Un país a la deriva

La crispación: Cui prodest?

29.10.18 | 10:25. Archivado en Política Nacional

LOS CRISPADORES SE QUEJAN DE QUE LES APLIQUEN SU PROPIA RECETA: EL PAÍS EDITORIALIZA HIPÓCRITAMENTE Y ADOPTA UNA ACTITUD VICTIMISTA.

Hoy el periódico El PAÍS en su edición digital en Internet lanza una editorial titulada “Ambiente tóxico” donde afirma que la crispación daña mucho más a las Instituciones que a los rivales. Y claro, se dedica a pontificar sobre esa forma de hacer política olvidando que si hay un experto en esa estrategia es precisamente el partido socialista y la extrema izquierda de PODEMOS y sus confluencias. Porque esas formaciones no han dudado en usarla cuando han considerado necesario. Y aquí debo recordar aquella campaña electoral donde en una entrevista dirigida por el presentador Iñaki Gabilondo al candidato y presidente del Gobierno José Luís Rodríguez Zapatero, fueron pillados a micrófono abierto hablando sobre las encuestas, declarando Zapatero que les iba bien, pero “lo que pasa es que nos conviene que haya tensión”. Así que la crispación es una herramienta que es solamente válida si la usa el PSOE si conviene a sus intereses y se rasga las vestiduras cuando otros les desnudan ante la opinión pública en sus bastardas maniobras de pactos con los enemigos de España.

El PAÍS alecciona sobre lo que entiende como crispación definiéndola como “La crispación es una vieja y repetitiva estrategia que consiste en envenenar el ambiente político, evitando debatir sobre asuntos concretos y relevantes, porque lo único importante es deslegitimar al adversario criticando no ya sus actos, sino el mero hecho de que ocupe el poder”. En esta idea sentencia que “Acusar a un presidente del Gobierno de colaborar en un golpe de Estado …revela una inequívoca voluntad de radicalizar el ambiente político”. Y aquí no tengo más remedio que acudir al Diario de sesiones del Congreso de los Diputados del pasado 24 de octubre para ver la literalidad del discurso pronunciado por Pablo Casado y que tanto ha escocido en las filas socialistas.

Usted no ha querido comparecer aquí. Usted manda a su vicepresidenta a decir que eso de que Torra diga que hay que atacar al Estado es una frase desafortunada. Usted manda al señor Ábalos a decir que el 1 de octubre la kale borroka que vimos es simplemente una cuestión asumible. Usted manda también al señor Borrell a decir que Cataluña es una nación, y lo dice en la BBC. Usted manda a la señora Batet a decir que le gustaría que los presos, los políticos presos golpistas, no estén en la cárcel. Usted manda a la señora Cunillera a decir que si piden un indulto estará el Gobierno de acuerdo en que se lo den. Usted, que está dejando tirados a los jueces en su defensa del Estado de derecho en España, ¿viene aquí a hablar del brexit y a decir que la segregación no es posible y que dedicamos cuatro minutos al día a hablar de Gran Bretaña? ¿Usted no se da cuenta de que es partícipe y responsable de un golpe de Estado que se está perpetrando ahora mismo en España?

Sigue el articulista en plan victimista al denunciar que “Todos los presidentes de la democracia, y de manera más sistemática e, incluso, brutal, los tres socialistas, han padecido en diversos grados esta devastadora estrategia”. Claro es que a uno le duele más cuando es el que recibe y no el que da. La hipocresía viene cuando se intenta minimizar el acoso sufrido por los Presidentes del PP, Aznar en los dramáticos sucesos de los atentados terroristas en Madrid, al que se le acusó de ser el responsable por haber participado en la guerra de Irak junto a los USA y el Reino Unido, con un agitador, Alfredo Pérez Rubalcaba. O cuando Pedro Sánchez acusó de “indecente” a Mariano Rajoy. Porque las palabras gruesas y el filibusterismo parlamentario son el pan de cada día en el que algunos denigran las Instituciones montando su propio circo mediático. O como en el caso de Pablo Iglesias y sus diputados de PODEMOS, despreciando esas Instituciones y alentando las algaradas callejeras como foro de debate popular. ¿Y qué decir de diputados como Gabriel Rufián de ERC y sus reiteradas payasadas?

