Un país a la deriva

Los opinadores cualificados.

18.10.18 | 16:25. Archivado en Política Nacional

PASCUAL SALA OPINA QUE NO HUBO DELITO DE REBELIÓN EN EL GOLPE DE ESTADO.


Ya casi nadie puede dudar de que desde la izquierda se está lanzando una campaña de blanqueo del golpe de Estado perpetrado por el Gobierno de la Generalidad y ratificado por el Parlamento autonómico dominado por mayoría independentista. Desde hace ya algunas semanas han aparecido diversas voces, tanto desde el Gobierno de Pedro Sánchez como de diferentes cargos y ex altos cargos del PSOE y sus federaciones, abogando abiertamente por la libertad de los presos golpistas, pidiendo la rebaja de las calificaciones de los delitos e incluso insinuando un futuro indulto. Y ahora a este coro se le suman las voces de magistrados de todo pelaje y condición pero que tienen en común haber militado en ese grupo de claro signo izquierdista llamado “jueces para la democracia”. Y el último en unirse a la coral ha sido el expresidente del Tribunal Supremo, del CGPJ y del Tribunal Constitucional, D. Pascual Sala Sánchez que, en una clara injerencia e interferencia con un proceso judicial que aún no ha comenzado y que tampoco tiene definidas por la Fiscalía las acusaciones en firme, aporta su personal punto de vista opinando que en ese golpe de Estado no se puede establecer el delito de rebelión.

Sus declaraciones son, cuanto menos, inoportunas y tendenciosas y ponen en cuestión el Auto del juez Pablo Llarena, aunque hipócritamente se cubre diciendo que él no dispone de los elementos de juicio que maneja el juez. Dice que “Para mí es muy difícil, casi imposible, que exista un delito de rebelión y muy problemático, por no decir que tampoco, el de sedición”. Califica la situación de la prisión provisional diciendo que “las prisiones, desde el punto de vista político, no ayudan a resolver los problemas políticos”. Y define la situación en Cataluña como “es un problema fundamentalmente político”. Unas opiniones que no difieren de las mantenidas por los partidos golpistas que intentan ponerlo todo en el ámbito de la política cuando la realidad es que los actos cometidos avalados por esa política fueron delictivos.

Pare este juez, parece que los hechos que ocurrieron en los meses previos a la declaración unilateral de independencia fue una especie de escenificación de los independentistas donde se produjeron “desordenes” y “quizá” actos de desobediencia en las Instituciones al Tribunal Constitucional. Pero todo circunscrito en el ámbito meramente político como forma de plantear un hipotético acto de secesión, con una declaración política de independencia sin valor jurídico y la gente en las calles manifestándose celebrándolo como si fuera una gozosa realidad. Eso simplemente es hipócrita y obvia la comisión de graves delitos claramente tipificados en el código penal, incluido el de malversación de fondos públicos que ni siquiera menciona este vetusto magistrado para ese referéndum ilegal con urnas de bazar. Ni lo de la gente acosando a los agentes judiciales en el cumplimiento de su deber no fue violencia, tampoco el destrozo y saqueo de los coches de policía que fueron usados como púlpitos improvisados por los Jordis.

Y la verdad es que estoy hasta las mismísimas de estos opinadores cualificados envueltos en sus togas y puñetas que pontifican, desacreditando a ilustres colegas sin que nadie les haya pedido (o quizás sí, por aquello de incordiar y de formar opinión pública) que dejen caer sus sesudas reflexiones en medios de comunicación como RAC_1 (Radio Cataluña 1), como maná de alimento al independentismo, en su cruzada de desprestigio de la democracia y de la Justicia de España de la que estos miserables han formado parte hasta hace bien pocos años. Una campaña que se suma a la de esos otros que abogan por las soluciones políticas a lo que fueron actos penalmente sancionables y olvidarse del asunto y de judicializar la política. Porque claro, ¿Cómo no comprender que aplicar la ley sea un acto que entorpece y dificulta la labor política? Lo importante para estos cínicos es hacer lo que consideran política, pero que contempla el que nadie les pida responsabilidades por sus actos. La cuestión es que se pretende que no se consideren delitos actuaciones como la de solemnizar en un Parlamento nada menos que una declaración de independencia despreciando la legalidad vigente y dando legitimidad exclusiva a un referéndum declarado inconstitucional, sin las mínimas garantías democráticas de control de censos, urnas, colegios electorales no oficiales, etc. Eso a Pascual Sala Sánchez le deben parecer “detalles menores" sin la menor relevancia, ya que en su prodigiosa mente a los actos de violencia los considera solo “desórdenes”, ni siquiera algaradas callejeras.

Y si esto se produce antes de conocerse las calificaciones finales de los delitos y el comienzo del juicio oral, no quiero pensar qué pasará una vez comience el juicio y se sienten los acusados en el amplio banquillo frente al Tribunal. Estos opinadores ya se están encargando de crear un ambiente de desconfianza en el sistema judicial acorde con la campaña de desprestigio emprendida por los fugitivos que no se van a sentar junto a sus resignados compañeros de Gobierno. Cualquier sentencia que no sea la de absolución será considerada represora e ilegítima. Eso sí, no faltarán los lazos amarillos, ni las manifestaciones y concentraciones frente a sedes de partidos y dependencias judiciales y supongo que frente a la Sala donde se decida ubicar al Tribunal juzgador de este proceso mal llamado del 1 de octubre y que se extiende a un periodo comprendido entre el 6 de septiembre y el 27 de octubre del 2017. Y eso si la situación no se descontrola y se impide la entrada en prisión de los condenados o directamente se les libera una vez hubieran regresado a sus prisiones.

Igual también estos opinadores tan sesudos piensan como el asesor de Carles Puigdemont y de Joaquim Torra, que para ayudar a que la política vaya más deprisa es mejor que haya muertos sobre la mesa. La ETA pensaba lo mismo para conseguir doblegar al Estado y obtener la independencia de Euskal Herría y puso sobre la mesa casi mil muertos y más del doble de víctimas, Y ahí está BILDU politiqueando. Y todos recordamos a esos de Terra Lliure que parecen para estos sujetos que debería volver al protagonismo. ¡¡Hace falta cinismo y desvergüenza para expresarse así públicamente!!

¡¡¡GOBIRNO OKUPA DIMISIÓN!!! ¡¡ELECCIONES GENERALES YA!!

¡Que pasen si pueden y su conciencia se lo permite un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 20 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
       1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930