Un país a la deriva

Insumisión y vuelta a las hostilidades.

30.01.18 | 09:48. Archivado en Política Nacional

ES FÁCIL EXIGIR A OTRO QUE SE SACRIFIQUE, LO INCREIBLE ES QUE ACEPTE EL MARTIROLOGIO. EL INDEPENDENTISMO OBLIGADO A ELEGIR ENTRE EL PRAGMATISMO Y LA RADICALIDAD.

En más de una ocasión he acusado a ERC y también a la CUP de ir a remolque de la derecha corrupta de CDC de Jordi Pujol y Artur Mas, y ahora del PDeCAT o JxPC de Carles Puigdemont. Un papel que no dudo en calificar de colaborador útil y fácilmente confundible con el de panoli. Basta ver el declive de un encarcelado, silenciado y compungido Oriol Junqueras, la hipócrita sumisión de su segunda en ERC, Marta Rovira y del resto de su partido en aceptar el liderazgo de un prófugo cobarde como es Carles Puigdemont que solo ha maniobrado para salvaguardar sus propios intereses personales. Yo no sé si la fuga estuvo, como algunos dicen, pactada en una reunión de todo el Gabinete del cesado Gobierno de la Generalidad en aquel fin de semana tras la aprobación por el Senado de las medidas de intervención amparadas bajo el artículo 155 de la Constitución. El caso es que, en ese supuesto reparto de papeles, cinco exconsejeros y el expresidente Carles Puigdemont abandonaron España para ir a refugiarse a Bélgica, siendo conscientes de que era el mejor sitio para eludir la acción de la Justicia, en la previsible orden de detención que la jueza Carmen Lamela emitiría tras su incomparecencia a declarar en la Audiencia Nacional.

>> Sigue...


Domingo, 26 de mayo

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Hemeroteca