Un país a la deriva

Demagogos y miserables.

02.07.18 | 17:44. Archivado en Política Nacional

EL CONGRESO RECHAZA LA PROPOSICIÓN NO DE LEY DE CIUDADANOS SOBRE LA TARJETA SANITARIA ÚNICA EN ESPAÑA.


Si me preguntan sobre mi opinión, les diré que soy un férreo defensor de mantener las competencias esenciales como la Educación, la Seguridad Pública y la Sanidad centralizadas, es decir en manos del Gobierno de España y no en las de las diecisiete autonomías o taifas en las que se ha dividido nuestro país. Y la razón es simple, porque esas tres áreas fundamentales de los ciudadanos han sido usadas como instrumentos para la diferenciación, el adoctrinamiento y como fuente de poder político. Un sistema que solo colman las expectativas para una casta política que ve en esas autonomías su oportunidad para montarse el “chiringuito” y mangonear a su antojo a las sociedades que administran. Una situación que agrava la desigualdad y evidencia el fraude de lo que la Constitución proclama sobre la igualdad de derechos y obligaciones de todos los españoles sin distinción de su lugar de nacimiento o residencia. Porque existen graves diferencias, y entre ellas destaca la de ser considerado un ”desplazado” dentro del territorio de tu propio país si a uno se le ocurre algo tan nuestro como lo irnos de vacaciones a otra comunidad diferente a la de nuestra residencia habitual.

El área de la Educación es el caso más sangrante en aquellas comunidades autónomas en las que se está llevando a cabo un adoctrinamiento nacionalista excluyente con el aislamiento de todo lo que sea y signifique ser o sentirse español. Se usa el idioma, que reconoce la Constitución como un patrimonio cultural de España, como un instrumento de diferenciación y de exclusividad, pero condenando al idioma común y oficial en España al nivel de lengua foránea y ajena incumpliendo el mandato de la misma Constitución española. El caso de Baleares y la obligación de tener un conocimiento alto del catalán para acceder a un puesto en la Sanidad pública como especialista médico, es el paradigma de la gilipollez y la prevaricación institucionalizada por un Parlamento autonómico plagado de miserables secesionistas. Una vergonzosa vulneración de la ley que igualmente lleva años produciéndose en autonomías como El País Vasco, Galicia o Cataluña.

En cuanto al área de la Seguridad Pública, la regresión peligrosa se ha evidenciado con la creación de las llamadas Fuerzas de Seguridad autonómicas. Entre ellas cabe destacar a la Ertzaintza en El País Vasco, la policía Foral en Navarra, la policía Canaria o los Mozos de Escuadra en Cataluña. Siendo esto últimos los implicados de forma delictiva en los graves acontecimientos previos al golpe de Estado dado por el Gobierno de la Generalidad y el Parlamento de Cataluña el pasado año. Una división que ha confirmado la falta real de colaboración y confianza en unas fuerzas altamente politizadas y que ponen en cuestión la lealtad debida y su sumisión al mando único, convirtiéndose de facto en fuerzas armadas al servicio de los partidos nacionalistas independentistas.

Pero más grave es aún si cabe lo que sucede en el área de la Sanidad pública. Lejos están los tiempos en que todo se centralizaba en una única Seguridad Social que inicialmente se configuró a base de las cotizaciones personales de los trabajadores por cuenta ajena y que terminó por absorber a otros colectivos sociales que disponían de otros sistemas de atención primaria y asistencia médica en forma de Mutualidades. Una de las características de ese sistema de previsión social sanitaria era la famosa “cartilla” de la Seguridad Social donde los dos primeros números asignados indicaban la provincia del afiliado, que identificaba al titular de los derechos y a la parte de su familia acogida, normalmente esposa e hijos menores de 21 años (considerada como mayoría de edad). Pero con la Constitución y la fiebre de la descentralización, vinieron las transferencias de competencias, entre las que de forma unánime todas las autonomías constituidas exigieron el área de la Sanidad. Ello resultó en la creación de 17 sistemas diferenciados y 17 Tarjetas Sanitarias.

La propuesta de CIUDADANOS consistía en reunificar nuevamente en una sola tarjeta sanitaria para toda España. Una medida de pura lógica que el resto de partidos políticos ha considerado un ataque a su chiringuito particular y han decidido votar en contra traicionando a todos los españoles que, una vez más, vemos con indignación cómo se imponen los bastardos intereses partidistas sobe los intereses generales de todos. Y este es el PSOE que no ha dudado en universalizar la atención sanitaria haciendo concesiones con un fuerte impacto económico a un sistema sanitario deficitario por el abuso de incorporaciones de no cotizantes en igualdad de derechos con los que sí cotizábamos. Todo el mundo por cuestiones humanitarias tiene derecho a una asistencia sanitaria digna, pero no al gratis total como han implantado estos falsarios progresistas con los impuestos de todos los españoles, haciendo “concesiones graciosas” (por gratuitas, porque gracia no tienen ninguna) a estos miles de inmigrantes ilegales que solo tienen que acreditar haber residido los últimos 90 días en España para acceder con todos los derechos al Sanidad pública.

Y es que se es muy generoso con el dinero de los demás, aunque sigan diciendo que el dinero público no es de nadie, y cuando uno se ha guardado muy bien de blindarse oportunamente y garantizarse un buen retiro, pensión y asistencia sanitaria privada como complemento de lujo a la Sanidad Pública que es en la que todos terminan por acudir si su seguro no cubre todos los gastos de intervención y farmacia.

Es una auténtica vergüenza y una desfachatez este nuevo episodio que ha protagonizado el Congreso de los Diputados rechazando una propuesta que no admite ni matizaciones ni descaradas demagogias como la de calificarla de “regresión” y que atenta al sistema autonómico de descentralización autonómico. ¡Hay que tener la cara muy dura y total falta de escrúpulos para soltar semejante mentira!

¡Que pasen si pueden un buen día! Aunque lo dudo mientras siga gobernando este PSOE okupa con Pedro Sánchez y Pablete Capillas en la sombra con el apoyo de los enemigos de España.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por José 03.07.18 | 13:27

    No vayas a Baleares de vacaciones, no se te quiere y no somos bien recibidos. Con el nuevo gobierno de Francina Armengol, se practica el desprecio a España en todos sus frentes y deja huella en la visita a las islas. Y a los turistas nos lo dejan claro.
    Cada vez los españoles somos peor recibidos y apartados, con desprecio apoyado por las entidades públicas. El catalanismo radicalista que practican en las islas, te lo llevas en la visita. Todos los letreros únicamente en catalán y te responden en lo mismo. Si les hablas en español hasta te miran mal, hay una corriente nacionalista que desprecia al turista y yo lo viví en mi visita, es muy desagradable.
    Mi consejo es que no vayáis, te lo dejan claro: allí no se te quiere.

Martes, 13 de noviembre

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930