Un país a la deriva

ETA intenta justificarse.

21.04.18 | 11:29. Archivado en Política Nacional

ETA PUBLICA SU ZUTABE EN EL GARA PARA RECONOCER EL DAÑO CAUSADO Y PEDIR PERDÓN

No deja de tener un cierto sarcasmo el que cada vez que ETA lanza un “zutabe” se arme un revuelo informativo y que todos entren a valorarlo de forma pormenorizada y emotiva. Y es que este tema de la banda terrorista, que tanto daño ha causado a España y a los españoles desde su fundación como Movimiento de liberación del pueblo vasco, durante ya cincuenta años y más de 900 víctimas mortales y miles de heridos, se ha apoderado de la memoria consciente del pueblo español a sangre y fuego, como solo el dolor profundo puede hacer. No es la primera vez que ETA avisa de treguas, ni de su disolución definitiva, ni tampoco de su increíble “entrega de armas”. Ninguna de esas cosas ha llegado nunca a producirse. Lo que sí es verdad es que desde hace ya años no se ha vuelto a producir ningún atentado de la banda terrorista tras su anuncio del “cese unilateral de la lucha armada”. Sin embargo, sí es la primera vez que ETA lanza un mensaje dirigido al pueblo vasco diciendo que “quiere reconocer mediante esta declaración el daño que ha causado en el transcurso de su trayectoria armada, así como mostrar su compromiso con la superación definitiva de las consecuencias del conflicto y con la no repetición”.

Algunos dicen que ha sido el Estado de Derecho el que con “sus armas” ha vencido y derrotado a la ETA. Personalmente opino que ha sido el propio agotamiento de un proyecto basado en el terror indiscriminado, tendente a doblegar la voluntad del pueblo español para que terminase por exigir a sus dirigentes que acabasen con ese dolor cediendo a las pretensiones de los terroristas y de los partidos abertzales que les apoyaban. Lo que comenzó como una lucha contra la dictadura de Franco, se convirtió en ese movimiento revolucionario de izquierda donde la violencia, en principio selectiva, se transformó en atentados indiscriminados contra la población Y eso sin mencionar a esas inocentes víctimas catalogadas como “daños colaterales”. Su cínica “lucha armada” y sus “soldados (gudaris)” eran puros actos de terrorismo y sus autores, despiadados terroristas que actuaban con pautas propias de la mafia. Especialmente graves fueron atentados como el de Hipercor en Barcelona o el de la plaza de la República Dominicana en Madrid por el número de víctimas causadas.

Por eso es especialmente sangrante este nuevo “zutabe” que intenta de forma cínica justificar unos actos criminales como si hubieran sido forzados a hacerlos. Y además intentan equiparar a las víctimas con ellos, sus verdugos y que se les reconozca como tales. Una mezquindad inaceptable, como tampoco es creíble su arrepentimiento ni su petición de perdón que solo hacen de forma parcial y no a todas sus víctimas. A continuación, hago un escueto análisis de un escrito que refleja la nula voluntad de estos terroristas de asumir su verdadero papel en la historia de España y en la de su propia tierra y sus gentes sometidas al terror durante décadas.

No deja de ser significativo el que acudan al bombardeo de Gernika durante la Guerra civil española como el origen del dolor del pueblo vasco, cuando la Historia se retrotrae mucho más allá con el movimiento nacionalista vasco del racista Xabier Arana. Y eso sin hablar del carlismo en Navarra. Esta frase resume su esquizofrenia total: “Las generaciones posteriores al bombardeo de Gernika heredamos aquella violencia y aquel lamento, y nos corresponde a nosotros y nosotras que las generaciones venideras recojan otro futuro”. Lo que fue un acto más de la crueldad de una guerra civil se transforma en una base de justificación de toda una rebelión revolucionaria que intentaba nada menos que la independencia de un territorio de España y de parte del de Francia en esa nación vasca “Euskal Herría” y sus siete provincias, en las que incluyen a Navarra.

