Un país a la deriva

Cuando los independentistas se ponen "estupendos"

19.01.18 | 09:37. Archivado en Política Nacional

¿PODRÁ ESTA VEZ EL GOBIERNO DE ESPAÑA CUMPLIR CON SU DEBER Y EVITAR UN NUEVO FRACASO?


Hay un dicho que afirma que “no existe el terrorista moderado”, ante la tendencia que hay en algunos políticos a aplicar eso del “buenismo” a la hora de encontrar resquicios ante comportamientos como el terrorismo que no distingue entre víctimas a la hora de hacer del terror su medio de presión social. La experiencia ha demostrado que esa figura utópica es inexistente y que intentar aplacar a las fieras no es una táctica eficaz y no les despoja de sus instintos primarios. En esa adulación y aplacamiento se ha llegado al absurdo de otorgar el premio Nobel de la paz a terroristas manchados con la sangre inocente de sus víctimas. Y de eso tampoco se libra España que tiene sobrados ejemplos de haber intentado aplacar a la fiera de ETA, a base de indultos camuflados, huidas consentidas y reuniones discretas de negociación en aquello que se llamó “paz por territorios”. Y es que, salvando las distancias, existe una similitud entre esa estrategia y la que lleva décadas practicándose con los nacionalismos independentistas en El País Vasco y en Cataluña, con ese nacionalismo al que inapropiadamente se ha calificado de “moderado” tan solo porque han puesto una ralentización temporal a sus exigencias, hasta que han considerado oportuno acelerar.

>> Sigue...


Miércoles, 15 de agosto

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos

Hemeroteca