Un país a la deriva

Otro golpe en marcha.

27.02.18 | 09:51. Archivado en Política Nacional

LOS GOLPISTAS MANTIENEN SU DESAFIO CON CANDIDATOS IMPOSIBLES. LA MINDUNDI ADA COLAU DICE QUE ABRONCÓ AL REY.

Lo que caracteriza a los golpistas es su absoluta previsibilidad. Sus pasos están perfectamente planificados de forma meticulosa y siguen con determinación espartana su particular hoja de ruta sin desviarse ni un milímetro de su objetivo que no es otro que la independencia. Hace una semana ya relaté lo que era un secreto a voces, la fumata blanca se había alcanzado cuando pudo convencerse al fugitivo Carles Puigdemont de que tendría su chiringuito en Waterloo con un cargo con tintes honoríficos, pero con mando real en plaza. LA evidencia es la imposición de sus números dos y cuatro de la lista de JxCAT, Jordi Sánchez y Jordi Turull como Candidatos a ser investidos como Presidente de la Generalidad y formar un Gobierno en el que se han pactado y repartido todas las consejerías. Y es verdad que en ese infecto chalaneo habían quedado unos flecos que ya han sido resueltos. Y es que el golpismo se caracteriza por hacer de la necesidad, virtud y el tiempo apremiaba porque CIUDADANOS le había puesto en bandeja la oportunidad para convocar un pleno donde podían introducir un punto en el orden del día para presentar al nuevo candidato y proceder a su investidura por la vía de urgencia en un pleno extraordinario convocado en el tiempo mínimo exigido por el Reglamento del Parlamento de Cataluña.

Con esta estrategia lo que se persigue es simplemente mantener el desafío contra el Estado de Derecho y obligar al juez Pablo Llarena a mantener preso al candidato Jordi Sánchez para que no se cometa un fraude de Ley. A continuación, se presentaría al segundo candidato, Jordi Turull, que aunque en libertad provisional, en unas semanas puede ser inhabilitado al ser procesado. Así que se puede dar el caso de que sea finalmente investido e incluso llegue a prometer el cargo e incluso firmar Gobierno, pero que en un plazo breve se emita el Auto de procesamiento e inhabilitación para cargo público. Lo que no parece tan claro es que puede pasar si ese Auto es recurrido al Tribunal Constitucional aludiendo a la ya consabida legitimidad del Parlamento como representante de la voluntad del pueblo catalán, la inviolabilidad de los parlamentarios, y por tanto de los componentes del Gobierno de la Generalidad incluido su Presidente. Estaríamos en un choque de legalidades y legitimidades por la simple razón de no existir una condena en firme con las penas que finalmente se establezcan. Es decir, estaríamos en una Justicia preventiva que presupone una sentencia condenatoria sin que se haya celebrado juicio ni agotado la vía de recursos posibles. Aunque es verdad que, al ser el Tribunal Supremo, estos son casi nulos. Pero eso ya lo saben los golpistas.

No veo nada claro que finalmente Jordi Turull no sea el hombre de paja de un Gobierno que va a estar teledirigido por el fugitivo Carles Puigdemont y su cohorte de exconsejeros, incluso con reuniones, periódicas o singulares en función del asunto a tratar, con componentes del Gobierno de la Generalidad desplazados a Bélgica para escenificar la ilusión de un Gobierno de la República de Cataluña en el exilio. Incluso nada impediría que en las reuniones del Gobierno se incorporase Puigdemont por videoconferencia con una conexión estable y localización de pantalla en un lugar idóneo de la sala de reuniones. Unas conexiones que nadie controlaría dada la propia naturaleza de secretismo que envuelve a cualquier reunión de los Ejecutivos, ya sea el del Gobierno de España o de los Gobiernos autonómicos. Una situación indeseable que sí que sería un fraude de Ley y una burla al Estado de Derecho, pero que puede ser una realidad si finalmente Carles Puigdemont logra imponer a sus candidatos.

