Un país a la deriva

¡Les puede el ansia!

10.06.18 | 10:43. Archivado en Política Nacional

MERITXELL BATET: UNA REFORMA FEDERAL DE LA CONSTITUCIÓN ES URGENTE, VIABLE Y DESEABLE.

Meritxell Batet, la flamante Ministra de Política Territorial y Función pública no ha tardado ni horas en dejar claras las intenciones de este nuevo Gobierno okupa de pedro Sánchez. Y lo primero que suelta aprovechando un acto del PSC en Cataluña ha sido volver a la machacona idea de reformar la Constitución para implantar un sistema federal asimétrico en ese Estado plurinacional que estos traidores a España sueñan para dar solución a sus propias miserias como partido descohesionado con unas federaciones díscolas que van por libre, como sucede en el caso del PSC. Y hete aquí que precisamente sea una militante del PSC y Profesora de derecho Constitucional la que dirija el Ministerio encargado de las relaciones con las comunidades autónomas. Y aquí no voy a decir aquello de poner a cierto animal cánido (“vulpes vulpes” en latín) a vigilar a las gallinas, para no ser mal interpretado y se quiera darle un doble sentido a la literalidad del refrán.

Lo primero que resulta sorprendente es el énfasis que pone Batet en su exposición cuando afirma que “la reforma federal de la Constitución es urgente, viable y deseable”. Que es viable, nadie lo duda porque la propia Constitución lo contempla y define cómo puede reformarse. Lo que ya es más que discutible es lo de que sea urgente y deseable. Batet argumenta que es urgente para poder superar la crisis que sufre el Estado y especialmente Cataluña. Y aquí, lo de generalizar al Estado lo que es una evidente crisis de fractura social provocada por los independentistas y su hegemónica imposición de su doctrina, es querer ver problemas donde no los hay. El Estado goza de buena salud, y la prueba está en la solidez de la respuesta al golpe de Estado, aunque hubiese sido deseable el que lo hubiera sido con mayor contundencia y efectividad.

Batet afirma que el avance hacia el federalismo es deseable porque “lleva soluciones institucionales, que canalizan y resuelven algunos de los problemas más importantes, y satisface la necesidad de renovar el pacto territorial de España”. Lo “problemas importantes” a los que se refiere solo existen en su sectaria visión deformada por la cultura independentista que excluye a más de la mitad de la sociedad catalana. Tampoco existe una necesidad de renovar el pacto territorial, y, si existiera, no sería para ahondar en las exclusividades y discriminaciones que ya existen, sino para terminar con ellas y garantizar la igualdad de derechos y deberes de todos los españoles con independencia de su lugar de nacimiento o de residencia en todo el territorio nacional. Lo que pretende Batet es dar satisfacción a las exigencias de los golpistas que no dudan en someter la mitad de la sociedad catalana violando sus derechos y coartando sus libertades.

Tras dar por probado que existe una crisis social, no duda en criticar que la Constitución está envejecida (40 años, 5 menos que los que la Ministra ha cumplido) y que “la crisis territorial está acompañada de una crisis social y una crisis democrática”. La crisis social en Cataluña es evidente, no así en el resto de España. En cuanto a que exista una crisis democrática lo dirá por lo que percibe de su propia comunidad autónoma de Cataluña y la deformada visión de los golpistas de considerar antidemocrático el que se aplique la ley contra aquellos que se creen impunes para violarla. Precisamente aquellos que por sus cargos de representación democrática estaban obligados a respetar la ley y los derechos democráticos de la oposición parlamentaria. No existe una crisis democrática en España, salvo quizás el que siga aplicándose una ley electoral que aplica fórmulas de compensación (ley D’Hont) favoreciendo el voto del nacionalismo independentista y permitiendo la antidemocrática realidad de que los votos no tengan el mismo valor a la hora de asignar escaños parlamentarios, es norma básica de la igualdad de derechos.

Pero lo más sorprendente de la intervención de Batet fue cuando dijo que la respuesta a las reivindicaciones de los separatistas “no puede agotarse con la aplicación de la ley y la Constitución” y que “Si queremos respetar al otro y garantizar los derechos de todos, hace falta respetar la ley y la Constitución. Pero con esto no es suficiente. Hace falta escuchar las razones y propuestas de todas las fuerzas políticas”. Es decir, que la ley y la Constitución no pueden ser muros infranqueables y hay que escuchar a todos. Pues claro Sra. Batet, escuchar es de personas educadas y no interrumpir al otro cuando habla y expone sus razones. Pero escuchar no significa que no se deban dejar claros los límites del debate y las líneas rojas que no pueden superarse. Y esas líneas rojas son precisamente atenerse a la ley y a la Constitución que todos nos dimos en 1978 en un amplio consenso.