A continuación, resume la situación: “La descalificación sumaria, la performance grosera, el uso sistemático de la hipérbole, la simplificación hasta el absurdo de los argumentos o el vaciamiento del sentido de las palabras buscando simplemente la excitación de las emociones, no solo dañan la calidad del debate público y la dinámica institucional, sino que tienen un efecto tóxico sobre la ciudadanía”. Pues eso, aplíquense el razonamiento para no contribuir a esa crispación e intoxicar a la opinión pública. Sigue con su admonición diciendo que “El problema no es solo que el principal líder de la oposición llame golpista al presidente del Gobierno, el problema es que los millones de votantes que lo secundan pueden acabar creyendo que el país está en manos de un Ejecutivo que ha alcanzado el poder por procedimientos espurios y no a través de alguna de las vías señaladas perfectamente por la Constitución”. Y aquí solo digo aquello de “excusatio non petita, accusatio manifesta”. Es evidente que no deben de tener la conciencia muy tranquila cuando son plenamente conscientes de que la moción de censura prosperó por primera vez en democracia gracias a que Pedro Sánchez contó con el apoyo de los enemigos de España, los nacionalistas mercenarios del PNV, proetarras de EH BILDU y los golpistas catalanes de ERC y el PDCAT.

Es verdad que Pedro Sánchez ha alcanzado el poder por la vía democrática que recoge la Constitución en un caso de absoluta excepcionalidad. Sin embargo, lo que se critica es el cómo lo ha logrado y el precio a pagar que ha empeñado en sus pactos con los que no dieron su apoyo de forma "gratis et amore". Pedro Sánchez no puede quejarse de recibir de su propia medicina y que se le desnude públicamente en su intento de mantenerse en el poder como sea y a costa de lo que sea. Ya demostró su catadura moral cuando intentó burlar a su Ejecutiva Federal y fue descubierto y cesado de forma vergonzosa, aunque cometieron posteriormente el error de no expulsarle del partido y permitirle recuperar el poder en unas primarias donde se dedicó a crispar a las bases en contra de sus oponentes y aquellos que le habían defenestrado.

No parece muy ético el que sea El PAÍS el que se sienta ahora ofendido e indignado porque hayamos llegado a este estado de crispación. Es evidente que a ello han contribuido todos, incluidos algunos medios de comunicación, comunicadores y opinadores políticos, que aún siguen usando sus púlpitos para lanzar sus soflamas incendiarias. Basta ver al golpista Joaquim Torra o a los exaltados Joan Tardá y Gabriel Rufián en sus escaños en cada sesión del Congreso. Y no quiero listar aquí a esos profesionales del periodismo caracterizados por usar sus micrófonos y cámaras de TV para erigirse en "radio-tele -predicadores" y que contribuyen decisivamente a esa crispación aprovechando su influencia mediática y nivel de audiencia.

No habría tanta crispación si Pedro Sánchez hubiera cumplido con su promesa inicial de convocar elecciones generales y no intentar agotar una legislatura que no le pertenece, robando a los españoles el que decidan la opción de Gobierno que prefieren y que se explique en campaña electoral con qué tipos de alianzas de Gobierno van a contar en un ejercicio de honestidad y transparencia política que no lleve a engaño sobre el destino final de los votos de los ciudadanos. Por eso seguiré denunciando este comportamiento ruin y desleal con España y con los españoles y exigiendo

¡¡¡GOBIERNO OKUPA DIMISIÓN!!! ¡¡ELECCIONES GENERALES YA!! ¡¡NO PACTOS CON TERRORISTAS NI CON GOLPISTAS!!

¡Que pasen si pueden y su conciencia se lo permite un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Alef 29.10.18 | 11:46

    Contrasta el "no te junto" de Sánchez a Casado con la confraternidad o algo más que mantiene el segundo presidente por accidente con todo el rojerío ultra, esos que no son ni siquiera fachas, son fachines.

Sábado, 23 de febrero

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728