Un país a la deriva

La cárcel de Gila.

23.09.18 | 09:23. Archivado en Política Nacional

LA CÁRCEL DE LLEDONERS SE CONVIERTE EN SALA DE REUNIONES Y DEPENDENCIAS DE LOS GOLPISTAS/ EL PARLAMENT DE CATALUÑA DESOBEDECERÁ AL JUEZ LLARENA Y NO SUSPENDERÁ A LOS DIPUTADOS ENJUICIADOS.


Como era de prever, la actitud de los responsables de prisiones en Cataluña con los golpistas presos que fueron trasladados a las cárceles de Lledoners en Barcelona, ha sido de lo más afable y comprensiva. De hecho, gozan de unos privilegios de escándalo que son impensables para el resto de los reclusos y además cuentan con las simpatías de quienes deberían velar por el cumplimiento de las normas carcelarias. Tan ilustres huéspedes disponen de ilimitadas sesiones de visitas, así como de acceso a internet y a medios de oficina con los que pasar cartas, arengas y soflamas a sus correligionarios fuera de la prisión. Pero lo último ha sido mantener reuniones políticas en el interior de la prisión según información del periódico independentista Nació Digital el pasado 19 de septiembre. Una política de “celdas y cárceles abiertas” que es absolutamente inadmisible y que hace urgente el que se exija al Gobierno que reconsidere la decisión de haber acercado a esos presos a cárceles en Cataluña. Se está pactando cometer una ilegalidad tras cometer otra ilegalidad al permitir la celebración de esas reuniones y visitas incontroladas.

>> Sigue...


Lunes, 22 de octubre

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos

Hemeroteca