Y es verdad que nada es inmutable, o ,como dije ayer, inevitable, salvo la muerte. Porque lo que ahora nos vende Pedro Sánchez y esta Ministra sobre abrir un diálogo es lo mismo que intentó sin éxito la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría cuando estuvo como “comisionada” para asuntos catalanes y mantuvo reuniones cordiales con Oriol Junqueras, el supuesto moderado dentro del Gobierno de la Generalidad del radical Puigdemont. Lo de hablar con todos los presidentes autonómicos no deja de ser una estrategia de justificar y camuflar el verdadero encuentro, el bilateral entre el Gobierno de España y el Gobierno de la Generalidad, ya que el resto de las autonomías, incluida la de El País Vasco, no tienen por ahora de forma oficial pretensiones secesionistas ni federalistas admitiendo el estatus quo actual.

La Constitución como toda obra física o literaria realizada por los seres humanos es mejorable y eso lo da la experiencia y aprender de los fracasos. Pero lo que no se puede pretender es recaer en los fracasos creando algo mucho peor de lo ya existente. Y eso es lo que sería ceder a las pretensiones de los diferentes grupos políticos y partidos que no intentan permanecer en España, sino independizar sus territorios y constituirse como naciones en igualdad con España. Hablar con todos incluye a todos los partidos políticos con representación parlamentaria y no hacer demagogia ni populismo con asuntos como el de la cohesión territorial. Reformar la Constitución debe tener, además de sólidas bases argumentales de aquello que se quiere reformar, contar con un amplio consenso a nivel parlamentario. Y en ningún caso nada parece justificar lo que Meritxell Batet afirma con esa rotundidad, quizás animada por el lugar amigable donde se encontraba y la receptividad del de los asistentes al acto al mensaje que les lanzaba. No hay nada como decir aquello que los demás esperan oír.

Creo innecesario recordarle a la Doctora y profesora universitaria en Derecho Constitucional lo que precisamente dice la Constitución sobre la reforma de artículos esenciales como el de que afecta a la propia concepción de España como nación, pero nunca está de más explicarlo para que todos sepamos de qué estamos hablando:

Artículo 167
1. Los proyectos de reforma constitucional deberán ser aprobados por una mayoría de tres quintos de cada una de las Cámaras. Si no hubiera acuerdo entre ambas, se intentará obtenerlo mediante la creación de una Comisión de composición paritaria de Diputados y Senadores, que presentará un texto que será votado por el Congreso y el Senado.
2. De no lograrse la aprobación mediante el procedimiento del apartado anterior, y siempre que el texto hubiere obtenido el voto favorable de la mayoría absoluta del Senado, el Congreso, por mayoría de dos tercios, podrá aprobar la reforma.
3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación cuando así lo soliciten, dentro de los quince días siguientes a su aprobación, una décima parte de los miembros de cualquiera de las Cámaras.
Artículo 168
1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Título preliminar, al Capítulo II, Sección 1.ª, del Título I, o al Título II, se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes.
2. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional, que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras.
3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación.

Con 85 diputados este Gobierno pretende imponernos a todos sus quiméricas propuestas aprovechando su acceso fortuito y anómalo al poder sin pasar por las urnas. Me temo que no lo va a tener nada fácil porque nos tendrá a muchos en frente, dispuestos a no jugar ni hacer demagogia con la Unidad de España.

¡Que pasen un buen día!

.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Juan 11.06.18 | 14:04

    Es evidente que intentan torcerno el brazo. El PSOE es un partido totalitario y pretende cambiar la constitución sin tener la que votar. Espero que la oposicion constitucionalista este a la altura y sepa defendernos. Se trata de crear un sistema confederal con mas privilegios para los regimenes totalitarios del pais vasco y cataluña. Y el resto pues que se aguanten. Predican mucho la igualdad entre generos, pero no entre los españoles. En realidad ellos pretenden gobernar por siempre en lo que les dejen los nacionlistas que cada vez sera menos. Ahora mismo hay españoles de 1º y españoles de 2º o tercera.
    Nos intentan engañar.... como siempre.

Martes, 19 de junio

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930