Un país a la deriva

Un proceso suicida (parte 1)

30.04.18 | 10:48. Archivado en Política Nacional

RECAPITULACIÓN DE UN EPISODIO DE NUESTRA HISTORIA CUYO FINAL SE PRESENTA INCIERTO Y PREOCUPANTE (PARTE I)

INICIO DE LA XI LEGISLATURA: CONSTITUCIÓN MESA DEL PARLAMENTO DE CATALUÑA 26 DE OCTUBRE 2015

Para poder comprender de forma aséptica e imparcial lo sucedido en los más de dos años hasta hoy, debemos hacer una especie de TAC a este cáncer que ha ido desarrollándose en la política española en la aceleración del llamado “proceso” separatista impulsado por las fuerzas nacionalistas mayoritarias en el Parlamento de Cataluña, Partido Demócrta (PdeCAT), Ezquerra Republicana (ERC) y Candidatura de Unidad Popular (CUP. En las elecciones de septiembre del 2015, PDeCAT y ERC habían acudido en coalición bajo las siglas Junts Pél Sí (JxSi) con 62 escaños, mientras la CUP obtuvo 10 escaños. Por tanto, los independentistas disponían de 72 escaños de los 135, 6 escaños por encima de la mayoría absoluta. El resto de los partidos no independentistas que consiguieron escaños fueron CIUDADANOS (C’s) con 25 escaños, Partido Socialista de los Catalanes (PSC) 16 escaños, Cataluña Sí que es pot que agrupaba a los llamados Comunes y PODEMOS, con 11 escaños, Partido Popular 11 escaños. El día 26 de octubre del 2015 es el primer hito al constituirse la XI legislatura con la Mesa del Parlamento de Cataluña presidida por la diputada de ERC Carme Forcadell.

CARLES PUIGDEMONT 130 PRESIDENTE DE LA GENERALIDAD 10 DE ENERO DE 2016

La razón principal de haber ido en coalición entre las dos fuerzas líderes del independentismo fue suponer que juntos (de ahí el nombre) lograrían un mejor resultado que separados, sobre todo si proponían un programa común de avanzar de forma decisiva en el llamado “procès” hacia la declaración de independencia. La única discrepancia de fondo radicaba en la velocidad de ese avance. El PDeCAT liderado por Artur Mas y ERC con un radicalizado Oriol Junqueras. El tercero en discordia era la CUP, un partido tipo asambleario cuya actitud era mucho más radical y revolucionaria, las cabezas visibles fueron Antonio Baños y Anna Gabriel. El primer escollo fue precisamente la actitud de la CUP de querer ir mucho más allá hacia la independencia y cumplir con el pacto electoral de declararla en esa XI legislatura. Su rechazo al candidato de JXSí Artur Mas fue el que forzó la designación de un desconocido alcalde de Gerona, Carles Puigdemont, cuya radicalidad por la independencia estaba más que contrastada. Este es el segundo hito, el de la designación de Carles Puigdemont como Presidente de la Generalidad el 10 de enero del 2016, con el compromiso de lograr la declaración de independencia en una legislatura de 18 meses, es decir en julio del 2017.

La legislatura fue avanzando durante los dos siguientes años en una serie de pasos dirigidos en lo que parecía un plan perfectamente coordinado basado en la consolidación de las llamadas “estructuras de Estado”, la famosa “hoja de ruta” hacia la independencia, donde destacaba la prevalencia de la propaganda del “procès” a través de las delegaciones de la Generalidad en el extranjero, las llamadas embajadas con un Consejero de Exteriores con atribuciones de Ministro, Raúl Romeva. Se inició una labor de aprobación de un cuerpo normativo del futuro Estado, en un Parlamento donde el rodillo de la mayoría independentista se impuso con una Mesa facilitadora con una Presidenta, Carme Forcadell, que no dudó en usar su cargo para dar vía libre a propuestas de debate claramente inconstitucionales.

PRESENTACIÓN REIVINDICACIONES CATALUÑA 26 DE ABRIL 2016

En paralelo se forzaba al Estado creando situaciones de impagos a proveedores aduciendo déficit en la financiación y aumentando la lista de reclamaciones que el anterior Gobierno de la X legislatura liderado por Artur Mas había presentado a Mariano Rajoy en el manido mensaje victimista del nacionalismo catalán sobre la deuda histórica y el encaje de Cataluña en España. Una estrategia que trataba de culpar al Estado con el mensaje de “España nos roba”, creando un rechazo en una sociedad ya vergonzosamente adoctrinada en el odio a la cultura que no fuera nítidamente catalana. Una actitud incrementada con la exhibición de nuevos símbolos de la nueva República como la bandera estelada. Se fue ahondando en la inmersión lingüística y en la discriminación del idioma español en todas las áreas de la Administración de la Generalidad. Se hablaba de diálogo de forma insistente, al presentar los casi cincuenta puntos de reclamaciones, en los que destacaba como primer punto irrenunciable, el reconocimiento del derecho a decidir del pueblo de Cataluña y celebrar un referéndum sobre la opción de transformarse en un Estado independiente de España, pero reconocido e integrado en la UE. Un documento que fue entregado en persona por Carles Puigdemont a Mariano Rajoy en La Moncloa el 26 de abril de 2016. Un diálogo que desde el principio fue una especie de ultimátum para una capitulación del Estado ante las exigencias de los independentistas.

CONVOCATORIA UNILATERAL DE REFERÉNDUM 27 DE JULIO DEL 2017

Tras la negativa del Gobierno de España, que sí que estaba dispuesto a debatir sobre la mayoría de los otros puntos reclamados, se fue endureciendo la actitud de la Generalidad y los actos donde el independentismo expresaba su rechazo a España, como las pitadas al himno en la final de la copa del Rey de fútbol, eventos conmemorativos de efemérides relacionadas con el nacionalismo, o la multitudinaria diada de septiembre de ese año. Mientras tanto, el Parlamento y las Consejerías iban consolidando sus estructuras de Estado paralelas dotadas de medios humanos y económicos, como la Agencia Tributaria de Cataluña, el DNI catalán, y la labor de propaganda y publicidad en los medios de comunicación. Sin embargo, se sucedían en paralelo encuentros discretos entre los dos vicepresidentes, del Gobierno de España y de la Generalidad, Soraya Sáenz de Santamaría y Oriol Junqueras respectivamente, en un intento de avanzar en un pacto razonable. Esos encuentros comenzaron de forma oficial el 28 de abril del 2016 en La Moncloa y continuó el 27 de julio de ese año. No obstante, el 27 de junio del 2017, Carles Puigdemont anunció oficialmente la fecha de la celebración del referéndum y la pregunta que se haría.
Fecha: domingo 1 de octubre.
Pregunta: ¿Quiere que Catalunya sea un estado independiente en forma de República? Respuesta: Sí/No.

Esto dio lugar a que Soraya se trasladase a Barcelona y estableciese allí su oficina de trabajo donde comenzó una serie de reuniones con diversas partes de la sociedad más representativa de Cataluña del mundo empresarial, cultural, etc. a fin de transmitir la posición del Gobierno ante este desafío de llegar a consumarse y de las consecuencias que se derivarían.

APROBACIÓN LEYES DE DESCONEXIÓN 6 Y 7 DE SEPTIEMBRE DEL 2017

Este hito fue el comienzo del punto de inflexión hacia todo lo que sucedería después. En ese pleno del 6 y 7 de septiembre del 2017 se aprobaron una serie de leyes que se llamaron de “desconexión” siendo la más importante la” Ley del Referéndum y de Transitoriedad”. Ambas fueron finalmente aprobadas con la salida durante la votación de los grupos constitucionalistas salvo los diputados De Comunes- PODEMOS. Estas resoluciones fueron inmediatamente impugnadas por el Gobierno de España ante el Tribunal Constitucional que las admitió a trámite y de forma automática fueron suspendidas, con aviso expreso a las partes, la Mesa del parlamento entre otras de que de seguir adelante incurrirían en responsabilidades penales.

CELEBRACIÓN REFERÉNDUM POR LA INDEPENDENCIA 1 DE OCTUBRE DEL 2017

Una fecha que pasará a la historia como lo que fue realmente un desafío al Estado de Derecho con movilización ciudadana desde el Gobierno de la Generalidad y desde asociaciones civiles independentistas incitando a los ciudadanos a acudir a votar en colegios electorales y ocuparlos para impedir su cierre por la policía que debía actuar por mandamiento judicial. Son de sobra conocidos los lamentables disturbios que se produjeron y que fueron sados propagandísticamente por los independentistas para culpar al Estado de represor y de ejercer la violencia. Un referéndum que además no tenia ninguna de las garantías democráticas exigibles a un proceso de esa naturaleza: ni censo fiable, ni urnas homologadas, ni sistema de votación, control de votos, de participación y recuento confiable. Una farsa que, no obstante, fue presentada como válida y donde la aplastante victoria del SÍ, se tomó como “mandato” democrático para los futuros pasos que se tomaron que culminaron con la declaración unilateral de independencia y la intervención de la autonomía vía artículo 155 de la Constitución.

PLENO DECLARACIÓN UNILATERAL DE INDEPENDENCIA 27 DE OCTUBRE DEL 2017

Esta fecha es la que culmina la Hoja de ruta planificada desde el comienzo de la XI legislatura con la declaración unilateral de independencia por el Parlamento de Cataluña que tuvo su respuesta de forma inmediata con la aprobación en el Senado de las medidas de intervención presentadas por el Gobierno de España bajo el amparo del artículo 155 de la Constitución. Unas medidas que fueron anunciadas seis días antes, 21 de octubre, por Mariano Rajoy en una especie de “aviso a navegantes” como último aviso a los independentistas de que no declarasen la independencia y convocasen elecciones autonómicas. Pero finalmente optaron por aprobar esa declaración unilateral. En resumen, un día que fue como una carrera de velocidad entre dos Parlamentos, el de Cataluña y el Senado de España donde finalmente se impuso la única legalidad posible, la del Estado de Derecho y la Constitución de España.

../.. (continuará)

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 16 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Hemeroteca

    Abril 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930