Un país a la deriva

Sin piedad.

26.04.18 | 09:59. Archivado en Política Nacional

LA DIFICIL MISIÓN DE ENCONTRAR SUSTITUTO (A) A CIFUENTES. / ¡AHORA SÍ HAY DINERO!: EL PNV IMPONE SU CRITERIO Y RAJOY COMPRA UN AÑO MÁS DE LEGISLATURA.


Hay un viejo refrán que dice que “quien a hierro mata, a hierro muere”. Cristina Cifuentes quiso convertirse en la reivindicadora de la regeneración política del PP y sucumbió a su pasado. Ya escribí cuando este asunto del Máster salió que es la soberbia y la vanidad la que hace que caigamos y que suele ser una pequeña piedra la que nos hace tropezar. El pasado siempre vuelve, por mucho que intentemos hacerlo desaparecer. Cristina Cifuentes con su actitud de censora inmisericorde se granjeó muchos enemigos dentro de su propio partido aliándose con CIUDADANOS cuando impuso condiciones draconianas a su apoyo de legislatura. Una severidad que contrastaba con la política de ese partido en Andalucía apoyando a Susana Díaz en una clara discriminación e incongruencia de principios. Algo por cierto muy connatural en los vaivenes a los que CIUDADANOS nos tiene acostumbrados en lo que es una política veleta donde interpreta a la vez el papel de "poli bueno, poli malo".

El caso es que Cristina Cifuentes decidió aceptar el pacto y se erigió en otra comprometida censora iniciando una serie de denuncias contra la gestión de su propio partido en la Comunidad, básicamente durante la etapa de sus antecesores en el cargo, Esperanza Aguirre y Ángel González. Y fue en ese momento en el que un amplio sector del PP decidió declararla proscrita y dejar de considerarla “de los suyos”. Y aquí cabe la duda de la intención de María Dolores de Cospedal cuando en el encuentro de Sevilla del PP de hace unas semanas, dijo aquello de: “defendamos lo nuestro y a los nuestros”, si se estaba refiriendo a Cristina Cifuentes o expresaba todo lo contrario. Hay quienes opinan que fue lo primero en esa guerra que bien podría llamarse la de “las mujeres del Presidente”.

Porque ya casi nadie pone en duda que la caída de Cifuentes ha sido provocada por el llamado “fuego amigo”. Eso sí, la única culpable de haber cometido errores de bulto en ese pasado que le ha caído como una losa, ha sido la propia Cristina Cifuentes por esa soberbia al creer que era intocable y la vanidad de querer aparentar lo que no era ni había merecido. Somos los únicos culpables de nuestros propios errores. El caso es que Cifuentes y sus incondicionales, como su segundo Ángel Garrido, siguieron la vieja estrategia de culpar al mensajero, en este caso al profesor de la Universidad Rey Juan Carlos, un destacado militante de izquierda, que filtró la información a los medios. Y ahora al periodista y Director del periódico digital OKDIARIO, Eduardo Inda, por publicar el vídeo del suceso del intento de hurto en el año 2011 en un hipermercado frente a la Asamblea de Madrid donde Cifuentes era diputada y vicepresidenta segunda de la Comunidad.

Sea como fuere, ayer, cautiva y desarmada Cristina Cifuentes no tuvo más remedio que presentar su dimisión. Eso sí, se aferra a sus otros cargos e intenta salvarse del naufragio agarrándose a unas maderas flotantes que no vana aguantar su peso. No renuncia a la Presidencia del partido en Madrid, ni tampoco está dispuesta a perder el aforamiento renunciando a su Acta de diputada en la Asamblea. Una posición numantina que no va a ser consentida por Mariano Rajoy ni “Génova”. Lo primero es que Cifuentes ha solicitado el apoyo del resto de sus camaradas para permanecer al frente del partido en Madrid. Y lo segundo es que, si es obligada a renunciar o expulsada del PP, al menos durante este año y hasta la disolución de la Cámara mantendrá el aforamiento, aunque deba soportar el ostracismo de verse desplazada a un escaño en el grupo mixto. Y es que una vez alejada del poder y del partido, como siempre se dice: “fuera en la calle hace mucho frío”.

