Un país a la deriva

El fascismo se instala en Cataluña.

16.05.18 | 12:29. Archivado en Política Nacional

EL RECONOCIMIENTO DEL M.H. CARLES PUIGDEMONT COMO FÜHRER DE LA REPÚBLICA.


Sin duda ayer fue otro día de vergüenza y oprobio para España y para todos los españoles a costa de la visita, se supone que de carácter absolutamente personal y coste a cargo de su partido o de su propio bolsillo, del investido y aún legalmente no ejerciente Joaquim Torra a la actual residencia en Berlín de su jefe de filas el Molt Honorable expresidente de la Generalidad Excmo. Sr. D. Carles Puigdemont i Casamajó, responsable máximo de su designación para ser su mano ejecutora en el interior. Una peregrinación con una profunda carga política, mediática y simbólica, significativa del reconocimiento expreso del liderazgo de Puigdemont, convertido así en el “Fúhrer” (guía o líder) del movimiento separatista independentista de la República de Cataluña. Un reconocimiento de liderazgo y legitimidad que ya admitió el radical Quim Torra en su discurso de investidura. Y aunque resulte tremendamente sarcástico, el título de Molt Honorable es un derecho reconocido, aunque el comportamiento de quien lo ostenta sea todo, menos honorable.

Hoy, tal y como marca la ley se ha publicado el nombramiento oficial en el BOE con la firma del Presidente del Gobierno Mariano Rajoy Brey y la sanción del Jefe del Estado, S.M. el Rey D. Felipe VI:
“6512 Real Decreto 291/2018, de 15 de mayo, por el que se nombra Presidente de la Generalitat de Cataluña a don Joaquim Torra i Pla.
De conformidad con lo dispuesto en los artículos 152.1 de la Constitución y 67 del Estatuto de Autonomía de Cataluña, Vengo en nombrar Presidente de la Generalitat de Cataluña a don Joaquim Torra i Pla, elegido por el Parlamento de Cataluña en la sesión celebrada los días 12 y 14 de mayo de 2018. Dado en Madrid, el 15 de mayo de 2018.
FELIPE R.
El Presidente del Gobierno, MARIANO RAJOY BREY”.

Desde este momento Joaquim Torra es ya oficialmente el 131 Presidente de la Generalidad y solo le resta la formalidad de su publicación en el DOGC (Diari Oficial de la Generalidad de Catalunya) y la toma de posesión del cargo. Y aquí, como ya ocurriera con su antecesor, el golpista fugado Carles Puigdemont, se espera que no acate la Constitución de España, sino solo la del Parlamento y pueblo de Cataluña. Una fórmula que nunca debería ser admitida en quien representa al Estado en esa Comunidad. Porque si no promete o jura acatar la Constitución, ¿Qué le impide violarla y seguir los mismos pasos de desobediencia, sedición y rebelión de su antecesor y de su Gobierno? Sobre todo, cuando no se ha privado de afirmarlo públicamente en cuantos medios y foros ha intervenido. Un personaje radical y xenófobo que avisa de querer dar un golpe de Estado y que parece no tener impedimentos para ser aceptable como Presidente de una de las Instituciones más importantes del Estado, la Generalidad de la comunidad autónoma de Cataluña.

Hoy, como español, me siento profundamente decepcionado porque solo el pervertido interés partidista y personal de nuestros dirigentes políticos ha permitido que se cometa esta nueva tropelía e indignidad a nuestra democracia. Nada habría pasado si los que con sus votos aprobaron la intervención de la autonomía declarada en franca rebeldía e insumisión por parte de un Gobierno de la Generalidad y Parlamento con mayoría independentista, hubieran impuesto unas medidas mucho más drásticas y no actuar con la prevención y precipitación de unas medidas que se han mostrado claramente ineficientes e insuficientes. Un error garrafal cuyo resultado ha traído el que de nuevo los golpistas recuperen el poder y vuelvan a amenazar con la rebelión y otro golpe de Estado.

Y no basta ahora con endurecer las medidas ante la avalancha de desobediencias que se avecina, sino de intervenir de modo definitivo cortando la cabeza de quienes siguen siendo los principales responsables: los partidos políticos independentistas, PdeCAT, JxCAT, ERC, CUP, en sus múltiples marcas y esas asociaciones y organizaciones independentistas disfrazadas de movimientos sociales cono la ANC y OMNIUM que de cultural solo tiene poco. Se hace necesario y urgente cortar de raíz a quienes tienen en su ideología la destrucción de España. Son como los virus que se expanden por el organismo al que infectan hasta conseguir su muerte, aunque con ello también sucumban. El nacionalismo es efectivamente un virus que debe ser erradicado de las democracias sin contemplaciones.

Nos esperan oscuros días donde se pondrá a prueba la resistencia de nuestro Estado de Derecho. El éxito o el fracaso dependerá exclusivamente de la unidad de las fuerzas democráticas a la hora de luchar contra esa plaga. Y aquí hay que actuar con la ley en la mano, sin precipitación, pero con determinación y con rotundidad. Existen muchos frentes abiertos, no solo en España sino también y gracias a la pésima estrategia de comunicación, a nivel internacional donde la justicia de otros países se atreve a dudar de nuestra justicia y donde representantes de Gobiernos, no desaprovechan la oportunidad para hacer crítica destructiva y favorable a su ideología que coincide en radicalización con a de los golpistas.

Porque la palabra vuelve a ser el arma para falsear la realidad e inducir al engaño. Carles Puigdemont y sus secuaces fugados, no están exiliados ni perseguidos políticamente, sino prófugos de la Justicia de España con el solo objetivo de eludir sus responsabilidades penales por el golpe de Estado perpetrado abusando de sus cargos de responsabilidad y de las Instituciones. Son delincuentes que atentaron contra la democracia y violaron las leyes de España, su Constitución y su propio Estatuto de autonomía. Y es absolutamente inconcebible e inadmisible el que se cuestione e incluso se llegue a denegar una euroorden de detención expedida por el Tribunal Supremo, la máxima instancia judicial procesal en España.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 27 de mayo

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031