Un país a la deriva

Falsarios e hipócritas.

14.06.18 | 18:09. Archivado en Política Nacional

PRIMERO EL DE CULTURA Y AHORA EL DE AGRI(CULTURA) / EL FALSEAMIENTO DE CURRÍCULOS UN MAL ENDÉMICO DE POLITICOS ACOMPLEJADOS.

Resulta sorprendente la facilidad que tienen los responsables de seleccionar candidatos para formar sus equipos de Gobierno de no cuestionar las respuestas de los interpelados y asumir “su palabra” como aval suficiente de veracidad. Es lo que se conoce como responsabilidad “in eligendo” que no conlleva ningún efecto más allá del reproche en el caso de demostrarse el error en la elección. Casos ha habido incontables como los que afectaron a la Presidenta del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Pero lo que ha sucedido con Pedro Sánchez y su recién estrenado equipo de Gobierno de Ministras y Ministros, ha logrado superar el récord de la brevedad en el desempeño del cargo. Y esta responsabilidad es exclusiva de aquél que le nombró y no cuestionó lo que sin duda debió conocer a través de sus asesores, la condena por defraudación fiscal del seleccionado Maxim Huerta que, al parecer negó al ser cuestionado por el mismo Sánchez antes de su elección definitiva como Ministro de Cultura y Deporte.

Y es que el PSOE tiene suficiente experiencia de Gobierno como para no dar nada por supuesto ni por veraz sin antes haberlo investigado y asegurado en lo posible. Una elección de un alto cargo como el de Ministro debe haber pasado muchos filtros previos, con la misma minuciosidad y rigor que se le exige a los oponentes políticos. Y la razón es simple: una vez designado, desde ese momento estará en el centro de los focos mediáticos y, sobre todo, de la oposición que escrutará toda la hemeroteca, buscando en el pasado todo lo que se pueda usar en su contra para entorpecer al máximo su labor. Un peaje que pagar en un sistema en el que la oposición se comporta siempre como un enemigo que no perdonará ningún fallo y lo aprovechará para intentar desbancar del poder al oponente político y ocupar su lugar. Algo en lo que el PSOE también tiene amplia experiencia, tan reciente como haber asaltado el poder echando al PP tras una moción de censura victoriosa por primera ve en la democracia de España con el apoyo de separatistas, golpistas y ultra radicales de izquierda.

Es por eso por lo que resulta aún más sorprendente el que Pedro Sánchez diera por válida sin más la respuesta y justificaciones de Maxim Huerta cuando le interpeló si había tenido problemas fiscales con Hacienda. Bastaba con haber consultado la hemeroteca e Internet para saber la respuesta correcta. Pero al parecer el buenismo que parece flotar sobre este arcangélico Gobierno del Cambio, está pecando del mismo defecto en el que han caído otros. El de realizar una pésima selección de personal y admitir lo que dice el aspirante como verdades sin hacer las comprobaciones exigibles. Porque es bien sabido que quien aspira a un trabajo, en este caso a un cargo público, intentará resaltar sus valores y ocultar o soslayar sus defectos y carencias, amén de exagerar sus verdaderas aptitudes. Y eso me llevará a analizar el siguiente punto sobre la falsificación de currículos en una inflación de titulitis tan característica de España y sus acomplejados ciudadanos.

Un problema que no es exclusivo del PSOE y en todas las formaciones, asociaciones y grupos humanos se suelen introducir elementos dañados y dañinos para ellas. Son los parásitos de todo sistema, los aprovechados, los oportunistas que siempre nadan a favor de corriente. Pero cuando se pone el listón de las exigencias tan alto para los demás, se debe estar dispuesto a aplicarlo a uno mismo y aumentar, si cabe, las medidas de control para evitar el acceso de esas manzanas podridas que pueden ser señaladas por los demás para evidenciar nuestras debilidades, deficiencias e incongruencias. Y esto es lo que ha pasado con haber dadas por buenas las respuestas de este periodista y escritor mediático televisivo y que luego han resultado ser falsas. Y lo mismo puede pasar con el elegido como Ministro de Agricultura, que está siendo investigado por un posible caso de prevaricación en la concesión de extracciones de aguas del Parque Natural de Doñana, zona declarada reserva de la Biosfera y sujeta precisamente por ello a una protección especial, principalmente en el control de sus valiosas zonas acuíferas de las que depende la fauna y flora.

