Un país a la deriva

Torra desaforado, pero solo en sus soflamas.

05.08.18 | 19:16. Archivado en Política Nacional

JOAQUIM TORRA AVISA AL REY D. FELIPE QUE NO ESTÁ INVITADO A LOS ACTOS DE RECUERDO DE LAS VÍTIMAS DE LOS ATENTADOS DE LAS RAMBLAS EN BARCELONA Y A LA JUSTICIA DE ESPAÑA DE QUE NO ADMITIRÁN SENTENCIAS QUE CASTIGUEN A BUENA GENTE QUE QUEREMOS LIBRES.

Lo del xenófobo radical Joaquim Torra va “in crescendo” en su discurso de desafío y desprestigio del Estado de Derecho en España. Lo mismo se atreve a manchar una Institución como la Generalidad sometiéndose de modo lacayo y servil a un prófugo de la Justicia, que a insultar al Rey o que a advertir a la Justicia de España sin que nadie, incomprensiblemente, le pare los pies en esa carrera desbocada de improperios y soflamas independentistas. Un individuo que ya no se detiene ante nada ni ante nadie porque sabe que cuenta con una posición de ventaja gracias al chantaje de su apoyo al asalto al poder del ambicioso Pedro Sánchez, alguien que le iguala e incluso supera en la absoluta falta de escrúpulos con tal de conseguir sus objetivos. Porque de no ser así, nadie se explica cómo este despreciable individuo imagen del independentismo más radical, xenófobo antiespañol y fanático, pueda seguir libremente lanzando esas soflamas sin que ni la Fiscalía, ni ningún partido político haya interpuesto contra él una querella criminal.

La primera afrenta es hacer recaer en la figura del Rey como Jefe del Estado haber traicionado al “pueblo catalán” cuando dio su discurso tras los graves incidentes del 1 de octubre durante la celebración de la farsa de referéndum que había sido declarado inconstitucional y por tanto ilegal, Unos sucesos vergonzosos donde los golpistas azuzaron e incitaron a masas de fanatizados a bloquear accesos a colegios electorales, a distribuir urnas y papeletas y a hacer una firme defensa del inexistente derecho de ese pueblo a decidir sobre su futuro de modo unilateral. Una arenga que trajo como consecuencia el enfrentamiento físico con las FFyCCSE, que se limitaron a intentar cumplir con su misión de impedir esa ilegalidad, con la inicua falta de colaboración de los Mossos. En ese mundo de legitimidades inventadas, los golpistas se quejan de que el Jefe del Estado se posicionase a favor del cumplimiento de la ley, condenando a aquellos que habían usado a ese pueblo como ariete para sus fechorías.

Un discurso impecable desde el punto de vista Institucional que sirve de coartada a los golpistas para renegar de una Monarquía a la que no dudaron en otra época histórica en enfrentarse en la llamada Guerra de Sucesión apoyando a una de las dos familias reales europeas en conflicto por los supuestos derechos de herencia al Trono de España. La célebre derrota de 1714 usada como efeméride por los independentistas como símbolo de sus ilegítimas exigencias independentistas. Por eso, a estos fanáticos no les bastó nunca ningún sistema de organización del Estado que no reconociese la singularidad de esa región sobre el resto y reclamase, a veces con la violencia, esa ansiada independencia, sobre todo durante los dos últimos siglos. Pero casi siempre se han encontrado con la firmeza de los diferentes Gobiernos, tanto de esa odiada Monarquía borbónica, dictaduras militares, regencias y las etapas efímeras de República, donde se atrevieron a declarar su independencia y sufrir las consecuencias de la respuesta del Gobierno de España.

Ahora, aprovechando la excusa de ese discurso, el mantra usado por los golpistas es afirmar que “Felipe VI, no es nuestro Rey” y no lo será mientras no pida perdón a los catalanes por defender a los agresores y no al pueblo que ejercía su derecho a votar democráticamente. Una mentira que manipula los hechos y convertida en verdad para esos fanáticos independentistas, que, además, a lo que aspiran es a instaurar un Estado independiente de España con forma de República donde la Monarquía no tiene cabida alguna. Y es que lo que menos importa es si el Rey pide o no perdón por algo por lo que nunca debe sentirse avergonzado y sí muy orgulloso por cumplir con su deber institucional ante los españoles en su comparecencia televisada, sino dar argumentos a su estrategia de descalificación y desprestigio de lo que es y representa a España, mostrándole como Estado represor. Ya hora eleva su descaro diciendo que "El Rey no está invitado a los actos de recuerdo por las víctimas de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils". ¿Pero quién es este mindundi para negar nada menos que el Jefe del Estado asista a cualquier acto que considere oportuno? Pues nadie, solo ofende quien puede no quien quiere y este desecho no puede aunque lo intenta. El Rey asistirá, por supuesto, no necesita ninguna invitación y representará a todos los españoles que compartimos el dolor de las víctimas.

