Un país a la deriva

La prensa canalla inglesa.

29.04.18 | 16:02. Archivado en Política Nacional

THE TIMES MAGAZINE CONTRIBUYE A LA PROPAGANDA OBSCENA DEL SEPARATISMO CATALÁN AL QUE DECLARA “ENEMIGO PÚBLICO NÚMERO UNO” DE ESPAÑA.

La revista semanal inglesa The Times Magazine, ha publicado una extensa entrevista realizada por la periodista Sally Williams al fugitivo de la justicia española, Carles Puigdemont, en su “secreta residencia” en lo que describe como un “cómodo piso” en Berlín. En un tono periodístico calificable como novelesco y bastante “cursi”, la susodicha reportera se dedicó a ir construyendo un relato en el que mezclaba impresiones personales con las preguntas de la entrevista con el tratamiento que caracteriza a aquellas que se realizan a destacados personajes de la vida pública, e intercalando fotografías ilustrativas. El comienzo del artículo ya avanza en qué tono se va a desarrollar cuando se dice: ”Es evidente lo extraño de la forma de vivir de Carles Puigdemont en cuanto llegué al lugar de nuestro encuentro, un cómodo y anónimo piso en Berlín. Cuatro callados guardaespaldas,- dos guardaespaldas policías y dos ayudantes, todos oriundos de Cataluña-, me acompañaron hasta una estancia”. Y allí apareció casi de forma inmediata Puigdemont, lejos de esas largas esperas a las que acostumbraba el Presidente Jordi Pujol en sus conferencias de prensa con los periodistas.

Acto seguido justifica ese ambiente extraño cuando Puigdemont declara estar siendo seguido por el servicio secreto español (CNI) y sentirse conmocionado por haberse descubierto un equipo de rastreo en el automóvil en el que se desplaza habitualmente. Afirma que los medios españoles están infectados de espías del Gobierno, por lo que ahora sus comunicaciones son a través de redes encriptadas. Con esta intrigante introducción ya me siento inmerso en una de las tramas de suspense y acción del escritor inglés John le Carré (David John Moore Cornwell). ¿Qué se esperaba Puigdemont de su huida? El Gobierno de España está obligado a intentar al menos controlar todos los pasos de quien sigue siendo un fugitivo de la Justicia y aprovechar las oportunidades que faciliten su extradición. En esta especie de juego del gato y del ratón debería no haberse mostrado tan prepotente y confiado.

La entrevistadora sigue con su análisis y presentación del personaje describiendo su vestimenta, lazo amarillo incluido y su significado, así como su cultura políglota que según ella "crea en conjunto la sensación de estar ante un Presidente con un profundo respaldo: ayudantes, asesores, reuniones con parlamentarios de su Grupo". Afirma Puigdemont que no tiene necesidad de esconderse diciendo que “Yo no soy un fugitivo. No estoy viviendo una vida en la clandestinidad. Yo soy un Presidente. Debo reunirme con la gente, actuar. No vivir en la oscuridad”. Aquí sigue con su discurso de negación total de lo que es su situación real tras ser cesado de su cargo de forma legal, encausado y ahora procesado. Su huida existe desde el momento en que existe cursada una orden de detención en España y se ha activado una euroorden de detención que, desgraciadamente, se ha mostrado no ser tan eficaz, dependiendo de la interpretación muy particular de la justicia de algunos países como Bélgica, Escocia como parte del Reino Unido, Suiza e incluso Alemania. Su negativa a regresar a España le convierte en un fugitivo, en un prófugo de la Justicia y en un impostor que se hace pasar por lo que no es.

A continuación Williams hace un relato de las peripecias del fugitivo y la activación y desactivación de la euroorden, de la negativa del tribunal de Schleswig Holstein a admitir el delito de rebelión y estar a la espera de decidir si lo hace por le delito menor de malversaciónEn ese punto la entrevistadora se posiciona diciendo que “There was never going to be any dialogue. It was really irresponsible trickery by the Spanish government” lo que traducido libremente es que “nunca hubo intención de dialogar. Solo hubo engaños irresponsables por parte del Gobierno español”. Para nada ha tenido en cuenta el que se han presentado nuevas pruebas y que el Tribunal alemán ha reconocido que aún no ha tomado una posición definitiva sobre el delito de rebelión. Un “olvido” que demuestra la actitud tendenciosa de esta periodista que ya descaradamente desinforma a sus lectores.

Seguidamente en su presentación “humana” y política del personaje, menciona a su familia, a la que ha tenido que renunciar en su “exilio” (curiosa forma de llamar a su cobarde huida). Refleja el victimismo y el sacrificio que conlleva cuando Puigdemont dice “No puedo besar a mis hijas cada noche, contarles historias…Es imposible hacerlo en esta situación”. Tras la fugaz visita en las pasadas Navidades, dice "hablar con ellas todas las noches por video conferencia y ver miedo en sus caras. Pero que el que permanezcan en casa es una decisión consciente, ya que intenta considerar su actual situación como provisional". Hace un breve resumen de su origen y carrera política en Gerona como Alcalde en lo que Puigdemont describe como "la época más feliz de su vida política" y por la melancolía que detecta en las declaraciones, la periodista tiene la impresión de que Puigdemont piensa que nunca va a regresar a casa.

