Un país a la deriva

Mezquindad y navajeo.

19.04.18 | 09:33. Archivado en Política Nacional

LISTAS DE ESPERA: EL PSOE EXTREMEÑO APUESTA POR DESINCENTIVAR A LOS PACIENTES. / BESCANSA Y ERREJÓN PILLADOS COMO ESCOLARES POR EL PROFE.

Hoy el diario digital que dirige Eduardo Inda, OKdiario, ha publicado parte de un informe del Servicio Extremeño de Salud de la Junta de Extremadura titulado “Plan operativo integral de listas de espera del servicio extremeño de salud”. Lo filtrado desnuda al PSOE de su discurso de acusación al PP de los recortes sanitarios y demuestra la hipocresía ante una situación donde se admite sin rubor la deficiencia de un servicio sanitario ante la gran demanda existente. Como diría el genial cómico Miguel Gila “es que se enferman mucho”. Me parece un documento mezquino en el que la política no se centra en hacer desaparecer las listas incentivando el trabajo y optimizando el uso de los quirófanos o subcontratando los servicios externos privados como apoyo puntual ante una punta de demanda. Al contrario, se admite la existencia de listas de espera como algo común en servicios sanitarios de otros países y se apuesta por “desincentivar” a los pacientes y que aquellos que dispongan de suficientes recursos económicos que opten por la sanidad privada.

Es asombroso el descaro de un plan que pretende aburrir y desesperar a los pacientes para que terminen por gastar su patrimonio, de tenerlo, en resolver lo que la Sanidad pública les niega tras haber sido contribuyentes netos para exigir la prestación de los servicios médicos y quirúrgicos. Y es verdad que las listas de espera es algo común en otros sistemas sanitarios extranjeros. Como también lo es el que la sanidad española sea elegida por esos ciudadanos extranjeros para someterse a operaciones quirúrgicas en nuestro país sin tener que apostar por usar la sanidad privada en el suyo. Eso que se llama turismo sanitario donde son comunes operaciones de implantes de costosas prótesis o simples intervenciones de eliminación de cataratas.

Resulta miserable comprobar con qué desfachatez se llega a plantear lo que es sin duda un fraude y, lo que es peor, un plan consciente de denegación de servicio en la que esos servicios sanitarios se convierten en jueces para decidir a quienes operan y a quienes aburren para que renuncien a operarse en la sanidad pública. Y es que algo huele a podrido en la Sanidad extremeña, y también en la nacional. Y estos son los mismos que critican despiadadamente al PP acusándoles de hacer recortes y de “matar” a la gente por la escasez de servicios. ¡valientes hipócritas! Gentes así no pueden permanecer ni un minuto más en sus cargos. Deben ser cesados e inhabilitados para cualquier cargo público de responsabilidad. Un planteamiento así no solo es inaceptable sino denunciable ante la justicia. Un plan de actuación que no se diferencia del de los campos de concentración nazis o los gulags soviéticos donde a los reclusos solo les esperaba la muerte lenta por hambre, frío y por extenuación.

Lo peor de este documento es que refleja la absoluta falta de empatía con el dolor de las personas. Nadie quiere estar enfermo y aspira a tener una vida saludable y extensa. En España si de algo hemos de sentirnos orgullosos es el disponer de una sanidad pública de primer orden que cumple con las expectativas de los ciudadanos, aunque siempre es mejorable. Lo malo es que la política ha metido sus zarpas hasta hacerla insostenible con decisiones como su universalización, “coste gratis para todos", aunque no se hubiese cotizado; Instalaciones obsoletas y personal sanitario infra remunerado. El sistema, como el de las pensiones, está en quiebra y la prueba son esas interminables listas de espera, el cierre de especialidades, la falta de camas hospitalarias y de servicios. Un sistema lastrado además por una delirante administración atomizada en diecisiete autonomías donde cada maestrillo aplica su librillo. En el caso de Extremadura, la idea no ha podido ser más nefasta, mezquina y peregrina, la de “cansar al paciente” y que abandone su esperanza de ser atendido.