Algunos podrán decir que estoy haciendo política ficción y que ese escenario nunca se llegará a permitir que suceda. Lo malo es que hasta ahora si se ha demostrado algo es la inoperancia de las escasas medidas adoptadas, incluidas las del sobrevalorado artículo 155 de la Constitución. Son hechos irrefutables el que los golpistas han conseguido alcanzar sus objetivos celebrando una consulta y un referéndum ilegales, ganando el pulso al Estado y a todos sus medios de intervención. Basta recordar el lamentable y vergonzoso espectáculo del día del referéndum el 1 de octubre del 2017 y la impunidad de los máximos responsables con un ex Mayor de los Mossos en libertad y unos subalternos ni siquiera investigados. Han pasado casi cinco meses desde esos acontecimientos y seguimos mareando la perdiz y recabando pruebas como si no existiesen ya suficientes tanto audiovisuales e informáticas como en papel. Es evidente que la lentitud de los procesos judiciales beneficia a los infractores. Y en este caso, hemos llegado a la aberrante situación de que los mismos golpistas aspiran a recuperar sus cargos públicos al mantener sus derechos constitucionales en vigor, sobre todo el derecho a de sufragio pasivo, y lo peor es que nada podría impedir que fuesen investidos, sin provocar un retorcimiento de la Ley.

Los golpistas han sabido sacar provecho de unas medidas timoratas de intervención. Han burlado a la Justicia y algunos siguen prófugos y disfrutando de una total libertad de movimientos sin que a corto o medio plazo pueda cambiar esta situación de impunidad. Y mientras, se cae en el ridículo más espantoso con actuaciones como la de incordiar al separatista Pep Guardiola sometiendo a continuos registros a su avión particular cada vez que aterriza en España o se montan operaciones de filtro en fronteras a la caza de los fugitivos por si intentan colarse y dar un golpe de efecto. Ni siquiera tenemos la certeza de la efectividad de esta macro causa abierta y aún en fase de instrucción, ya que, si nos atenemos a otros antecedentes como el juicio sobre los atentados del 11M, con apariciones estelares de jueces como Bermúdez y sus confidencias de alcoba con la edición de un libro por su mujer, podemos perder la esperanza de que se imparta justicia y los responsables sean condenados. Podemos asistir al triunfo del golpismo y el refuerzo de sus pretensiones de independencia.

Solo faltaba la bufonada de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que en su fabulación ha llegado no solo a liarse en su descabellada e increíble excusa de su plantón al Rey, Jefe del Estado, sino que se atreve a declarar sobre una supuesta conversación privada mantenida con el monarca n la que según ella, le abroncó diciéndole que no había tenido empatía con las víctimas y que debía haber mediado en el conflicto, a lo que D. Felipe le respondió que su misión era la defensa de la Constitución. La verdad es que creo que en su papanatismo sectario es posible que se atreviese a espetarle a sí al Rey, ya que en se atrevió a abroncar a un alto mando representante del Ejército español en el stand de un congreso sobre enseñanza diciéndole que no deberían estar allí. Porque otra cosa no, pero a esta individua le sobra desfachatez y atrevimiento. Y ya se sabe que la ignorancia es muy atrevida.

En cualquier caso lo que se demuestra es que el sectarismo de esta individua lo tiene muy arraigado y ha dado muestras más que suficientes de ello. Desde luego no es la alcaldesa que se merecen los barceloneses, algo que deben al apoyo del PSC en el ayuntamiento para su investidura y en su posterior mandato, hasta que decidieron romper esa relación tóxica. Pero el mal ya está hecho y no se va a resolver hasta el próximo año con las nuevas elecciones municipales.

Esta semana y la próxima prometen ser interesantes y decisivas a la hora de ver hasta dónde llegarán los golpistas en su desafío y hasta dónde llegará la respuesta de la Justicia y del Estado de Derecho. Me temo lo peor.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 11 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31