Puigdemont reconoce que puede moverse con total libertad en Alemania, con las medidas impuestas por el Tribunal alemán, con aviso previo a las autoridades judiciales de sus movimientos y la obligación de todos los martes presentarse en una comisaría de policía. Manifiesta no tener ninguna intención de entregarse a la justicia española ya que estaría en una situación de falta de libertad de expresión y de movimientos, la libertad que usa ahora para defender su situación (la suya y la del resto de fugados) y para denunciar a las autoridades españolas. Afirma que no quiere ser un mártir, sino un luchador. La periodista confirma su popularidad en Alemania en los escasos días que lleva en ese país con choques de manos, selfies, etc. en el que algunos le llaman “héroe”. Sin embargo, el afirma que “no se considera en ningún caso héroe y que sigue siendo el mismo que cuando tenía nueve años”. Pues si era así a los nueve años ya apuntaba maneras que debieron de preocupar y alertar a su entorno familiar y escolar.

Tras una inaceptable equiparación entre el referéndum realizado en Escocia con el ilegalmente celebrado el 1 de octubre en Cataluña, Puigdemont declara que la principal diferencia radica en que en este caso no existía de la otra parte (refiriéndose al Gobierno de España) un David Cameron que reconociese el derecho a decidir de los escoceses aunque no estuviese de acuerdo con su independencia, opción que finalmente triunfó, De hecho, acusa al Gobierno de España de tener miedo a que los catalanes se pronuncien. Habla de las peripecias y argucias que tuvo que usar ese día para poder votar junto a su mujer por la dificultad que puso el Gobierno para impedir el referéndum. En ningún momento dijo que era ilegal al haber sido declarado inconstitucional por el Tribunal Constitucional de España y que la policía tenía la misión de impedirlo cerrando colegios, incautando urnas y papeletas. No obstante, y a pesar de que solo votó el 43% de un censo apócrifo y sin garantías apoyado en un sistema informático igualmente sin garantías y que llegó a fallar incluso cuando él y su mujer votaron. Todo ello no impidió el que tomaran el resultado aplastante según sus escrutinios del 92% de los votos favorables como un “ legítimo mandato del pueblo de Cataluña” para declarar la independencia, bajo el argumento de que el 57% del censo restante no se podía afirmar que hubiera votado de forma unánime en sentido contrario. Pero lo fundamental es que el referéndum carece totalmente de legalidad y de legitimidad por carecer de las mínimas condiciones de garantías democráticas. Reconoce que fue un error haber suspendido la declaración de independencia, ya que estaba convencido de que tras 40 años de democracia habría diálogo, pero constató que no fue así ante la respuesta del Gobierno de España. Finalmente concluye en su matraca de estar en la irrealidad con un rotundo “Yo sigo siendo el Presidente” y que “la opción más realista es no hacer plan para el futuro. En el peor caso seré extraditado a España. Eso significa que pasaré décadas en prisión. Y si no, probablemente pasaré muchos años en el exilio”.

Espero por el bien de España, de Cataluña y de los catalanes que se cumpla la primera opción y este personaje de opereta que ha huido cobardemente de la justicia española, sea juzgado y condenado por todos sus graves delitos y no consiga salirse “de rositas” y seguir montando los “pollos” que tanto daño están haciendo a España y a la democracia.

Este Puigdemont es un pájaro de cuidado, pero no le faltan comparsas, aduladores y entusiastas opinadores que echen más leña al fuego y se posicionen del lado de un delincuente como él, vendiendo una imagen de estadista en el exilio por la represión de un Gobierno autoritario, cruel y vengativo. Un intento más de atacar a España, apoyando a los secesionistas, por parte de una prensa incendiaria de estos hijos de la rubia Albión ,que son los menos indicados para dar lecciones a nadie. Sobre todo tras la debacle que han ido dejando de su paso por diferentes zonas del planeta a las que han expoliado y sometido durante siglos cuando no les importaban ni los derechos humanos ni los civiles de los ciudadanos, dejándoles a sus libre albedrío y provocando conflictos como el de Israel y Palestina. Un país imperialista que no solo abandona la UE de forma unilateral apelando al nacionalismo más rancio, como el que exhiben los secesionistas catalanes, sin importarles si con ello debilitan o perjudican al resto de naciones, sino que ve con buenas intenciones ese inexistente derecho a decidir del pueblo catalán mientras mantiene a Irlanda del Norte como rehén y por la fuerza militar, evitando su integración con la República de Irlanda.

¡Que pasen un buen día de este laaaargo puente de la fiesta del trabajo!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 20 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Hemeroteca

    Abril 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930