Hay listas de espera que sobrepasan el año para una intervención quirúrgica. Y claro, lo de acudir a la sanidad privada tiene el pequeño inconveniente de los costos en miles de euros de las intervenciones. Otra cosa es que algunas determinadas tampoco estén en el catálogo de la sanidad pública,- que por ley está obligada a sufragarla si la sanidad privada sí la tiene a disposición -. Lo malo son las trabas que se ponen para abonarlo. Aunque tampoco pensemos que las privadas son la panacea como aseguradoras. Cumplen con lo cotidiano pero fallan en lo especial y ponen los mismos reparos a intervenciones costosas que normalmente llevan extracostos por los pacientes. O dispones de un patrimonio saneado o no pretendas acceder.

Las listas de espera deben solucionarse mediante incentivos, como se hace en la sanidad de la Comunidad de Madrid, optimizando medios humanos y materiales, que no significa llevar a la extenuación a los medios disponibles duplicando turnos o ampliando horario laboral remunerado. Las intervenciones deben ser realizadas con todas las garantías posibles donde los errores humanos queden minimizados o prácticamente excluidos. El cansancio solo aportaría inseguridad y la comisión de errores humanos. La solución nunca puede ser mantener al paciente indefinidamente en la lista de espera y mucho menos sin informarle de su situación. Es simplemente criminal.

Y esto de lo por lo civil o por lo criminal me lleva a otra noticia que no tiene nada que ver con la sanidad pública, pero sí con la salud de algunos partidos donde los navajazos son comunes, y no me refiero ni al PSOE ni al PP en este momento. El caso es que dos de los defenestrados por Pablo Iglesias en PODEMOS, Carolina Bescansa e Íñigo Errejón han protagonizado uno de los más chuscos actos de conspiración palaciega, con tanta torpeza que “el profe” les ha pillado cual pardillos. Lo patético es que tras la pillada viene lo del “ pío, pío, que yo no he sido” para evitar un castigo. Y es que solo por haber sido tan patanes y descuidados se lo merecen. La verdad es que el descuido solo duró apenas unos minutos, pero los suficientes para que ese ejército de espionaje y seguimiento de personajes y personajillos, el "CNI" de cada partido político y medios de comunicación con intereses políticos determinados, accediese al documento “secreto” y lo hiciera de domino público ante la estupefacción de los conspiradores.

El caso es que el documento en cuestión recogía todo un plan de cooperación común en la tarea de desbancar a Pablo Iglesias y de paso a su consorte Irene Montero, los Ceauçescu de PODEMOS. Para ello Bescansa aceptaba incluirse como número dos en la lista de Errejón a la Comunidad de Madrid y, por su parte, Errejón se comprometía a colaborar con Bescansa para destronar a la pareja alfa y alzarse con el poder en PODEMOS. Una labor que Errejón ya intentó en aquellas primarias de Vistalegre II donde sufrió un revolcón monumental y tuvo como consecuencia inmediata su ostracismo y humillación pública, por haber osado enfrentarse y cuestionar al excelso líder. Igual que le sucedió a Bescansa, que de formar parte del círculo íntimo de Iglesias como cofundadora del partido, fue relegada a la tercera bancada del hemiciclo y su puesto ocupado por la pareja sentimental del susodicho. Algo que fue mucho peor para la expareja Tania Sánchez enviada al “gallinero” del hemiciclo.

Pero ya sabían a lo que se exponían si eran descubiertos en su complot. Los Ceauçescu no perdonan y el futuro político de Bescansa y Errejón se vislumbra muy lejos de PODEMOS y sin ese je Galicia -Madrid que se repite desde hace décadas. Quien se atreve a cruzar el Rubicón sabe que la apuesta es muy alta y que el riesgo debe ser compensado por el beneficio que se puede obtener. Ellos lo cruzaron, pero quisieron nadar y salvar la ropa y han terminado por ahogarse. La verdad es que lo que les pase es algo que me trae sin cuidado. Al fin y al cabo, ideológicamente no son mucho mejores que aquellos a quienes querían derrocar. No existe un PODEMOS moderado.

Hoy no he escrito sobre Cataluña, pero solo ha sido porque estamos en una especie de tensa espera por los futuros acontecimientos, entre los que incluyo el pleno donde se debatirá el cambio del reglamento del Parlamento de Cataluña y la ley de Presidencia, para que, de aprobarse, sea inmediatamente recurrida por el Gobierno de España antes de que en un siguiente pleno se invista telemáticamente al fugitivo Carles Puigdemont y entremos en un escenario político imprevisible que puede terminar en algo mas que una intervención superficial.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 26 de mayo

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031