Pero lo malo es que el PP tiene una difícil misión, la de encontrar un candidato o candidata sin ataduras políticas con Cifuentes o con el anterior Gobierno del clan de Esperanza Aguirre, donde pueden verse salpicados por los incontables casos de corrupción. Y aquí me recuerda a aquel pasaje del antiguo testamento donde el Santo Job en un extenso regateo tipo zoco pidió clemencia a “dios” para que no castigase el pecado de Sodoma y Gomorra si encontraba un solo “justo” y no siendo capaz de hallarlo no impidió la “ira del Señor” cuando destruyó ambas ciudades y a todos sus habitantes. Y es que en Madrid al PP le ha sucedido lo mismo que en Andalucía al PSOE, la decadencia del poder cuando se ejerce de forma prolongada con sucesivas mayorías al final termina por corromperlo. Así que no debe de ser nada fácil encontrar a ese justo o "santa fémina" que haya podido aislarse y mantenerse inmaculado(a) de ese clima de “pecado”, de lenocinio y de soberbia.

Hay un plazo ineludible tras la dimisión forzada de Cristina Cifuentes y es el de 20 días hasta que se celebre la sesión de investidura. Y por si fuera poco, el PSOE con su aliado PODEMOS, está dispuesto a no renunciar a sus objetivos aprovechando la oportunidad que se le había brindado en bandeja de plata. Tras no poder continuar con su moción de censura quiere presentar a Gabilondo como candidato a la Presidencia de la Comunidad, para dejar en evidencia a CIUDADANOS y comenzar la campaña electoral de desgaste a un año vista de las elecciones autonómicas. Por su parte, el PP no descarta nombrar una gestora si no es capaz de hallar a ese justo o “santa” capaz de cubrir el puesto de forma provisional hasta que se establezca la estrategia definitiva para las próximas elecciones. Pero un años se antoja un plazo demasiado largo para una gestora.

Y hablando de pactos, la noticia sorpresa de ayer fue el anuncio de un posible acuerdo entre el PNV y el PP sobre el tema de pensiones. Ahora parece que sí puede haber dinero para contentar a los jubilados que están día sí y otro también llenando el centro de Bilbao y otras capitales de España en concentraciones reclamando subidas de las pensiones de acuerdo con el IPC. El pacto parece ir en contemplar una subida para este año del 1,6% y el IPC para el 2019. Así que con este anuncio que quizás esconda otros pactos no tan populares como el del acercamiento paulatino de etarras a cárceles de El País Vasco y Navarra como gesto de “buena voluntad”, que podría solucionarse con casos puntuales de aquellos menos conflictivos, quedaría el PNV ante los suyos como el interlocutor idóneo en el proceso de normalización. Unos pactos que llevarían a la aprobación de los Presupuestos Generales del 2018 que podrían prologarse al 2019 y servirían para agotar la legislatura.

Y es solo ese objetivo, el de agotar la legislatura, el que persigue Mariano Rajoy de forma obsesiva. Y para ello está dispuesto a incumplir una vez más los del cumplimiento del déficit con la absoluta certeza de que su futuro electoral se presenta dramático para el PP. Las encuestas confirman el fuerte ascenso de CIUDADANOS y la caída del PP hasta límites comparables a aquella etapa de Manuel Fraga de Alianza Popular y lo de la “leal oposición”. Habría un cambio de roles por el que el PP sería el socio de compromiso para las políticas de centro inestable que pretende aplicar Albert Rivera en su sempiterno vaivén entre la izquierda y derecha liberal. Lo malo es que en ese ascenso imparable, a CIUDADANOS le puede pasar el que se le sumen elementos indeseables, de esos sin escrúpulos ni ideología que siempre apuestan a caballo ganador e inexplicablemente flotan sobre la mierda casi sin mancharse. El gremio de los “agradaores”, de los aduladores que solo buscan su propio beneficio y traen su mochila vacía con el solo objetivo de llenarla de lo que rapiñen.

Pero el caso del PP no es insólito sino algo bastante común en el que todos los proyectos pasan por diversas etapas hasta que el desgaste, la obsolescencia y la desmotivación por la falta de resultados palpables lo hacen decaer. Son ciclos tan inexorables como los de la naturaleza, incluida la humana que sigue avanzando a otro ritmo mas acelerado que el que la política es capaz de mantener. Un ejemplo lo tenemos en la legislación que siempre va a remolque de las tendencias de la sociedad y de la tecnología. Siempre se responde ante hechos consumados, a destiempo y entrando cual elefante en cacharrería. Internet es el mejor ejemplo de la incapacidad real de adaptación al medio de los legisladores. Y es que en este mundo tan dinámico solo sobrevivirán aquellos que demuestren rapidez de reflejos en sus respuestas. Y precisamente los “viejos partidos políticos” tienen esos reflejos muy anquilosados.

No lloraré por un PP que ha defraudado a tantos millones de ciudadanos y haber desperdiciado la mayoría absoluta para corregir errores. Ahora recoge aquello que sembró y va camino de la irrelevancia.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 17 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031