Un país a la deriva

La multinacional golpista se reune en Bruselas.

15.03.18 | 08:57. Archivado en Política Nacional

QUID PRO QUO: PUIGDEMONT Y COMÍN DISPUESTOS A RENUNCIAR A SUS ACTAS DE DIPUTADOS PARA INVESTIR A JORDI SÁNCHEZ.

Ayer tuvo lugar en un hotel de Bruselas una reunión del grupo parlamentario de JxCAT, la marca que usó Carles Puigdemont para elaborara una lista a su libre albedrio donde su partido PDeCAT quedó relegado a mero comparsa. Esa lista que se dijo transversal estuvo copada por los que Puigdemont designó hasta la posición 28, y hay que tener en cuenta que esta formación consiguió al final 34 escaños. Así que es normal que Puigdemont tenga no solo la batuta de hacer y deshacer a su antojo, sino la certeza de contar con el liderazgo absoluto del grupo. Lo de ayer fue una doble vergüenza para España. La primera, el que este golpista aún se encuentre en libertad sin que la justicia pueda hacer algo más que conformarse y optar por juzgar a los fugitivos, que no exiliados, en rebeldía. La segunda fue que dentro de esa impunidad, es la primera vez en la democracia que un grupo parlamentario se reúne fuera de España para coordinarse con su jefe de filas y planificar la estrategia a seguir. Así que ante esta absoluta incapacidad del Gobierno de España no es de extrañar que la prensa inglesa se apunte a la teoría de considerar a los fugados como exiliados políticos, sin que nuestro embajador en el Reino Unido, Federico Trillo y Figueroa, cumpla con su misión de protestar tamaña infamia e injuria a España. Porque eso es simple y llanamente una calumnia que debe ser inmediatamente rectificada.

>> Sigue...


Martes, 11 de diciembre

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos