Un país a la deriva

Un paso más en la confrontación.

21.05.18 | 18:29. Archivado en Política Nacional

GIRA CARCELARIA DE TORRA Y TORRENT POR MADRID VISITANDO A SUS CONSEJEROS Y RESTO DE GOLPISTAS.

Hoy lunes se está produciendo otro de los episodios grotescos del golpismo catalán. Esta ve lo protagonizan Joaquim Torra, nuevo Presidente de la Generalidad oficial y Roger Torrent, Presiente de la mesa del Parlamento de Cataluña. El xenófobo radical de Torra tras pulsar la opinión de sus consejeros presos designados dice que “Los Consellers quieren acceder al cargo. Les estamos esperando”. Pero el caso es que el Gobierno de España, responsable máximo de la publicación de las designaciones en el Diario Oficial del la Generalidad, ha decidido solamente publicar la estructura del nuevo Gobierno de Joaquim Torra, pero no los nombres de los designados. La excusa es que no puede permitir que personas que están inmersas en un proceso judicial con graves acusaciones como la de rebelión y a escasos días de su inhabilitación para el ejercicio de cargo público, se conviertan en Consejeros de una de las principales autonomías de España.

Es evidente que Torra con esa designación ha dado un paso más en su ánimo de mantener la confrontación mientras llama al diálogo político. Y no parece muy coherente que apele a ir a ese diálogo sin condiciones previas, mientras por otro lado actúe designando a golpistas y restituirles a los mismos cargos que desempeñaban en el momento de cometer sus delitos. Resulta del todo inadmisible esa designación a sabiendas de que el Gobierno de España está obligado a no permitir lo que es un fraude de ley. Así que está no solo en su derecho de evitar esa publicación en el Diario Oficial de la Generalidad, sino también en el deber de impedirlo. Y en esto, para frustración de los golpistas, cuenta con el apoyo decidido de la oposición, tanto del PSOE como de CIUDADANOS.

Dice Torra que les están esperando. Pues pueden esperar sentados, a menos que el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, decida modificar su criterio y permitir ese fraude a escasos días de que el Auto de Procesamiento sea declarado firme y se hagan efectivas las inhabilitaciones de los acusados. Porque por mucho que lo repitan, nunca se dará validez a su discurso de legitimidades, basadas en un referéndum inconstitucional e ilegal, al que califican inapropiadamente de “voluntad del pueblo de Cataluña”, y al cumplimiento del deber por parte de los que dieron el golpe de Estado. En absoluto. Fu e una violación flagrante de la legalidad, tanto la constitucional como la del mismo Estatuto de Autonomía, sin importarles para nada de ese pueblo que mayoritariamente no comparte su ensoñación independentista.

Joaquim Torra, el que espera y anuncia el regreso del ”mesías Puigdemont” y se declara como su humilde siervo y apóstol, no va a conseguir doblegar al Estado de Derecho, como tampoco lo hizo Puigdemont, cobardemente huido para evitar la cárcel a la que se enfrenta si regresa a España. Podrá ser su vocero, su ejecutor de intrigas y montar los pollos mediáticos que pueda, pero debe ser consciente de que esa actitud puede en cualquier momento tener una respuesta y verse acompañando a esos exconsejeros que pretende restituir en sus cargos, si se atreve a saltarse la ley. Las bravatas terminan cuando son las FFyCCSE, y no los Mossos leales al golpe de Estado, los que aparecen en tu despacho o en tu residencia para detenerte y llevarte ante el juez. Después son todo excusas y renegar de todo apelando a la obediencia debida, a la familia, al arraigo y demás estratagemas que puedan librarles de la prisión.

Con estos mimbres y las últimas declaraciones de Pedro Sánchez, no solo parece inevitable la persistencia de las medidas de intervención del 155, sino que llegado el caso cabe la posibilidad de que estas se recrudezcan y se solucionen las carencias que han hecho posible el que los golpistas más radicales tengan a un ” sectario, radical, antiespañol y xenófobo” al mando como Presidente de la Generalidad. Un sustituto dócil dispuesto a obedecer al fugitivo Puigdemont, responsable máximo junto a sus leales de JxCAT a los que el mismo designó, de llevar a Cataluña a un callejón sin salida y, lo que es peor para sus aspiraciones independentistas, destruyendo la imagen de moderación, diálogo y respeto que aducen como característico de su movimiento pacifista. Quim Torra, representa justo todo lo contrario.

Empecinarse en la restitución de los presos y fugitivos de la justicia en sus cargos de Consejeros, es forzar el bloqueo del inicio de la legislatura normal. Una situación que solo puede tener como salida la disolución del Parlamento y la convocatoria de nuevas elecciones autonómicas, sin Torra no se aviene a modificar su Gobierno cumpliendo con las exigencias de no incluir a personas inmersas en procesos judiciales relacionados con el golpe de Estado. Aunque realmente eso es lo que pretendía desde el principio el cobarde payés errante que, desde su fracaso de ser investido a distancia, no ha cesado en su intento de boicotear la nueva legislatura proponiendo sucesivos candidatos imposibles, para finamente elegir a una especie de bulldog que le defienda el territorio esperando que una nueva victoria electoral le de argumentos suficientes para forzar su regreso y su inmunidad.

Quim Torra sigue cumpliendo su papel de fiel guardián de la finca y los aposentos de su amo, mientras el resto ve cómo su discurso victimista se va por el desagüe con la incontinencia verbal y escrita de este presidente de la Generalidad en funciones que se considera a sí mismo como “provisional”. El problema lo han creado los que deberán decidir si mantienen este pulso con el Estado de Derecho, lo que implica mantener las medidas de intervención, o prefieren actuar para revertir esta situación. Está en sus manos imponer el “seny” y dejarse de patochadas y desafíos teledirigidos impulsados por un sujeto que solo pretende asegurarse su futuro y no desparecer por la misma cloaca a la que está llevando a sus conciudadanos en Cataluña.

Dejar a este Bulldog suelto y sin bozal tiene el inconveniente de su descontrol a la hora de morder. Esta imagen no es nueva, ya que recuerdo un viejo vídeo de unos Doberman que usó el PSOE en campaña electoral de 1996 contra el PP. Las imágenes y las palabras xenófobas son siempre impactantes y quedan en la retina de quien las lee, las escucha y las ve. Y a este Bulldog se le oye mucho ladrar y amenazar con sus colmillos.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 21 de agosto

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Agosto 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031