Un país a la deriva

Miserables y rufianes.

17.04.18 | 10:09. Archivado en Política Nacional

MONTORO DEFIENDE SU GESTIÓN EXCULPANDO A LOS GOLPISTAS DE HABER USADO FONDOS PÚBLICOS EN EL REFERÉNDUM ILEGAL. / LAMELA DEJA EN LIBERTAD A TRAPERO. LLARENA SE MUESTRA SERENO Y FIRME ANTE LA CHULERÍA DE LOS GOLPISTAS.


Las declaraciones del Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, han sido todo un balón de oxígeno para los golpistas, sobre todo para los fugitivos como Carles Puigdemont pendiente en Alemania de su posible extradición a España, precisamente por el delito menor de malversación de fondos públicos, equivalente al de corrupción que contempla la legislación en ese país. Montoro ha vuelto a asegurar que “Yo no sé con qué dinero se pagaron esas urnas de los chinos del 1 de octubre, ni la manutención de Puigdemont. Pero sé que no con dinero público”. Para añadir a continuación que “Por eso hay una investigación judicial en marcha. Pero la malversación no requiere solo desvío de fondos: es también abrir un recinto público para un acto político ilegal, por ejemplo”. Apoya su tesis en que la intervención y control semanal de las cuentas de la Consejería de Economía de la Generalidad garantiza saber a qué va destinado cada euro que se gasta.

No deja de sorprender el que se acuda a unas medidas de intervención que tuvieron lugar en fechas muy posteriores al 1 de octubre, mientras que los fondos procedentes del FLA o de los que la Generalidad dispuso en meses anteriores fueron administrados sin control alguno. Es más, los propios golpistas se jactaron de tener todo dispuesto para poder celebrar el referéndum con total garantía. Pare ello aseguraron disponer ya de las urnas, papeletas de votación, censo electoral y la infraestructura de colegios electorales. Era tal su arrogancia que desafiaron al Gobierno de España a localizarlos. De hecho, uno de los esperpentos de aquel día lo protagonizaron esas urnas que aparecieron como por arte de magia y que incluso algunos Mossos se encargaron de que llegaran a su destino en los colegios. Así que las afirmaciones del Ministro Montoro, además de ser inoportunas e irresponsables, son muy arriesgadas y cuestionan los informes policiales en los que el juez Pablo Llarena del Tribunal Supremo ha basado buena parte de sus Autos en la instrucción y en el procesamiento, por el que pide un resarcimiento económico mancomunado de cerca de dos millones de euros. ¿Se equivocan la Guardia Civil y el juez?

Y la verdad, es que, si se trata de credibilidad, me decanto sin ningún género de dudas por creer a la Guardia Civil en sus pesquisas y en la documentación incautada, antes que creer a un Ministro que se puso a sí mismo como aval al garantizar algo que ni ha querido, ni ha podido hacer. Y eso sumado a la mezquina política de seguir financiando a los golpistas durante estos años, a sabiendas de que estaban dilapidando fondos públicos en temas como las embajadas, propaganda separatista, subvenciones millonarias a asociaciones civiles independentistas como la ANC y OMNIUM, impagos de facturas como la de farmacia de la Seguridad Social, recortes en Sanidad, etc. Y todo bajo la débil excusa de no privar a los ciudadanos de sus derechos y servicios públicos. Una política de constante cesión al chantaje de quienes tuvieron tiempo y oportunidad de escamotear y manipular contratos mientras gozaron de autonomía hasta bien entrada la intervención.

Todo parece llevar a la vieja táctica de auto exculpación ante la evidencia de haber fracasado en lo que era una exigencia fundamental, la del control del gasto mediante la fórmula de dar solo financiación “finalista”. Esto es, facilitar los fondos solo ante la certificación de los gastos incurridos para determinados servicios y no dejar en manos de los golpistas la distribución a su antojo en otros capítulos. Porque ¿Cuántas veces el Ministro ha sufragado la deuda de Farmacia con las sucesivas inyecciones desde el FLA? Montoro sabe perfectamente que no puede garantizar nada, ni siquiera después de haber intervenido las cuentas, fiándolo todo a unos simples informes de alguien como la interventora de cuentas que sorprendentemente no fue sustituida por alguien de confianza del propio Ministerio. Haberla dejado en su cargo demuestra la nula voluntad de hacer ese control estricto.

