Un país a la deriva

Infantiloide y aprovechategui.

10.05.18 | 08:51. Archivado en Política Nacional

RIVERA DESNUDA AL PP POR SU INACCIÓN EN CATALUÑA. / PABLO LLARENA YA VISLUMBRA POSIBLES TUMULTOS VIOLENTOS EN VEZ DE ACTOS DE REBELIÓN.

¡Hasta aquí hemos llegado! Con esta frase Albert Rivera dio paso al anuncio de que CIUDADANOS desde ese momento quitaba su apoyo al PP en lo relativo al artículo 155. Es decir, se rompe el pacto del llamado bloque constitucionalista en un momento en que parece que se va por fin a investir un Presidente de la Generalidad “homologable” desde el punto de vista penal y se formará Gobierno, lo que conlleva la retirada de las medidas de intervención de la autonomía de Cataluña amparadas por el artículo 155 de la Constitución. La razón esgrimida por Ribera ha sido el que el Gobierno no ha supervisado el uso de los fondos de financiación del FLA de forma rigurosa como debería, ni tampoco ha impugnado la decisión del Parlamento de aceptar la delegación de voto de los fugitivos de la justicia Puigdemont y Comín. Tras esta decisión, Mariano Rajoy acusó al que apodaron “naranjito” de ser un “aprovechategui” y de tener una actitud “infantiloide”. Hoy, en el editorial de El País digital titulado “Ribera se equivoca” los epítetos usados han sido el de “oportunista” y acusa al PP de tener una actitud “suicida”.

El PP no tuvo excusas para el tema de financiación y se limitó a responder que no presentaba la impugnación porque los servicios jurídicos lo habían desaconsejado. Y es que es muy posible que el Ejecutivo tuviera ya constancia del aviso del Tribunal Constitucional de ser reacio a pronunciarse sobre el espinoso tema de la delegación de voto sin entrar en el fondo de las limitaciones de derechos constitucionales a los detenidos y fugados que son cargos electos. Su posición quedó expuesta en las medidas cautelares impuestas mientras se pronunciaba sobre la admisión a trámite del recurso del Gobierno sobre el peno de investidura de Carles Puigdemont el pasado enero, entre las que se encontraba la de no permitir las vías telemáticas ni la delegación de voto a los fugados. Sin embargo, ante el recurso de CIUDADANOS sobre esa delegación de voto aceptada por el Parlamento de Cataluña, se ha limitado a admitirlo pero sin suspender cautelarmente la delegación. Eso al menos parece indicar un cambio de criterio y una posible falta de esa unanimidad que siempre intentan buscar en todo lo relacionado con el desafío separatista.

Pero la realidad es que, si el Gobierno de España se hubiese adherido a ese recurso, el Tribunal Constitucional estaba obligado a suspender la delegación de voto. Esto conllevaría el que o bien Puigdemont y Comín renunciaban a su Acta de diputado para dejar que corriera la lista y no perder la mayoría parlamentaria, o bien se exponían a que no prosperase ninguna investidura “blanca”, ya que la de Puigdemont ha sido definitivamente suspendida. Y aquí es el tiempo el que implacablemente fuerza la situación y cabe el riesgo real de que se cumpla el plazo y se deba ir a nuevas elecciones autonómicas, algo que todos dicen no querer, salvo Carles Puigdemont que ahora, teniendo las encuestas muy favorables, no lo vería como algo terrible. Porque lo que tanto Puigdemont como Comín han mantenido es su negativa a renunciar de sus Actas de diputado. Y aquí lo de elegir entre “truco o muerte” tiene las peores consecuencias.

Desde luego que en estos momentos y a un año de las elecciones autonómicas y locales con las encuestas claramente a favor de CIUDADANOS, no se puede descartar un intento de Rivera de marcar diferencias con quienes han mantenido con ellos una política de desprecio, de desprestigio y de ataques personales donde no han ahorrado en epítetos descalificadores y ruines como el de llamarle “naranjito” o como ahora “aprovechategui”. Un adjetivo que bien podrían haberlo usado con su socio de conveniencia Urkullu, que vende caro el apoyo del PNV a los presupuestos Generales del Estado. Pero claro, no conviene molestar a quien les puede dar la llave para abrir la puerta que les lleva a terminar la legislatura. ¿Quiénes son aquí los aprovechateguis sin escrúpulos? ¿Cuánto nos va a costar a los españoles el pago de este nuevo chantaje del nacionalismo vasco?