Solo una persona de la mezquindad de este sujeto, que ha sido ignominiosamente nombrado Presidente del Gobierno autonómico de Cataluña, podría atreverse desde su supuesta impunidad a proferir semejantes soflamas, a escribir discursos como el que vomitó ayer en los medios independentistas de comunicación y sentirse seguro de que nadie desde el Gobierno de España al que ha ayudado a desbancar al de Mariano Rajoy y el PP, hará nada por impedirle seguir difamando, amenazando e injuriando a España tanto en foros públicos nacionales como internacionales, acompañando a un declarado fugitivo de la Justicia a ensalzarle y encumbrarle reconociéndole como el máximo líder y legítimo Presidente en el exilio del Gobierno de la Generalidad y de ese inventado "espacio libre de la República", e intentando por todos los medios reivindicar su figura y concederle tratos de privilegio como escoltas oficiales con Mossos, pagos de estancia y manutención en su refugio en Bélgica, etc, usando fondos públicos.

Y por no temer ser frenado en esta carrera de despropósitos, su desafío aumenta de forma exponencial y ahora fija el otro objetivo en exigir la libertad de los golpistas y su exoneración por parte de una Justicia, la de España, a la que no reconoce. Lanza advertencias como “no aceptaremos sentencias de escarmiento ni ninguna sentencia que no sea el archivo de una causa injusta y eso lo quiero decir con toda solemnidad y con toda firmeza” Y añade a continuación que “no aceptaremos un juicio injusto, ni que esta causa farsa continúe adelante”. Se niega a admitir la causa abierta y un juicio que presupone injusto por algo que no reconocen como delitos. Hace de estas declaraciones el tema central de debate para los próximos meses. Y eso ya sabemos lo que significa a nivel de escraches, manifestaciones, asonadas, bombardeo propagandístico en medios afines catalanes y extranjeros usando sus famosas “embajadas” como altavoces. Lo de siempre en quienes conocen y practican todas las técnicas fascistas, siendo su mayor exponente el racista xenófobo anti español actual máximo representante de esa farsa de Gobierno autonómico reducto de golpistas.

Respondiendo a la infame oferta de Pedro Sánchez sobre no abrir más causas judiciales contra Cataluña, (una aseveración inexacta ya que las causas abiertas son contra los golpistas catalanes responsables directos de todos los sucesos que dieron lugar a las medidas de intervención del articulo 155 de la Constitución y su posterior auto de encausamiento y enjuiciamiento), Joaquim Torra ha manifestado que “no se trata de no abrir más causas judiciales, sino de cerrar y archivar las farsas judiciales que nos han traído a donde estamos”. Porque bajo la perspectiva irredenta de los golpistas, sus camaradas presos y fugados (que no exiliados), “son buenos hombres los que nos han traído hasta aquí y nos permitieron votar”. Claro, el pérfido Tribunal Constitucional español quiso evitarlo por no reconocer ese derecho que se han concedido los independentistas de poder opinar sobre el futuro de toda España sin contar con el resto de españoles.

Creo sinceramente que es deber de este Gobierno, como antes lo fue del anterior, poner coto a los desmanes de esta farsa de Presidente de la Generalidad que aprovecha su cargo para atacar a España, a su democracia y a sus Instituciones, hasta ahora con total impunidad. Una actitud no solo de deslealtad sino de clara desobediencia y perseveración en el desafío secesionista, en la que se atribuye nada menos que la potestad de permitir o no al jefe del Estado que asista a actos dentro del territorio español, en el que mal que les pese, Cataluña es parte integrante e inseparable de España, salvo que así lo decida el conjunto del pueblo español si es consultado sobre ello y no solo una minoría fanatizada por décadas de adoctrinamiento perverso.

Un sujeto que además se atreve a avanzar un desacato y lanza soflamas incitando a desórdenes ante un eminente juicio a sus camaradas golpistas a los que defiende de forma tan notoria y usando su cargo sin ninguna vergüenza ni decoro. España no se puede permitir que personajes de esta calaña sigan actuando impunemente causando tanto daño a nuestra imagen y nuestra democracia. Por otro lado hay que avisar a las autoridades belgas de que no vamos a consentir esta afrenta nacional y exigirles que impidan el uso de su territorio como base de actuación de estos enemigos de la democracia, bajo la advertencia de que, en caso contrario, serán considerados y denunciados como cómplices necesarios y tratados como tales enemigos de nuestra nación. El amigo de mi enemigo es mi enemigo.

Solo espero una respuesta por parte del Gobierno de España que no confirme la infame connivencia y transigencia con el chantaje de los golpistas catalanes para mantener a toda costa un poder y a un Gobierno no legitimado por las urnas.

¿Dónde está ese millón y medio de catalanes que se manifestaron en Barcelona contra la coacción independentista y los oradores como Josep Borrell? ¿Dónde están los partidos políticos que dicen defender el orden constitucional?

¡¡¡PAREMOS A LOS GOLPISTAS DE UNA VEZ, DEFENDAMOS LA DEMOCRACIA Y LA LEGALIDAD!!!

¡¡¡ELECCIONES GENERALES YA!!!

¡Qué pasen si pueden un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 21 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031