Dicen querer mostrar respeto a las víctimas que causaron, pero no usan la palabra arrepentimiento ni perdón: “Queremos mostrar respeto a los muertos, los heridos y las víctimas que han causado las acciones de ETA, en la medida que han resultado damnificados por el conflicto. Lo sentimos de veras”. Pues de veras que no les creo. Además, nunca hubo tal “conflicto” con frentes definidos, armamento y ejércitos. Nunca hubo dos bandos enfrentados, sino solo uno que causaba el terror, la ETA. Este es un lenguaje inaceptable y nunca podrá ser usado como justificación de unos actos en los que se quiere dar una idea falsa de la realidad. Reconoce la existencia de “errores” que causaron víctimas: “A consecuencia de errores o de decisiones erróneas, ETA ha provocado también víctimas que no tenían una participación directa en el conflicto, tanto en Euskal Herria como fuera de ella”. Una hipocresía que quiere quitar la gravedad de actos de terrorismo indiscriminado como el de Hipercor o atentados contra las casas cuartel de la Guardia Civil. No fueron errores de cálculo, sino actos plenamente conscientes para causar el máximo dolor posible. Y además añaden algo que no suena a sincero: “A estas personas y a sus familiares les pedimos perdón”.

Finalmente piden respeto para el dolor de todos y que no se intente humillar. Es decir, nadie debe salir como ganador o perdedor. Por tanto, ETA no admite haber sido derrotada, sino que abandona la “lucha armada” por propio convencimiento. Llama al diálogo y a “cerrar heridas” y apuesta por una solución de consenso: “Dando una solución democrática al conflicto político se podrá construir la paz y lograr la libertad en Euskal Herria. Para apagar definitivamente las llamas de Gernika”. Que se sepa, el País Vasco y Navarra son territorios de España donde precisamente la libertad está secuestrada por aquellos que intentan imponer su ideología a todos. Aquí la ETA confunde “libertad” con “independencia”.

¿Es creíble esta manifestación de arrepentimiento y petición de perdón? Absolutamente no. Si hay algo que es común entre los actuales presos de la ETA ha sido su actitud de falta de arrepentimiento y su negativa a pedir perdón por sus actos, ni a la sociedad española ni principalmente a sus víctimas. Al contrario, cuantos presos han regresado tras su encarcelamiento ha demostrado mantener sus convicciones en la legitimidad de su “lucha armada”, recibiendo además el homenaje de sus conciudadanos como auténticos héroes y no como lo que son, criminales terroristas. Esta carta de la ETA busca una especie de indulto “urbi et orbe” por haber reconocido sobre el papel en apenas unos pocos párrafos décadas de terror. Lo primero es mostrar un arrepentimiento real y que se abandone la coacción y la represión sobre aquellos que no comparten las ideas independentistas. Porque desgraciadamente sigue vivo le terror, el odio y la represión social sobre una parte de la población en el País Vasco y Navarra como lo demuestran los sucesos de Alsasua y los homenajes a etarras.

ETA vuelve a usar al diario GARA como difusor de sus infames entregas panfletarias en las que esta declaración al pueblo vasco refleja la hipocresía de unos individuos acorralados por sus conciudadanos que llevan años diciéndoles que deben desparecer. Pero no se trata de salir airosos y justificando lo injustificable, sino de mostrar arrepentimiento real y voluntad de colaboración, con la entrega de todas las armas sin montajes propagandísticos, el esclarecimiento de los mas de 350 casos de atentados sin resolver y la vuelta a la normalidad democrática evitando esos homenajes y exigiendo a sus presos una actitud diferente de la que exhiben. Mientras haya coacciones, violencia verbal y física contra quienes no compartan sus ideas independentistas y se atosigue a las FFyCCSE, no existirá verdadera democracia para construir ese futuro en libertad. La libertad debe ser para todos.

Estamos aún muy lejos de que exista democracia y libertad en EL País Vasco y Navarra donde los partidos abertzales proetarras como BILDU, GEROA BAI, imponen su hoja de ruta ideológica. El fuego de Gernika sigue siendo alimentado con la gasolina de estos sectarios intransigentes a los que solo les mueve el odio inculcado durante generaciones. Habrá que apagar ese fuego, pero primero habrá que evitar que se eche mas gasolina. Y para eso no existe voluntad alguna.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 16 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031