Aquí el listón del PSOE si se hubiese aplicado como filtro inicial en la selección hubiera impedido su designación, ni siquiera para formar una terna de candidatos posibles. Al no haber aplicado ese filtro previo y propio, se cometió el segundo grave error, que ahora puede volverse en contra de quien le designó al mostrar la falta de criterio y de seriedad en dicha elección. O lo que es peor, deducir que cuando se trata de uno mismo, el listón de exigencias sufre una notable bajada facilitando el que pueda ser superado por muchos más candidatos que los que deberían. Esta responsabilidad de “in eligendo” es indelegable y debería tener mayores consecuencias, al menos políticas, que las que normalmente se aceptan en la actualidad.

Y esto me lleva al segundo asunto que está íntimamente ligado, Se trata del falseamiento sistemático de currículos con el único objetivo de inflarlos para darles mas empaque y brillo a quien lo exhibe de forma tan obscena. Y luego, si te descubren, se quita lo que sobra y se puso de forma ilegal y asunto resuelto. Pues no, porque aquí también ha sido porque se ha pretendido poner muy alto el listón de exigencias, por lo que se debe ser totalmente escrupuloso y veraz en aquello que se incluye como logros académicos y de formación y experiencia profesional. Y lo que vale para el oponente político para descalificarlo y avergonzarlo, llegando como en el caso de Cristina Cifuentes a exigir su dimisión por falseamiento documental, debería con mayor motivo aplicárselo uno mismo para evitar caer en los mismos errores de orgullo, prepotencia y fatuidad al exhibir titulaciones o Masters de forma improcedente por no haberlos conseguido por las vías académicas establecidas reglamentarias.

En este caso se trata del propio Pedro Sánchez, el Secretario General del PSOE y actual Presidente del Gobierno de España tras la moción de censura al Gobierno legítimo del PP salido de las urnas. Se trata de su currículo falseado durante meses en la página oficial del PSOE con la inclusión de un supuesto Master del IESE y haber ostentado la jefatura del Gabinete del Alto representante de la ONU en Kosovo, pasando a ser simplemente un “miembro del Gabinete”. Y es que la vanidad humana no tiene limites y solo los ponen cuando se ven obligados a ello por ser centro de los focos mediáticos y políticos y objeto de todas las miradas de afines y enemigos. Un papel que Pedro Sánchez conoce bien tras su vergonzoso periplo de subida , bajada y nueva subida a su cargo de Secretario General y pasar de jefe de la oposición ausente en el exilio parlamentario por no disponer de Acta de Diputado, a Presidente de un Gobierno que yo califico de Okupa, en el que ha querido imponer el cese como Diputados de los tres Ministros que disponían de Acta y así tener un Gobierno homogéneo donde ninguno de sus miembros sea Diputado mientras no se disuelvan las Cámaras y se convoquen nuevas elecciones. Y eso va para dos años al menos en las pretensiones de Pedro Sánchez.

Por decencia y pundonor, Pedro Sánchez debería excusarse por su pueril vanidad y pedir perdón a todos los españoles por querer aparentar ser más de lo que por méritos propios podría aducir con la cabeza muy alta. Al fin y al cabo es Economista titulado y ha ejercido como profesor universitario, y el haber estudiado en una Universidad privada no es algo por lo que avergonzarse pues cada quien no es responsable de haber nacido en un determinado entorno familiar, en este caso acomodado. Eso no resta valor alguno a los logros personales. Lo realmente censurable es precisamente ese afán por sobresalir sobre los demás como para dar la impresión de que uno esta donde está porque lo merece. Y es precisamente esa mentira sobre los avales, la que merece toda nuestra repulsa, ya que demuestra un desprecio por los méritos de los demás que sí que se han esforzado y merecido incluir sus logros académicos y profesionales.

Lo malo es que pedir perdón y reconocer las mentiras, no es plato de buen gusto para personajes como el mencionado que se caracterizan por su super ego, su desmedida ambición y su falta total de escrúpulos. Es por ello que caso de que no lo haga, al menos se le recrimine públicamente de forma tan severa como con la que han medido a los demás y se le exijan las mismas responsabilidades pidiendo su dimisión.

¡Que pasen un buen dia!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Alef 15.06.18 | 11:44

    Lo que parece evidente es que en la resquebrajada Europa de Conchita Wurst, la condición de mujer y/o homosexual es un plus para triunfar en determinadas áreas.

Miércoles, 17 de octubre

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031