Nadie puede reprochar a CIUDADANOS de buscar ese desmarque de un socio que siempre ha sido incómodo y circunstancial. En absoluto se puede dudar del compromiso constitucional de quien ha demostrado defender la legalidad vigente con mayor empeño que otros partidos como el PSOE y su marca federal catalana el PSC que se han mostrado mucho más ambiguos y poco creíbles. El mismo PSOE que no dudó en sumarse a la campaña de desprestigio hacia CIUDADANOS acusándoles de hacer política de seguidismo, o como hace PODEMOS y los golpistas catalanes de calificarles de “extrema derecha”. No puede venir el PSOE de Pedro Sánchez a acusar de oportunismo a Rivera, sobre todo cuando gracias a ese partido gobiernan en la comunidad de Andalucía, donde la corrupción es la lacra que infecta a la Junta de Andalucía y salpica a todos sus expresidentes Chaves, Griñán y ahora Díaz y numerosos exconsejeros y altos cargos de la administración.

Y es verdad que sigo considerando que CIUDADANOS es un partido que aún no parece haber encontrado su posición ni política a nivel nacional, aunque sí la tiene en cierta medida en Cataluña. Es verdad que su actitud de “censor estupendo” llega a ser exasperante e incomoda a casi todos sus socios de Gobierno. Pero eso no quita valor a la firmeza que demuestra en la defensa de sus principios en los que su posición no es de veleta, sino que mantiene siempre la misma dirección en defensa de la Constitución y de la unidad de España. Y eso hoy en día tiene para mí mucho mas valor que lo que puedan decir partidos con claros signos de degeneración, en todos los sentidos, como el PSOE y el PP marcados por el cáncer de la corrupción generalizada. Se equivocan el PSOE y el PP de oponente y solo el pánico a perder su hegemonía es lo que les lleva a poner el foco en ese partido que va convenciendo a los españoles de ser una verdadera alternativa confiable de gobierno. La velocidad de ascenso es proporcional a la caída de los dos principales partidos PP y PSOE que ni siquiera en asuntos de Estado se ponen de acuerdo y se atreven a criticar a quienes les desnudan y dejan a la vista sus vergüenzas.

Por si fuera poco este desmadre político, tampoco es que en judicial estemos mejor. Resulta que el juez Pablo Llarena, el nuevo Cid Campeador español que ha instruido la causa del golpe de Estado y procesado a los máximos responsables, se aviene a contemplar una posibilidad de rebajar la calificación de los delitos imputados, sobre todo el de rebelión. Su último Auto incluye apreciar delito de sedición y tumultos violentos, en vez de el de rebelión y una violencia mucho mayor y organizada. Es decir, da en cierta medida la razón a los jueces del Estado federal de Schleswig -Holstein cuando en primer término no apreciaron el delito de rebelión por no haber se producido una violencia suficiente para “doblegar” al Estado. Este cambio de criterio deja todo en manos del Tribunal que enjuicie para la calificación definitiva de los delitos por los que se juzgará a los procesados. Ello podría conllevar incluso la finalización de la prisión para todos ellos, aunque persista la euroorden de detención de los fugitivos con los nuevos cargos fijados.

Estamos en semanas decisivas donde la política y la justicia siguen caminos diferentes y a diferente ritmo. Puede que finalmente sea investido un Presidente de la Generalidad títere o no de Puigdemont y que se forme un Gobierno de compromiso sin elementos conflictivos que en unos días pueden quedar inhabilitados para desempeñar cargos públicos. Pero puede que no y que se consolide de facto ese Gobierno en el territorio libre de la República que ha creado Puigdemont en su lujosa mansión de Waterloo o en alguna otra localización acorde con la solemnidad y boato de las Instituciones que va a albergar. La financiación ya no es ningún problema una vez quitadas las ataduras, si es que alguna vez existieron, del 155.

Lo que parece evidente es que el problema no solo no se cierra con la creación del nuevo Gobierno de la Generalidad, sino que se vuelve mucho más compleja y de difícil solución. Sobre todo, porque el bloque constitucionalista, ya de por sí frágil e inestable, ayer quedó roto en mil pedazos.

¡Que pasen un buen dia!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 23 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031