Un país a la deriva

Extremadura: condenada al olvido crónico por el Estado.

03.01.19 | 13:05. Archivado en Política Nacional

EXTREMADURA: CUNA DE CONQUISTADORES RELEGADA AL FURGÓN DE COLA DEL DESARROLLO POR UN SISTEMA AUTONÓMICO INFECTO, INSOLIDARIO E INJUSTO.

Si acudimos a la etimología de su nombre, Extremadura significa “tierra frontera”, nos hacemos una idea de que durante siglos precisamente fue un lugar de conflictos alejado del centro del poder en la época de la reconquista de la península a los invasores árabes que dominaron durante ocho siglos en el llamado Al Andalus. Así que se puede uno imaginar la dureza de la vida de unas gentes en constante tensión por las alternancias entre invasores y conquistadores por mantener el dominio de esos territorios. Una tierra que fue destino de la trashumancia por la riqueza de sus pastos y es ahora igualmente un territorio rico, atravesado por dos grandes ríos: Tajo y Guadiana, donde se cría el cerdo ibérico en grandes dehesas de encinares y alcornocales. Una tierra con contrastes entre el norte y el sur con temperaturas tórridas en verano y suaves en invierno. Un amplio territorio administrativamente dividido en dos provincias: Cáceres y Badajoz, escasamente poblado por algo más de un millón de personas (1.073.000 según el INE 2018), concentradas en los principales núcleos urbanos de ciudades de renombre y centros turísticos como las capitales Cáceres y Badajoz, Mérida, Trujillo, etc.

>> Sigue...


Viernes, 26 de abril

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Hemeroteca