Un país a la deriva

Insumisión y vuelta a las hostilidades.

30.01.18 | 09:48. Archivado en Política Nacional

ES FÁCIL EXIGIR A OTRO QUE SE SACRIFIQUE, LO INCREIBLE ES QUE ACEPTE EL MARTIROLOGIO. EL INDEPENDENTISMO OBLIGADO A ELEGIR ENTRE EL PRAGMATISMO Y LA RADICALIDAD.

En más de una ocasión he acusado a ERC y también a la CUP de ir a remolque de la derecha corrupta de CDC de Jordi Pujol y Artur Mas, y ahora del PDeCAT o JxPC de Carles Puigdemont. Un papel que no dudo en calificar de colaborador útil y fácilmente confundible con el de panoli. Basta ver el declive de un encarcelado, silenciado y compungido Oriol Junqueras, la hipócrita sumisión de su segunda en ERC, Marta Rovira y del resto de su partido en aceptar el liderazgo de un prófugo cobarde como es Carles Puigdemont que solo ha maniobrado para salvaguardar sus propios intereses personales. Yo no sé si la fuga estuvo, como algunos dicen, pactada en una reunión de todo el Gabinete del cesado Gobierno de la Generalidad en aquel fin de semana tras la aprobación por el Senado de las medidas de intervención amparadas bajo el artículo 155 de la Constitución. El caso es que, en ese supuesto reparto de papeles, cinco exconsejeros y el expresidente Carles Puigdemont abandonaron España para ir a refugiarse a Bélgica, siendo conscientes de que era el mejor sitio para eludir la acción de la Justicia, en la previsible orden de detención que la jueza Carmen Lamela emitiría tras su incomparecencia a declarar en la Audiencia Nacional.

No hay que ser muy avispado para deducir la disparidad de las situaciones entre unos y otros. Los que se quedaron para declarar tuvieron diferente destino, desde su ingreso en prisión incondicional y sin fianza, como Oriol Junqueras y Joaquim Forn, a eludirla con medidas cautelares y tras el pago de una fianza variable en función del grado de responsabilidad que la jueza estimó, como fue la Presidenta de la Mesa del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell cuya libertad le ha permitido mantener su cargo hasta la constitución del nuevo Parlamento. Por otro lado los fugados gozaron de plena libertad hasta que una Euroorden de detención y entrega a la Justicia de España les obligó a acogerse a la intermediación de la más que permisiva justicia belga, cuyo juez designado comenzó su dilatado y minucioso estudio de la Euroorden sobre todo en la delimitación de los delitos imputados. Una situación de incertidumbre jurídica que obligó al nuevo juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena a retirar la Euroorden para evitar la posibilidad de unos condicionantes a la hora de imputar delitos no recogidos o interpretados de forma divergente en la legislación belga. Finalmente se partió de que unos estaban presos y con limitados medios para comunicarse y otros gozando de plena libertad de movimientos y de acceso a medios de comunicación.

Una situación muy desequilibrada en la que el líder de ERC, Oriol Junqueras nunca pudo competir en igualdad de condiciones ni de medios con el fugitivo Carles Puigdemont, que además aparecía ante los independentistas como una especie de héroe que defendía la dignidad de las Instituciones de Cataluña y de erigía como el Presidente de la Generalidad legítimo. Y eso no impidió el que se aprovechase de su situación de ventaja para desafiar incluso a su propio partido creando una nueva formación, “Junts per Catalunya”, y elaborando una lista electoral de integración donde incluyó a personajes como el Presidente de la ANC, Jordi Sánchez y otros, relegando a sus camaradas del PDeCAT hasta la posición 28. Y lo que motivaba a Carles Puigdemont se resume en esa frase donde de forma inconsciente desnuda su pensamiento mezquino al decir “es mejor ser Presidente que presidiario”. Y eso dicho desde su lujoso régimen del “todo incluido” de su dorado exilio en Bélgica donde disfruta de una suite presidencial en un hotel de la cadena HUSA, y del espléndido chalet en zona residencial del un magnate del independentismo flamenco belga.

