Un país a la deriva

Exhumación no, exorcismo.

13.09.18 | 19:27. Archivado en Política Nacional

VÍA LIBRE A LA EXHUMACIÓN DE LA MOMIA DEL DICTADOR FRANCISCO FRANCO DEL VALLE DE LOS CAÍDOS.

Hoy se ha dejado pasar en el Congreso de los Diputados un hecho que evidencia lo profundo del sentimiento de revanchismo y venganza que rezuma el PSOE, y en general toda la izquierda, sobre una de las etapas más vergonzosas de nuestra historia que comprende, a pesar del sectarismo de lo que recoge la mal llamada Ley de Memoria Histórica, todos los acontecimientos de confrontación ideológica y se sucesos violentos acaecidos durante la Segunda República, que culminaron con una guerra civil y una larga etapa de dictadura militar bajo el mando del hombre que la ganó, el dictador Francisco Franco Bahamonde. Hoy se ha dado vía libre al Decreto Ley presentado por el Gobierno okupa de Pedro Sánchez para la exhumación de los restos del dictador ubicados en el altar mayor de la Basílica del Valle de los Caídos en plena sierra norte madrileña. La excusa es que ese monumento fue erigido como una especie de mausoleo funerario como símbolo de reconciliación y perdón entre excombatientes de ambos bandos. Un monumento que acoge restos de más 33.000 muertos en la contienda civil, de los que más de un tercio no están identificados. El argumento es que el verdugo no puede estar junto a sus víctimas.

Lo primero que hay que decir es que la decisión de disponer de sus restos en esa ubicación no fue del dictador ni de su familia, sino del Gobierno de España presidido entonces por Carlos Arias Navarro y que fue refrendado por el ya Rey D. Juan Carlos I. Hay quien como el historiador Paul Preston, en su versión de la Biografía de Franco, atribuye el testimonio del arquitecto que diseñó la Basílica, una decisión no contrastada en la que el mismo General Franco le señaló el lugar donde quería ser enterrado. Y la verdad es que en el concepto inicial de la edificación del monumento faraónico en el Decreto ley del 1 de abril de 1940 (1 año después del llamado día de la victoria) se incluyó como preámbulo frases como:

La dimensión de nuestra Cruzada, los heroicos sacrificios que la victoria encierra y la trascendencia que ha tenido para el futuro de España esta epopeya, no pueden quedar perpetuados por los sencillos monumentos con los que suelen conmemorarse en villas y ciudades los hechos salientes de nuestra Historia y los episodios gloriosos de sus hijos".

Y añade en otro párrafo: “Es necesario que ,las piedras que se levanten tengan la grandeza de los monumentos antiguos, que desafíen al tiempo y al olvido y que constituyan lugar de meditación y de reposo en que las generaciones futuras rindan tributo de admiración a los que les legaron una España mejor”.

Para terminar, diciendo que: “A estos fines responde la elección de un lugar retirado donde se levante el templo grandioso de nuestros muertos en que por los siglos se ruegue por los que cayeron en el camino de Dios y de la Patria. Lugar perenne de peregrinación en que lo grandioso de la naturaleza ponga un digno marco al Campo en que reposen los héroes y mártires de la Cruzada”.

Nadie creo que puede dudar del carácter megalómano del monumento funerario realizado a mayor gloria del régimen que Franco esperaba, como Hitler del III Reich, que durara mil años. Un monumento que evidentemente puede y debe ser despojado de todo simbolismo de lo que debería ser una vergüenza para todos donde solo hubo perdedores. Unos episodios que nunca deberían repetirse y que requieren voluntad real por parte de todos los implicados de un compromiso firme de perdón. Pero al parecer hay quienes tras 40 años desde que los españoles nos concedimos una oportunidad con la Constitución, siguen empeñados en reavivar heridas y rencores y además intentan reescribir la Historia y desesperadamente borrar cualquier vestigio de lo acontecido. Lo que pasó no es cuestionable, sucedió, pero sí lo es la versión que cada cual quiere dar a lo sucedido desde su perspectiva casi nunca objetiva. Y precisamente, la memoria aséptica e imparcial debe servir para mantener vivos los recuerdos y aprender de los errores del pasado para que no los repitamos en el futuro. En ese sentido, habría quien pensase que el mantener por ejemplo las instalaciones de los campos de concentración de Auschwitz como museos del horror nazi, es una forma no de respetar a las víctimas, sino a los verdugos. Unos lo considerarán como mausoleo del holocausto y otros quizás como lugar de peregrinación de su criminal ideología. O quienes vean en los monolitos y monumentos conmemorativos de otros países ofensas permanentes a quienes sufrieron las derrotas a manos de sus ejércitos.

Bien está si se exhuman los restos del dictador y se le entrega a su familia, que deberá aceptarlos o exponerse a que sea el Estado el que decida dónde se depositan de modo provisional. Lo vergonzoso es no consensuar de una vez qué se hace con el monumento tras casi 60 años desde que se inauguró, también haciéndolo coincidir con la efeméride del llamado “día de la victoria” el 1 de abril. Lo de cruzada tiene también su aquél y la Iglesia Católica debería eliminar ese calificativo que lleva implícito la superioridad moral de un bando sobre el otro, lo que no es el caso ni es generalizable. Debemos pasar pagina de una vez y dejar que los muertos descansen en paz como se expone en las lápidas con ese Requiescat in Pace (R.I.P.).

Pedro Sánchez hace de la particular Memoria Histórica su comodín para evitar tener que dar la cara por otros asuntos de relevancia que afectan a su etapa de okupación de la Moncloa sin haber pasado por las horcas caudinas de las urnas. Su intento de imponer su programa de Gobierno y el de PODEMOS con aumento del déficit, incremento descomunal de impuestos de hasta 85.000 millones de euros y una carrera desbocada de control de medios de comunicación, empresas públicas y enchufe de afines, le colocan en una posición insostenible que no va a poder compensar con este tipo de decisiones que deberían haber sido meditadas y consensuadas y que no entran en las prioridades de los problemas de los españoles. Sobre todo, porque es algo que, como la mili, ya les resulta ajeno y lejano. Y aquí no quiero abrir otro debate sobre la necesidad de una mayor implicación de los españoles con su país y no pensar que los problemas se resuelven solos en un mundo globalizado donde necesariamente hemos de tomar partido por una opción: o vivir en democracia o estar bajo una dictadura.

¡¡¡GOBIERNO OKUPA DIMISIÓN!!! ¡¡ELECCIONES GENERALES YA!!

¡Que pasen si pueden y su conciencia se lo permite un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Alef 14.09.18 | 12:19

    Según el escritor M. Vázquez Montalbán, si no fuera demolido, el monumento del Valle podría dedicarse como estudio para films tipo "El jovencito Frankenstein". Tal misión parece haber recaído sobre el jovencito doctor Castejón, que podría inaugurar una serie televisiva con el superhéroe J. Bono y su Guardia de Franco, azotes de los violadores de tumbas.

Lunes, 24 de septiembre

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930