Un país a la deriva

Un fantoche ridículo.

04.10.18 | 12:00. Archivado en Política Nacional

EL RIDÍCULO DE UN FANTOCHE TÍTERE Y SU AMENAZA DE ULTIMÁTUM.


Es lo que tiene ser un fantoche de medio pelo, que sus gestos terminan por ser ridículos y solo causan risa. Pero es que cuando además el fantoche es solo un títere en manos de otro que le maneja a su antojo, el ridículo es aún mayor porque se exageran las muecas y los braceos. Es o que tiene tener a un don nadie al frente del Gobierno de la Generalidad cuyo máximo aval fue ser un voluntariosos activista durante las semanas previas a la celebración del referéndum ilegal y el posterior golpe de Estado. Un fanático independentista radicalizado tras su fugaz paso por la empresa privada que supo aparecer con servicios tan “expuestos” como el de llevar personalmente en su coche las ilegales urnas. Un editor comprometido con el independentismo más radical, cuya principal virtud es la de su empalagosa lealtad hacia su mentor Carles Puigdemont al que rinde pleitesía y veneración política.

>> Sigue...


Jueves, 13 de diciembre

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031