Un país a la deriva

¡Mariano, sé fuerte caraio!

05.06.18 | 19:55. Archivado en Política Nacional

MARIANO RAJOY DIMITE DE SU LIDERAZGO EN EL PP / PEDRO SÁNCHEZ CREA UN GOBIERNO DOMINADO POR EL SECTOR DURO DEL PSOE.

No voy a caer en la tentación de regodearme en el mal ajeno, porque el mal ha sido propio, el que hemos padecido todos los que llevamos pidiendo la dimisión de este Don Tancredo desde hace años. Y lo segundo es que a él tampoco le va a venir mal ese carguito de expresidente del Gobierno por el que gozará “ad perpetuam“ de un excelente salario a cargo de los contribuyentes -y ya lleva más de 37 años de servicios a lo (y de lo) público-, como integrante del Consejo del Estado con derecho a oficina, secretaria y coche oficial. Aunque lo decente sería que renunciase y se acogiese a tomar posesión de su plaza de Registrador de la propiedad ganada en dura competencia en la oposición (de estudios que no en la del Congreso). Así que no siento ninguna pena por un hombre que ha llevado a un partido como el PP a ser algo irreconocible ideológicamente y sí identificable junto al PP en la corrupción inherente al ejercicio del poder. Así que solo me cabe despedirme con un ¡Tanta paz lleves como la que dejas!, aunque falte a la verdad con eso de que deja paz, ya que precisamente lo que hace con su huida es iniciar la guerra de sucesión en el PP.

¡Por sus obras los conoceréis! Y en el caso de Mariano Rajoy Brey no habría otra forma de hacer un balance de los ocho años de oposición y seis de Presidente del Gobierno, más de un año en funciones, que ha definido la última etapa de esos largos 37 años de vida política. Porque si lo ceñimos solo a las palabras habladas y escritas, la hemeroteca nos dejaría perplejos al definirnos más a un Dr. Jeckill ingenioso y mordaz parlamentario, que se transformaba en Mr. Hide cuando escribía wasap como el de ¡Luís, sé fuerte! Creo innecesario repetir aquí y ahora todo lo que durante estos años he vertido en mis escritos en este blog de Periodista Digital sobre este personaje, que evidentemente no despierta mis simpatías. Lo que sé es que están en línea y coinciden con lo expresado el otro día por D. Luís del Pino en su artículo de despedida a Mariano Rajoy titulado “Permita que no me levante, don Mariano”. Y no es que quiera hacer leña del árbol caído, este chopo gallego de 1,90 de estatura, sin carisma, socarrón y un leve defecto de siseo al hablar, pero ganas no me faltan.

Se cierra una larga etapa del PP en la que Mariano Rajoy no ha querido o no ha sabido (me inclino por esto último) aprovechar todas las oportunidades que le brindaba contar con una mayoría absoluta parlamentaria (Congreso y Senado). Nunca quiso regenerar nada de la vida política y se centró en salvar los muebles del entramado económico de España, en manos de la Banca y del resto de las empresas del IBEX. Ha logrado evitar la crisis, recuperar la macroeconomia apoyándose en el pánico de la UE ante una posible caída de España que arrastrase a otros países como Italia en plan dominó, con un riego de miles de millones de euros a interés cero o negativo. La contrapartida ha sido la de aumentar la deuda nacional hasta límites históricos, empeñando a generaciones de españoles como ya hizo en su día Alberto Ruíz Gallardón con sus faraónicas obras en Madrid capital con el soterramiento de la M-30. Una microeconomía que es la que nos afecta al día a día de todos los ciudadanos, de las familias, de los autónomos castigados con impuestos confiscadores en un robo institucionalizado por el Gobierno central y los autonómicos.