Yo no sé si Oriol Junqueras en estos casi tres meses de prisión ha tenido tiempo para reflexionar sobre este reparto de papeles en el que él no ha salido bien parado. Y no solo se trata de su situación personal, sino de esa sensación de haber sido traicionado por tus más directos colaboradores, cumpliéndose aquello de hacer leña del árbol caído. Es inaudita la actitud de ERC y su acatamiento lacayo y sumiso del liderazgo que exhibe un petimetre como es Carles Puigdemont que ha sabido muy bien aprovechar la debilidad de su principal competidor Oriol Junqueras y su partido ERC. Y con solo dos escaños de diferencia, se impone y exige fidelidad y embarcarse en una nueva desobediencia que solo traerá que se prolongue la intervención y la nulidad de todas las actuaciones. Y esto ya se pasa de seguidismo táctico para entrar directamente en el suicido político cuyas consecuencias se verán en las inevitables nuevas elecciones donde el fugitivo espera mejorar sus resultados y afianzar ese liderazgo.

Y va a ser precisamente la Mesa del Parlamento presidida por un radical de ERC como es Roger Torrent y con mayoría independentista sustentada en dos ERC y dos de JxCAT, la que decida. Y al parecer ya han tomado la decisión de no suspender el pleno y aceptar que el discurso de investidura sea leído por un Diputado de JxCAT, es decir por persona interpuesta, algo expresamente rechazado por el Tribunal Constitucional en sus medias cautelares. Esta nada sorprendente decisión corroboraría en primer lugar lo que ya adelanté estos días de que el cobarde fugitivo Carles Puigdemont no tendrá el valor de volver a España y exponerse a ser detenido y llevado a prisión. Y en segundo lugar la verdadera intención del independentismo en la reiteración a seguir delinquiendo haciendo caso omiso de las sentencias de los Tribunales de España y anteponiendo una legitimidad de la que carecen. Una decisión que, de confirmarse, debería ser recurrida de modo urgente por el Gobierno de España y, en buena lógica, anulada por el Tribunal Constitucional, llegando incluso a la suspensión del pleno convocado para esta tarde.

Estamos en lo que se debe calificar como comienzo de hostilidades entre los independentistas del nuevo Parlamento de Cataluña con el Estado de Derecho. Una situación de extrema gravedad que hace necesario mantener e incrementar la firmeza de la intervención y que debería dar lugar una respuesta contundente como la de proponer la ilegalización de estos partidos que vuelven a intentar recomponer un escenario para relanzar su fallido golpe de Estado y su hoja de ruta hacia la independencia. La decisión de la Mesa del Parlamento requiere acción inmediata y su neutralización con la denuncia y encausamiento de los responsables, con el Presidente de la Mesa, Roger Torrent, como máximo responsable junto a sus tres cómplices de ERC y JxCAT.

Faltan escasas horas para ese pleno y como ya sucedió en aquél otro donde se votó de forma anónima la instauración de la República independiente de Cataluña y que dio lugar a la intervención, el independentismo está dispuesto a proseguir con las hostilidades y montar un espectáculo de rebelión en el que no faltarán las huestes de fanáticos de la ANC usados como escudos humanos mientras transcurre el aquelarre infame en un Parlamento que ha perdido toda legitimidad y que justifica a una obligada intervención del Estado para garantizar la legalidad vigente y el Estado de Derecho. Y en estos decisivos momentos no nos puede faltar determinación y unidad frente a aquellos que quiere destruir nuestra convivencia y nuestra Nación. Ha llegado la hora de presentar batalla contra los enemigos de España. Ha llegado la hora de que la democracia se defienda contra el totalitarismo intransigente de unas minorías. Ha llegado la hora de no eludir las hostilidades, porque somos más y la razón está de nuestra parte.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 21 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031