Y es verdad que en el pasado ha habido motivos más que suficientes para que este cuestionado Ministro hubiese sido cesado y destituido, cosa que se ha solicitado repetidamente en el Congreso de los Diputados sin éxito. Sin embargo, creo que estas declaraciones son totalmente inadmisibles e inapropiadas en un momento en que España y su Justicia se juegan su credibilidad. Estas declaraciones solo sirven a los intereses de los golpistas, sobre todo de los fugados como Puigdemont que incluso puede verse librado de la extradición y quedar en total libertad por la torpeza manifiesta, que bien podría ser intencionada en un intento de eludir responsabilidades, caso de que los informes policiales demuestren la falsedad de aquellas. No solo hubo rebelión, sino también malversación en todos los sentidos, de fondos y de medios públicos. Eso además de traición manifiesta y desobediencia por parte de los dirigentes máximos de los Mossos.

Y aquí enlazo con la noticia de que la jueza Carmen Lamela de la Audiencia Nacional ayer, en solo quince minutos, comunicó al exMayor de los Mossos su procesamiento para inmediatamente volverlo a dejar en libertad con la medida cautelar de no abandonar España. Supongo que no contempla la posibilidad de una fuga, dados los antecedentes de quienes se enfrentan a condenas por sedición de hasta 15 años de prisión y otros delitos menores que también suman. No creo que un policía de su rango y formación, sabedor de lo que puede ser para él estar en la cárcel,- que no tiene que ser la de Estremera precisamente -, no tenga la tentación de buscar algún destino exótico donde poder ofrecer sus servicios de escolta, seguridad, y aquellos propios de su oficio. Y si Carles Puigdemont y otros lograron fugarse sin problemas, no creo que este sujeto lo tenga más difícil.

Por su parte, el juez Pablo Llarena comenzó ayer la ronda de comparecencias de los que han sido citados en su Auto de procesamiento para comunicarles formalmente los delitos que se les imputan y por los que van a ser juzgados. Los primeros en asistir fueron Oriol Junqueras, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez. Unas comparecencias calcadas en las que se negaron a responder a todos los personados, salvo a las preguntas de sus bogados defensores. Unas declaraciones llenas de chulería transformadas en un mitin político de apología del independentismo, con descalificaciones como las realizadas por Jordi Sánchez al juez Llarena al decirle que “no podía ser a la vez juez y víctima”, en una mezquina referencia al acoso familiar que sufre precisamente por parte de los CDR ligados totalmente a la ANC. Algo típico de miserables mafiosos.

Lo mejor fue la respuesta serena y firme del juez al decirle que si tenía motivos para recusarle que lo hiciese en la Sala de apelaciones. De hecho ya lo hizo ante el organismo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, que aún no se ha pronunciado. Lo que si ha servido esta comparecencia es para demostrar la unidad de acción en la estrategia de defensa de negar la mayor en los principales delitos de la acusación. Lo único que sí reconocen es que la declaración unilateral de independencia fue real y no simbólica, cosa que si defienden otros como Carme Forcadell, la abuela compungida, que se agarra a la versión de que todo era una especie de teatro, de farsa bufa, sin ningún efecto jurídico. La cobardía en grado sumo. Al menos estos tres personajes mantuvieron su posición de desafío y no desaprovecharon la ocasión para lanzar su soflama y atacar al juez que les mantiene en prisión.

En fin, estamos entre miserables en los dos bandos, cada uno intentando salvar “su trasero” para lo que no dudan en recurrir a sucias estrategias. Nada inesperado en este tipo de gentuza acostumbrada a mentir. Creo que va siendo hora de que por fin se haga justicia, a pesar de los impedimentos que desde uno y otro lado ponen a los jueces para poder hacerla.

Sigo pidiendo la dimisión de este Gobierno de Mariano Rajoy, la convocatoria inmediata de elecciones generales para librarnos de todos estos miserables enemigos de España.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 18 de julio

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Julio 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
          1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031