Un país a la deriva

Desconfianza mutua.

03.08.18 | 18:46. Archivado en Política Nacional

CRISTINA NARBONA MARCA LA AGENDA DE PABLO CASADO Y QUIERE CREER EN SU LEALTAD. PABLO CASADO QUIERE FIARSE DE PEDRO SÁNCHEZ, PERO ESTARÁ VIGILANTE. (Y ES QUE NO ES DE FÍAR)


Al menos la primera reunión entre el Presidente del Gobierno promocionado y el jefe de la oposición duró algo más que para tomar un cafelito. Todos recordaremos la primera visita de Sánchez a la Moncloa para visitar a Mariano Rajoy, batió el récord de la brevedad. Tanto que no dio tiempo ni siquiera a pedirle a Sánchez esa lealtad y sentido de Estado, en quien no dudó en buscar insistentemente el apoyo de los enemigos de España hasta que ha conseguido desbancar (quitar del banco del Gobierno en el Congreso de los Diputados)) a su enemigo, que no oponente político para ponerse él, El caso es que la reunión duró unas más que protocolarias tres horas. Y eso es mucho tiempo como para solo hablar del tiempo, de la familia y de las futuras vacaciones de verano. Una reunión que pretendía tomar el pulso a Pablo casado, cuyo rápido y sorprendente ascenso en el PP y, sobre todo, su discurso nítido sin complejos, ha sido visto como un peligro eminente tras años de ausencia de una derecha distinguible y no camaleónica que disputaba al PSOE incluso en ese indefinible centro.

El caso es que de la reunión, como siempre, solo ha trascendido lo que los protagonistas han querido que se sepa de lo tratado y no del clima, ni del contenido real ante formas tan opuestas de posicionarse precisamente en asuntos de Estado esenciales como es el desafío secesionista de los golpistas dirigentes catalanes, o el tema de la inmigración ilegal y la defensa de nuestras fronteras, que son las de la UE en el espacio Schengen de libre circulación de bienes y personas. Y lo que ha trascendido solo se puede resumir en una palabra “desconfianza”. Y quizás en el caso de Pedro Sánchez habría que añadirle la de “pánico”. Tal es así que tras la reunión no quiso dar su impresión de esta y dejó que fuera Cristina Narbona, en la sede central del PSOE en la calle Ferraz, la que le sustituyera. Y para más INRI hoy ha querido aprovechar el atril de la Presidencia para insultar a su visitante y llamarle “extremista” y “radical”. Una bajeza propia de quien siente sobre el cogote esa sensación de peligro inminente que produce escalofríos y pone los pelos de punta.

Sea como sea, Cristina Narbona no perdió ni un segundo en querer marcarle a Pablo Casado cual debería ser su actitud en la oposición y que “entienda su papel”. Para ello le conminó a “una oposición leal y responsable en las cuestiones más delicadas de la gobernabilidad”. Y le reprocha la actitud del PP: “Hay que pedirle que si está comprometido con la regeneración de su partido mire hacia delante y no hacía detrás, porque su partido no ha hecho una oposición responsable ni leal en cuestiones como la lucha antiterrorista”. A continuación, no duda en afearle su discurso de advertencias a Pedro Sánchez y su Ejecutivo sobre esos temas “de Estado” y que “comprenda que su arranque en su liderazgo ha sido completamente equivocado”. Unas declaraciones que junto a las de hoy de Pedro Sánchez, denotan el pánico que ha provocado en esta izquierda radical que representan el PSOE de Pedro Sánchez y PODEMOS ante la aparición de un liderazgo en una derecha que no se acompleja de serlo y desnuda la demagogia y populismo de los mensajes de esa izquierda acostumbrada a enarbolar la bandera de la superioridad moral y derechos sociales.

