Un país a la deriva

Fuego amigo.

20.04.18 | 10:10. Archivado en Política Nacional

CIFUENTES DENUNCIA IRREGULARIDADES EN EL PROYECTO CIUDAD DE LA JUSTICIA. / MONTORO INUNDA AL JUEZ LLARENA DE FACTURAS Y CERTIFICADOS DE LAS CUENTAS DE LA GENERALIDAD.

Dicen que la venganza es un plato que se sirve frío. Cristina Cifuentes sabe que está políticamente muerta, desahuciada por su partido y apartada cual apestada. Y eso se corroboró en el caluroso aplauso de apoyo del último encuentro del PP en Sevilla con abrazos de Rajoy y grandes discursos de “defender lo nuestro y a los nuestros”. Sabe que está disfrutando, - es un decir -, de sus últimos días de poder y bien que los quiere aprovechar para tomarse una postrera venganza de sus “camaradas”. Ya sabe por experiencias ajenas como las de Camps o Rita Barberá, lo de transformarse de héroe o heroína a villano y villana, de baluarte e icono del PP a “esa señora de la que usted me habla”. Y todo por la soberbia y la vanidad de “mantenella y no enmendalla” del prescindible Master que se ha empeñado en defender, a pesar de las incontestables irregularidades que ponen una losa de duda sobre su obtención legítima. Dicen que la piedra que termina por hacernos caer no tiene que ser muy grande y que se debe más a nuestra propia torpeza.

>> Sigue...


Miércoles, 19 de junio

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Hemeroteca