ha sido la que la Comunidad de Madrid ha decidido aplicar en una proporción de 1 licencia VTC por cada 2 de taxi. Un sistema que evidentemente hunde al servicio del Taxi que sigue sometido a costes inasumibles y a una regulación estricta que no se exige a los VTC.

Puedo comprender la situación de un gremio como el del Taxi que ve peligrar su propia supervivencia al enfrentarse a una competencia desleal en las que los costes asociados y las exigencias laborales difieren mucho de la suyas. Puedo comprender la desesperación que los lleva, tras meses de infructuosas negociaciones con las Administraciones, a hacer una huelga salvaje. Lo malo es que al hacerlo vulneran derechos fundamentales del resto de ciudadanos, en este caso de los madrileños o barceloneses, con actuaciones de violencia coactiva bloqueando vías importantes de circulación o eventos relevantes y dejando sin servicios puntos estratégicos de comunicación como aeropuertos y estaciones de trenes. Las imágenes de corte de la A2 o las de la M40 en los accesos a la zona donde se ubica el IFEMA y en las puertas principales del recinto impidendo la entrada normal a los Reyes de España, coincidiendo con el inicio del FITUR, el evento más importante mundial del turismo, perjudica gravemente la imagen de España.

Ese comportamiento tan radical y violento deslegitima sus justas reivindicaciones y además ponen a la opinión pública y a los políticos dirigentes en su contra. Por una sencilla razón, la ciudadanía no empatiza con este tipo de acciones que perturban su vida diaria y les complica su asistencia al trabajo. En cuanto a los políticos, causantes de haber provocado este problema de licencias sin control, en primer lugar, no les gusta que les desnuden, muestren sus errores injustificables y se vean forzados a admitirlos. Y en segundo lugar les predispone a enrocarse echándose “la patata caliente” unos a otros sin resolver el problema. Una actitud que solo puede ser neutralizada por la vía judicial presentando denuncias en los juzgados contra esos pésimos administradores.

La cruda realidad es que se está intentando por "las bravas" modificar un sistema que lleva décadas funcionando sin problemas, incluyendo a nuevos actores que están compitiendo desde una posición preferente, tanto como el supuesto trato que dicen dar a sus clientes por el mismo servicio de transporte. Un cambio que se excusa en abrir un mercado que estaba monopolizado y controlado por los Ayuntamientos que eran los encargados de controlar y otorgar las licencias de taxis que considerasen necesarias para dar un Servicio Público digno y regulado. Y es verdad que debe haber una transformación hacia un mercado abierto, pero para implantarlo debe haberse hecho primero un análisis de su aplicación de forma gradual y compensando o equilibrando los requisitos exigidos y los costes. Por ejemplo, el de las transmisiones de las licencias, ya que por ley está permitida su transmisión como un bien tangible y negociable. En Madrid una licencia de Taxi anda entre los 150.000 y 200.000 euros, mietras que na licencia de VTC ronda los 40.000 euros.

Y Quizás ese haya sido el error, porque en el caso de la licencia de taxi esta recaía de forma exclusiva en la persona física o jurídica a la que se le asignaba. Mientras en el caso de las de los VTC, las licencias tienen al coche como titular de esta, convirtiéndose el coche en sujeto como en un bien con valor añadido. Lo que no tengo claro es si a los conductores de los VTC se les exige un examen sobre su capacidad para realizar este servicio público de transporte, ni cuales son los requisitos exigidos a los titulares de esos VTC respecto a seguros, mantenimiento, limpieza y revisiones ITV periódicas. Tampoco si este sistema de pre contratación del servicio con un coste pactado es equivalente al sistema regulado de tarifas en los Taxis, y si su tratamiento fiscal también lo es. Son demasiadas preguntas de las que por falta de información carezco de respuestas. Pero me temo lo peor.

Hay un dicho que proclama lo de “piensa mal y acertarás”. Yo no quisiera creer que, en este desbarajuste por miles de licencias a los VTC, que no tenían que haberse concedido, ha habido intereses nada confesables y generosas coimas. Pero sorprende mucho el que en vez de cumplir la ley se haya llegado a esta inaceptable situación donde el número de licencias VTC otorgadas es 15 veces superior al legislado. Y lo que no se puede es criminalizar a un colectivo que ha intentado adaptarse a un entorno desfavorable de crisis y se ha esforzado por dar un valor añadido a sus servicio incluyendo programas como Mytaxi , Radio Taxi y otros agilizando y optimizando el servicio incluyendo pagos por smartphone y otras facilidades.

Creo indispensable que el Gobierno de España deje de eludir su responsabilidad y de delegarla en otras administraciones del Estado. Debe actuar como Gobierno y crear una mesa de diálogo, de esas que tanto le gustan a Pedro Sánchez con los golpistas, donde estén todos los actores implicados y legislar para que todos tengan unas reglas claras de juego para desenvolverse en un escenario tan competitivo y variable como es el servicio público o privado de transporte mediante vehículos con o sin conductor. Dejemos las elucubraciones sobre vehículos autónomos terrestres o voladores y el futuro para otra ocasión y resolvamos el presente y demos un futuro a esas miles de familias de un colectivo esencial en el trasnporte urbano.

Hoy tampoco me olvido de reclamar:

¡¡¡GOBIERNO OKUPA DIMISIÓN!!! ¡¡ELECCIONES GENERALES YA!!

¡Que pasen si pueden y su conciencia se lo permite un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 18 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Hemeroteca

    Abril 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930