Cuentan que, en la reunión de la Ejecutiva, Mariano Rajoy ha llegado a derramar lágrimas. Y la duda que me asalta es si eran de cocodrilo o de alegría por quitarse “un muerto” de encima. Porque no creo que fuera para él plato de buen gusto estar como “jefe de la oposición” donde sería un blanco fácil de críticas, por su renuencia a luchar contra la corrupción en su partido. Al menos, esa fue la sensación que se transmitió a la opinión pública en los últimos tiempos con los casos mediáticos de los expresidentes de la Comunidad de Madrid, Aguirre, González, Cifuentes, o los de Valencia con Camps, Barberá, o el Presidente de la comunidad de Murcia y un largo etcétera y puntos suspensivos. Llorar es lo que hemos hecho los ciudadanos, los pensionistas injustamente ofendidos con congelaciones de pensiones de hecho, los enfermos con interminables listas de espera para pruebas u operaciones quirúrgicas, mientras veíamos con vergüenza e ira apenas contenida, cómo la casta política aumentaba sus ingresos y prebendas mientras predicaba la austeridad para los demás.

España no ha salido de la crisis, sino que se ha metido en un pozo de deuda impagable que coaccionará nuestra soberanía por décadas y empobrecerá a la población a la que los que gobiernan la UE exigirán muchos más sacrificios para permitirnos seguir en el club y que podamos pagar la cuota de socio que nos toca. Se nos dice que vivimos como ricos cuando no lo somos. Esta no es la UE que nos vendieron de la solidaridad, de la igualdad y de la libertad. Los países lideres del norte, imponen su supremacismo sobre el resto de los del sur y del este de Europa. Ellos incrementan su riqueza mientras los demás aumentan su desequilibrio social y se agranda el abismo entre la clase rica y elitista y la clase social trabajadora mayoritaria que ve cómo su nivel de vida personal y familiar empeora y se empobrece. Esta no es la UE que he defendido, donde esos mismos países elitistas se enrocan y se aíslan en sus fronteras y dejan a los periféricos que resuelvan el tema de la inmigración sin admitir reparto de responsabilidades, ni en la defensa de fronteras ni en medios económicos para paliar en origen el problema.

¡Adiós Mariano!, me despido como lo hizo en su artículo Luis del Pino con un sentido “Hasta nunca”.

Pero como las penas nunca vienen solas, hoy también se adelanta el rumor de quienes han sido finalmente los elegidos por Pedro Sánchez para acompañarle en su labor de Gobierno. Y la verdad es que, como en la viña del Señor, hay de todo un poco y se confirma aquello de juntos pero no revueltos. Se puede decir esa cursilería y gilipollez de que existen en el nuevo Gabinete diferentes sensibilidades de este PSOE que, como dijo Alfonso Guerra de España, “no lo va a reconocer ni la madre que la parió”. Y es que los nombres de los Ministros con poder ejecutivo relevante está en manos de ultra radicales como José Ábalos o Carmen Calvo, y hay un sorprendente de la vieja guardia socialista, Josep Borrell. Y se avanzan algunos ministrables como Margarita Robles, que puede que por fin vea cumplida su ambición de llegar a Ministra de Justicia, ella siempre tan equilibrada y coherente en sus sentencias (verbales y jurídicas).

Pero como no me gusta especular, esperaré a que sea el propio Pedro Sánchez el que comunique la lista de seleccionados de este equipo que no lo tiene nada fácil siempre que se atenga a la legalidad vigente y no acepte los chantajes y presiones que le llegan de sus socios de moción de censura que hicieron posible el sueño de Pedro a ser investido Presidente del Gobierno. Y esto me recuerda un programa de TVE antiguo como yo, que se llamaba “Reina por un día” presentado por un inolvidable Mario Cabré, hacían realidad los sueños (casi siempre sentimentales) de algunas afortunadas mujeres españolas de aquellos años 60. En este caso has dio Mariano Rajoy con su torpeza habitual, el que ha permitido que Pedro Sánchez consiga su sueño y sea al menos por dos añitos el rey del mambo nacional. Estamos en manos de un sectario, orgulloso y ambicioso sujeto radicalizado hasta la médula. El tiempo nos dirá si él y su equipo de Gobierno harán que echemos de menos no ya a Mariano Rajoy o al PP, sino a un héroe, aunque sea de ficción, que acabe con el mal que nos asola y devuelva la justicia y la libertad a los sufridos y azorados españolitos.

Por si acaso vayamos preparándonos para lo peor y resistir como podamos hasta las nuevas elecciones. Y eso es mucho tiempo y mientras, pueden pasar muchas cosas.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 24 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Junio 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930