Un país a la deriva

Un orate muy espabilado.

03.02.18 | 10:07. Archivado en Política Nacional

PUIGDEMONT QUIERE CONVERTIR WATERLOO EN SU AUSTERLITZ. MARIANO RAJOY IMPASIBLE EL ADEMÁN HACE EL DON TANCREDO.

No hay nada que más irrite a un político que el ser pillado “in fraganti” en sus imposturas y demagogia populista. Y este ha sido el caso de Carles Puigdemont en su intento de hacer de una mansión de lujo en la zona exclusiva del pueblo de Waterloo su lugar de residencia en el exilio y quizás su personal Palau del Gobierno de la Generalidad en el exilio, caso de lograr ser investido. El caso es que, gracias a la indiscreción de la agencia inmobiliaria, quizás para aprovechar la publicidad y el tirón mediático de tener a tan “ilustre” cliente, la operación ha quedado al descubierto. Y claro, esta indiscreción se suma a la otra de su compañero de Gobierno y de fuga el exconsejero de Sanidad Toni Comín con la exposición distraída de los mensajes por sms que le iba mandando Carles Puigdemont en sus horas bajas anímicas al ver fracasada y aplazada su investidura. Y no deja de tener su gracia el que haya elegido precisamente ese lugar cuyo nombre recuerda el final de las guerras napoleónicas con la derrota de Napoleón Bonaparte y su exilio definitivo en la isla de Santa Elena.

Una comparación que el periodista Ignacio Camacho no ha querido desaprovechar en un satírico artículo donde ve una similitud entre ese personaje histórico, icono típico y tópico de orates con delirios de grandeza, y el fugitivo Carles Puigdemont diciendo “Está a cinco minutos de pasearse con un gorrito de piantao, como dicen los porteños, dando trancos con una mano a la espalda y otra en el pecho. La ocurrencia de alquilar una casa en Waterloo, probablemente destinada a sede de una fantasmal república en el destierro, revela hasta qué punto el prófugo ha extraviado la conciencia de la situación para enredarse en el laberinto de un pensamiento ilusorio, de un trastornado devaneo”. Creo sinceramente que es muy prematuro dar por amortizado a Carles Puigdemont. Dudo que viva en una realidad paralela y creo que todo sigue un plan perfectamente estructurado en el que intenta mantener el pulso, no ya a la Justicia y al Gobierno de España, sino también a sus antiguos socios de ERC que le quieren liquidar y a los de su propio partido que le exigen que se eche a un lado. Y para ello cuenta con importantes apoyos y sobre todo, con una fuerte financiación.

Y su principal motivación viene de algo bastante atávico y primario, el instinto de supervivencia. No solo en lo personal, por el terror que le produce la visión de un futuro carcelario prolongado, sino además en lo político, aferrándose a la utopía de seguir reivindicándose como el legítimo Presidente del Generalidad revalidado en las urnas en estas forzadas elecciones a las que no dudó en presentarse como candidato y crear una nueva formación política, Junts per Catalunya, incluyendo a destacados representantes de los movimientos sociales independentistas más radicales como Jordi Sánchez de la ANC. Su estrategia básica fue consolidar esa imagen de represión del Estado español con su cese y el de todo el Gobierno de la Generalidad, la intervención de las Instituciones de Cataluña y la encarcelación de exconsejeros, la persecución política con la Euroorden de detención y su victoria al ser la fuerza independentista más votada. Todo ello como aval para reclamar su supremacía y legitimidad para ser investido de nuevo como Presidente de la Generalidad. Eso sí, obligado a mantener el exilio por esa persecución.

No creo que ese sea el comportamiento de un orate, sino el de alguien que sabe muy bien lo que quiere y aprovecha todos los medios a su alcance para conseguir sus objetivos. Y en esa estrategia por supuesto que entra la de “vestir la mona” y dar empaque a una falacia, la de hacer creer que Cataluña es un Estado, una República con un Gobierno en el exilio y no una Autonomía más de España con un prófugo que pretende ser investido como Presidente de forma telemática y gobernar sin pisar el Palacio de la Generalidad desde su lujosa mansión. Por cosas del azar, quiere convertir su residencia en Waterloo en su propio Austerlitz de victoria sobre la gran coalición que pretende desterrarlo. Lo que no sé es si en esa comparación con quien dominó Europa y fue el responsable de millones de muertes, al final será detenido y cumplirá su reclusión en su Santa Elena particular.

Lo que ya empieza a ser insoportable es la actitud flemática e impasible de Mariano Rajoy Brey. Su exasperante “control de los tiempos”, que no es más que hacer el “Don Tancredo” de forma permanente, va a terminar con la paciencia de todos los españoles, y lo que es peor, con la España que conocemos por su desastrosa estrategia y falta de firmeza ante el desafío secesionista en Cataluña. Han sido una serie de errores concatenados desde que Carles Puigdemont asumió el mando como Presidente del Gobierno de la Generalidad designado por la CUP. Un hombre que desde el primer momento se alineó con el radicalismo dando un impulso y acelerando el proceso de independencia con constantes actuaciones de violación de derechos constitucionales de los ciudadanos no independentistas de esa comunidad, creación de estructuras de Estado, dotación presupuestaria de las mismas con cargo a los fondos públicos con reclamaciones al FLA de compensaciones por infra financiación, creación de una propia Constitución y planes de secesión, fidelización de las fuerzas de Seguridad Pública, purga ideológica en las Administraciones con trabas discriminatorias, etc.

Una concatenación de errores que ya he relatado de forma reiterada e insistente en anteriores escritos y que no quiero volver a enumerar por ser de sobra conocidos por todos y por otros muchos, ignorados de forma vergonzosa. Una estrategia basada en el apaciguamiento a base de concesiones económicas, de políticas de no injerencia y de abandono real del Estado de Derecho al permitir de forma sistemática la violación de derechos fundamentales de los ciudadanos y la política de coacción y represión del independentismo sobre el resto de la población. Una impunidad que tuvo su expresión más vergonzante con la pitada del himno nacional de España en el Camp Nou con la presencia del Jefe del Estado, el Rey D. Felipe VI. Algo ya convertido en normal, como es la constante actitud de difamación, injurias y apología del independentismo que llevan a cabo los medios públicos financiados con dinero de todos los españoles de la RAC 1 y TV3. Una actitud que solo demuestra la absoluta incapacidad de este Gobierno para cumplir con su deber de garantizar el cumplimento de la ley (véase la Constitución de España).

Pero esta vez de nada le va a valer a Mariano Rajoy seguir haciendo el Don Tancredo y esperar a que el tiempo resuelva los problemas. Este de la secesión de Cataluña lejos de pudrirse parece haber sido embalsamado y permanece incorrupto (es un decir metafórico ya que internamente la corrupción afecta a todo el organismo) mostrando la misma cara y todos sus rasgos. Carles Puigdemont sigue siendo no una china en el zapato, sino como ese muro del norte de la serie Juego de Tronos que nadie se atreve a traspasar y enfrentarse con las hordas salvajes del otro lado. Y es que el miedo es libre, confundiéndose a veces la paciencia, la prudencia y la templanza con lo que no es sino simple cobardía.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Juan A. Fernández Martínez 03.02.18 | 13:00

    Ya vale de aguantar memeces.Un abrazo.

Domingo, 25 de febrero

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos

Hemeroteca

Febrero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728