Un país a la deriva

La vía del nepotismo.

23.08.18 | 18:25. Archivado en Política Nacional

EL NEPOTISMO DE PEDRO SÁNCHEZ ILEGITIMA SU PERMANENCIA EN EL PODER.

Lo primero que hay que resaltar es que Pedro Sánchez lleva estos tres meses instalado en la Moncloa con el ánimo de mantenerse en el poder e imponer su programa de Gobierno como forma de “normalizar” la vida política de España. Solo hay que recordar las palabras de su discurso de investidura para ver cómo la realidad de sus actos le ha llevado a crispar aún más esa vida política y a supeditar su acción de Gobierno a las exigencias de los enemigos de España. En aquel discurso se comprometió a:
He afirmado públicamente ante los medios de comunicación y ante la opinión pública mi voluntad de encabezar ese Gobierno:
- Un Gobierno socialista.
- Un gobierno Paritario.
- Un gobierno Europeísta.
- Un Gobierno garante de la estabilidad presupuestaria y económica. Cumplidor, en consecuencia, con sus deberes europeos.
- Un Gobierno que cumplirá y hará cumplir la Constitución.
- Un Gobierno que hará del diálogo su forma de hacer política. Con todas y cada una de las fuerzas parlamentarias, con todos y cada uno de los Gobiernos autonómicos.
- Un Gobierno con una hoja de ruta clara que consensuaremos con los grupos parlamentarios mayoritarios en esta Cámara: primero, recuperar la estabilidad, la normalidad política que ha sido violentada, sacudida como consecuencia de la falta de asunción de responsabilidades políticas por parte del actual presidente del Gobierno. Segundo, atender a las urgencias que tenga el país y tercero, convocar las elecciones generales para que lo españoles y españolas decidan el rumbo que dar al país con su voto.
Tres etapas guiadas por el consenso como herramienta fundamental. Un Gobierno, mi Gobierno, que va a entender como uno de sus principales cometidos la construcción de un consenso para convocar unas elecciones generales.

>> Sigue...


Sábado, 17 de noviembre

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos

Hemeroteca