La comparecencia de Pedro Sánchez de hace unas horas no ha podido ser más sectaria, auto complaciente y digna de un individuo cuyo objetivo es mantenerse en el poder aupado por unas encuestas cocinadas hasta la náusea para evitar convocar elecciones por no estar legitimado por las urnas para acometer los cambios que quiere poner en marcha. Se enroca en su poltrona y se desdice de su anterior discurso cuando estaba en la oposición, sin aceptar para sí el mismo rasero que exigía a Rajoy. Entre las perlas que ha ido soltando desde ese atril privilegiado para dar cuenta de sus primeros dos meses de asalto y okupación de la Moncloa, destaco las siguientes declaraciones:

- “La moción de censura y el cambio de Gobierno han supuesto una nueva era en la democracia española”. (Desde luego, es la primera vez que se constituye un Gobierno salido de una moción de censura apoyada por aquellos que quieren destruir España. Y es la primera vez que se quiere gobernar en franca minoría e implantar un programa de Gobierno no avalado por las urnas en unas elecciones generales.
- “Hoy los ciudadanos se reconocen en su Gobierno, y eso es muy importante. Caminamos todos en la misma dirección compartiendo objetivos”. Por supuesto que unas encuestas no son aval para justificar esas declaraciones y solo valen los resultados obtenidos en unas elecciones generales, cosa a la que se opone de modo visceral y antidemocrático.
- Se intenta poner “plumas ajenas” esperando que se creen 450.000 nuevos empleos en este año, cosa que no corresponde precisamente a su apoyo a la política laboral lanzada por el PP y el Gobierno de Mariano Rajoy que ha conseguido que se alcancen y superen los 19 millones de puestos de trabajo.
- Respecto al desafío secesionista de los golpistas catalanes se refirió a la oferta de Pablo Casado: “Agradezco el apoyo, pero pido altura y que hagan una oposición de Estado. Que el PP sea leal como fue el PSOE al Gobierno de España de entonces” y anunciar una estrategia incomprensible donde solo habrá política ¿? :” vamos a aplicar la legalidad, pero el Ejecutivo no quiere abrir ninguna vía judicial más. Hay que solucionarlo desde la política”. Entonces ¿Cómo se va a parar las desobediencias y desplantes del Parlamento autonómico de Cataluña dominado por los mismos golpistas que ahora están presos o huidos de la Justicia? ¿No piensa poner ningún recurso al Tribunal Constitucional?

Una comparecencia propagandística e innecesaria ya que ni siquiera ha llegado a cumplir los famosos “100 días” de gracia que se suelen conceder a quien asume el poder. En este caso a quien intenta desesperadamente mantenerlo a toda costa imponiendo una minoría parlamentaria y la vía del Decreto Ley ara satisfacer las exigencias de aquellos que le están pasando factura por su apoyo en el asalto al poder. Y mucho menos s, como es previsible, pierde esos apoyos forzado por una actitud decidida de esta nueva oposición que representa Pablo casado, enemigo número uno de esta izquierda revanchista, extremista y radical que representa el PP y su aliado ocasional PODEMOS.

Ha sido una auténtica vergüenza no comparecer ayer tras la reunión con el jefe de la oposición, que no olvidemos representa nada menos que a 137 escaños en el Congreso frente a los 84 de este PSOE de Pedro Sánchez, y hacerlo hoy para insultarle sin poder defenderse, despedirse antes de su periodo vacacional y avisar de sus intenciones a la vuelta, posponiendo decisiones como la famosa exhumación delos restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, o la ignominiosa destitución del responsable máximo de la UCO y poner a alguien más bizcochable y de nula experiencia en la investigación. O esas reuniones con los golpistas de la Generalidad con una agenda donde se trata de todo incluso de lo que no admite ninguna discusión como es la Unidad de España, aunque se incluyan propuestas tan deshonestas como la de incluir una disposición adicional que facilite la desigualdad entre españoles.

Una comparecencia digna del personaje populista y demagógico que además se cree su papel de ser todo un estadista y no deja de ser un ex “culiparlante” y un vergonzosamente cesado Secretario General de su propio partido, ambicioso, soberbio y egoísta que siempre ha buscado el objetivo de auparse al poder y no soltarlo sin importarle ni el cómo ni el con quien lo consiguiese. Una auténtica desgracia a la que nos tiene acostumbrados un PSOE que ha terminado por escorarse a la ultraizquierda. Alguien, en suma, que no inspira ninguna confianza y no es nada de fiar.

Pablo casado es el enemigo que batir y se usarán todos los medios de desprestigio y acoso mediático y personal, incluida una jueza puntillosa en exceso que quiere ignorar declaraciones exculpatorias en una clara actitud sectaria de quien no pretende hacer justicia sino cobrarse una pieza que resulta incómoda para aquellos con los que coincide en ideología.

Habrá que ver hasta dónde están dispuestos a llegar para conseguirlo.

¡Que pasen si pueden un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 16 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
       1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930